Estás navegando por el archivo de Ficción y temas afines.

“Los perros duros no bailan”, de Arturo Pérez-Reverte

el 19 julio, 2018 en Libro de la Semana

Los perros duros no bailan

Los perros duros no bailan

Pérez-Reverte, Arturo

ISBN

978-84-204-3269-4

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Hay libros de los que es difícil hablar. Hay libros que recordamos después de un tiempo de haberlos leído. Hay libros provocadores.

Pérez-Reverte regresa a su estado más puro para rendir homenaje a una de sus pasiones, los perros. Me ha recordado mucho a su Territorio comanche (convertida en lectura recomendada en muchos institutos), por aquello que se lee en ella de que en la guerra las víctimas principales, las únicas realmente inocentes, son los niños y los animales.

Una novela corta y magistral donde los personajes son perros, como en un nuevo coloquio cervantino. Animales de todos los estratos sociales (callejeros, guardianes, de pelea, residentes en mansiones de buenas familias…) pero todos ponen de manifiesto el valor de la amistad, la lealtad y el compañerismo. Son capaces de darlo todo por sus amigos.

Conoceremos los lugares donde acuden los perros cuando se escabullen del control de sus dueños, viajaremos a los ambientes más sórdidos donde los animales se convierten en carnaza, en un simple objeto económico, víctimas de las apuestas.

Entre la crítica social y el amor por los perros, un siempre polémico Arturo Pérez-Reverte, no nos deja indiferentes. Debemos tomar partido, yo me he convertido en un fan de Negro.

Víctor Castillón, Librería Castillón (Barbastro, Huesca)

Siete viajeros

el 18 julio, 2018 en Recomendaciones temáticas

Muchas veces hemos escuchado eso de que leer es viajar, o de que, cuando antiguamente sólo unos pocos intrépidos podían viajar realmente, leer era una forma de trasladarse a otros lugares, soñar con ellos, imaginarlos… La lectura, pues, entendida un poco como triste sucedáneo. Pero a algunos de nosotros nos ocurre algo muy distinto y, ahora que se han acabado los viajes de verdad y que sólo queda la posibilidad de dejarse trasladar por el mundo, seguimos desplazándonos por ahí, ante todo, para poder leer mejor, para tratar de entender más profundamente cosas que hemos leído. Cuando uno pasa un par de noches en la Vega de Granada comprende mejor los poemas (y el teatro) de Federico García Lorca, hasta que no se pasea unas horas por las cuadriculadas calles de Oak Park no se siente que se va a poder descifrar mejor los cuentos de Hemingway, etcétera. Que cada uno ponga sus ejemplos, pues todos lo habremos sentido en algún momento, en algún lugar, de modo que insistimos: no leemos para viajar de otro modo, como consolación, sino que viajamos en busca de claves de lectura, de pistas, de señales, de confirmaciones…

 

ESTAMBUL, de Orhan Pamuk (Literatura Random House)ESTAMBUL, de Orhan Pamuk (Literatura Random House)

Pero, eso sí, también se pueden hacer viajes y expediciones y exploraciones apasionantes en tu propia ciudad natal, en el lugar donde has vivido siempre…, lanzar declaraciones de amor a tus calles que a la vez rebosen erudición por su historia, apego por sus habitantes, implicación en sus sucesos y sus leyendas y, una vez más, sus relatos. Orhan Pamuk arrebató a los lectores de todo el mundo en 2005 con su retrato sentimental de Estambul, y muy probablemente ese libro fue determinante para que se le concediese el Premio Nobel al año siguiente. Ahora ha aparecido una edición de Estambul. Ciudad y recuerdos que se presente como “definitiva” y que es realmente suntuosa, irresistible, al incluir el texto original de Pamuk, acompañado de nuevos paratextos y, sobre todo, ilustrado con una magnífica y voluminosa colección de fotos y postales de la vieja Constantinopla. Pocas veces una ciudad se ha visto traducida a libro de un modo tan espectacular y satisfactorio.

Encuéntralo en tu librería.

 

TODAS LAS HISTORIAS, de Enric González (RBA)TODAS LAS HISTORIAS, de Enric González (RBA)

Es un lugar común que buena parte de la mejor literatura contemporánea se ha podido leer en los periódicos, en las columnas de opinión, en las crónicas deportivas o taurinas, en las entrevistas, en la crítica literaria o musical o de teatro… ¿Y qué haríamos sin los corresponsales? Enric González ha practicado buena parte de los géneros periodísticos recién listados, pero fue al “tomar el pulso” de Nueva York, de Londres o de Roma donde González ofrece lo mejor de sí, páginas amargas o desternillantes, apasionadas o escépticas, luminosas o medio tétricas. Con necrológicas y con exaltación, entre la gloria y la elegía, y con felicísimas incursiones futbolísticas, esta recopilación (con recapitulación) de todas sus crónicas es una lección de periodismo, esto es, una lección de literatura, es decir, una lección de la más ruidosa y apacible vida.

Encuéntralo en tu librería.

EN LA PATAGONIA, de Bruce Chatwin (Península)EN LA PATAGONIA, de Bruce Chatwin (Península)

En el que es el libro más clásico de un verdadero clásico de los viajes del siglo XX, Bruce Chatwin ofreció, aparte de una ópera prima asombrosa, todo un ejemplo de cómo contar una peripecia personal por el fin del mundo (o por lo que todavía resultaba el fin del mundo a las alturas de 1977 para alguien nacido en Sheffield en 1940). Es famoso que, en su caso, la “magdalena” que desencadenó todo fue el fragmento de una supuesta piel de brontosaurio llegada de la Patagonia que su abuela guardaba y exhibía en una vitrina. Había sido un primo de esa abuela el que, décadas atrás, recogió la reliquia que fascinó al niño e iluminó su infancia, y ese pequeño cuero, casi a modo de mapa, guió sus pasos hacia el otro costado del mundo, de donde Chatwin no se trajo restos orgánicos sino uno de los libros más apasionantes que hemos leído.

Encuéntralo en tu librería.

 

VIAJAR, de Robert Louis Stevenson (Páginas de Espuma)VIAJAR, de Robert Louis Stevenson (Páginas de Espuma)

Lo ideal es que las páginas sobre determinados lugares, ya sean propios o ajenos, ya sean visitados durante unas pocas horas o estén habitados por el cronista durante años…, se complementen con algún tipo de teoría del viaje, o que por lo menos se adivine que subyace en ellas una filosofía, un punto de vista particular y original. En este libro se reúnen los ensayos que Robert Louis Stevenson aportó en esas dos líneas, tanto las descripciones de lugares (desde su Edimburgo natal a, por ejemplo, Nueva York, pero siempre en Europa y América, sin llegar a esas legendarias Islas del Sur sobre las que escribió narraciones y en las que acabó muriendo) como sus reflexiones al hilo de los desplazamientos, del vagabundaje, de la errancia (entre los que destaca, traducido ahora por Amelia Pérez de Villar, esa glosa a William Hazlitt, “Viajes a pie”, que también acaba de reproducirse en Caminar).

Encuéntralo en tu librería.

 

VIAJES CON CHARLEY, de John Steinbeck (Nórdica Libros)VIAJES CON CHARLEY, de John Steinbeck (Nórdica Libros)

“Cuando yo era muy joven y sentía dentro ese ansia de estar en otro sitio…” Hay primeras frases que son reconocibles incluso la primera vez que las lees, y quienes hayan leído Las uvas de la ira, o Al este del edén, o ese cuento maravilloso que es Los crisantemos, o ese desgarrador making of de Las uvas… que se tituló Los vagabundos de la cosecha… sabemos que estamos en casa en cuanto leemos ese arranque, lo cual es paradójico, pues se trata de un libro en el que John Steinbeck, ya con cincuenta y ocho años, comprendió que había olvidado lo que eran los Estados Unidos reales y se fue a recorrerlos con su perro Charley y su vieja furgoneta Rocinante. Su concepto de viaje era el romántico: “no hacemos un viaje: nos hace él a nosotros”, pues “un viaje es como el matrimonio: la forma segura de equivocarse es pensar que lo controlas”, de modo que en estas páginas regresamos a la esencia del género: territorios inhóspitos mirados y contados con inteligencia y talento. Este libro nos lleva a nosotros a “la América profunda”, y a Steinbeck lo llevó a Estocolmo cuatro años después.

Encuéntralo en tu librería

 

CONFINES, de Javier Reverte (Plaza & Janés)CONFINES, de Javier Reverte (Plaza & Janés)

Quienes por una parte admiramos los libros de Javier Reverte, seguramente el mejor escritor español vivo de viajes, y por otra somos adictos a todo lo que llegue del Gran Norte, encontramos en este Confines. Navegando aguas árticas y antárticas una pequeña cajita de sueños y placeres, con la ventaja de que también se nos lleva en él a lo más meridional. A través, fundamentalmente, de conversaciones con lugareños (inolvidable aquella con la “malcasada” noruega o,algo más inquietante pero no mucho menos divertida, la que mantiene con el pinochetista), Reverte acierta a levantar un retrato contemporáneo de esos extremos, aunque en lo que respecta al Sur también ensaya una historia de las exploraciones, los intereses, las carreras, las gestas más o menos logradas.

Encuéntralo en tu librería.

 

 

LA ISLA, de Giani Stuparich (Minúscula)LA ISLA, de Giani Stuparich (Minúscula)

Si las crónicas de viajes son, al cabo, un subgénero de la narrativa, hay un subgénero de ese subgénero que consiste en la narración del regreso al hogar, a la patria, a la semilla. Esa línea ha proporcionado obras maestras de muchos tipos tanto en la narrativa (como la sublime Conversación en Sicilia de Elio Vittorini) como incluso en la poesía (el poema “Reference Back” de Philip Larkin…), y aquí traemos otra nouvelle muy celebrada, cuyo epiloguista, Claudio Magris, califica con razón de “relato admirable de vida y muerte”. Un moribundo pide a su hijo que le acompañe por última vez a la pequeña isla adriática en la que aquél nació, pues, como dirá después, ya llegados, “de viejos nos gusta asegurarnos de que el mundo no ha cambiado del todo”… Contado principalmente desde la perspectiva del hijo treintañero, éste es un relato precioso sobre la nostalgia preventiva, sobre cómo amar lo que se apaga.

Encuéntralo en tu librería.

 

 

“Recuerdos durmientes”, de Patrick Modiano

el 16 julio, 2018 en Libro de la Semana

Recuerdos durmientes

Recuerdos durmientes

Modiano, Patrick

ISBN

978-84-339-8012-0

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Entre los siete mil millones de seres humanos que aproximadamente, según Naciones Unidas, habitan hoy este contradictorio planeta nuestro, sólo uno es capaz de escribir los libros de Patrick Modiano, y ésa es una impresión menos obvia o boba de lo que pudiera parecer en un primer momento, pues lo que queremos decir es que los libros de Modiano parecen sencillos, a veces superficiales, hechos con nada… y sin embargo nadie sabría imitarlos con éxito. Sus prestigiosas narraciones son leves, sí, pero también indagadoras, son directas pero también extrañamente poéticas, están escritas con una prosa casi impersonal que, sin embargo, esconde claramente galerías ocultas y se nos presentan de forma directa pero rebosantes de misterios más o menos declarados. Casi todos sus libros son, al cabo, relatos de fantasmas, y remiten a un pasado, invariablemente parisino, con tantos enigmas como los pasillos de las pirámides del Valle de los Reyes, en ese Egipto que también fue francés.

“A veces, me gustaría dar marcha atrás y volver a vivir todos esos años mejor de lo que los viví”, leímos en Un pedigrí, la primera novela de Modiano que publicó Anagrama, y eso es algo en lo que se insiste por extenso ahora y que en realidad se ha ido insinuando a lo largo de esa línea novelística de Modiano que ensaya una particularísima autoficción, y en la que parece querer espantar espectros personales, saldar cuentas pendientes consigo mismo, atar cabos sueltos. Hay otra veta en su obra que es más histórica, y, aunque afectó a personas tan cercanas como sus padres, habla más bien de los años de la Ocupación alemana o incluso de antes, de modo que las novelas de esa vertiente exploran situaciones o retratan personajes no con la memoria sino con la reconstrucción histórica o, más frecuentemente, con la imaginación literaria, completando con la ficción lo que los documentos (o, mejor, su ausencia) callarán o disfrazarán por siempre. “Nadie se acuerda de nada”, se leía en Dora Bruder (acaso, en general, la novela más perfecta de Modiano), pero aquí está la literatura para desquitarnos un poco.

Recuerdos durmientes (que se publica simultáneamente a la obra teatral Nuestros comienzos en la vida y a Lacombe Lucien, un guión de cine escrito junto a Louis Malle, todo traducido por María Teresa Gallego Urrutia) es una novela que comienza de un modo amable y va derivando hacia confidencias valientes, por serias. No vamos a desvelar nada, pero Modiano (o su trasunto literario) despacha en este libro lo que, técnicamente, pudo ser complicidad en un asesinato de 1965, y aunque la participación del narrador (o del personaje) fue puramente conjetural, y por supuesto a posteriori, “sin comerlo ni beberlo”, las consecuencias o los riesgos son suficientes como para que el Premio Nobel de 2014 todavía escriba sobre ello con cautela (o, hábilmente, lo finja). Los personajes, en un apunte genial, “hablan con puntos suspensivos” sobre el ¿accidente?, o se habla de ciudadanos que van “andando al lado de su vida”… Sin humor, pero con tino, con finura, con elegancia inimitable, Modiano nos cuenta que “durante mucho tiempo estuve convencido de que los encuentros de verdad sólo podían tener lugar en la calle”, y sus novelas son un monumento a esa certeza. Callejeras y epifánicas, cotidianas pero inextricables, urbanas pero secretamente salvajes, las narraciones de Modiano funcionan ya como un plano literario de París que pudiera superponerse al París real, a escala 1/1 pero mejorándolo, embelleciéndolo o, por lo menos, haciéndolo más interesante, más seductor, más mágico.

Librería Canaima (Las Palmas de Gran Canaria)

Los libros de julio de 2018

el 5 julio, 2018 en Los Más Recomendados

Los libros están vivos, y en sí mismos son vida; y los libros son fáciles: se van con cualquiera que los desee; y los libros son promiscuos: no les importa que los compartan y se van a la cama o al sofá con todo el mundo; y los libros son generosos: suelen dar mucho más de lo que reciben, pues, a cambio de unas pocas horas en las manos del lector, éste se queda para siempre con la esencia de aquél, con su enseñanza, con una frase, mientras el otro -los libros son pacientes…- espera a otro visitante. Y son humildes: ni siquiera parece importarles que los dejen a medias… Ya no estamos a las puertas del verano sino en su mismísimo corazón, y llega un tiempo tradicional de lectura, de libros gordos, de clásicos, pro también de los libros más recientes, para que septiembre no nos pille a contrapié. Aquí están las diez propuestas más repetidas y valoradas por los libreros independientes de España, diez libros compatibles con helados, granizados, césped, protector solar y arena. Se mancharán, sí, pero lo importante es que sus historias o propuestas nos salpiquen a nosotros.

La vida en tiempo de paz

La vida en tiempo de paz

Pecoraro, Francesco

ISBN

978-84-16291-67-0

Editorial

Periférica

Mas información

Luz de juventud

Luz de juventud

Rothmann, Ralf

ISBN

978-84-17007-39-3

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

El consumo de patata en Irlanda

El consumo de patata en Irlanda

O'Brien, Flann

ISBN

978-84-17281-59-5

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

La edad de la penumbra

La edad de la penumbra

Nixey, Catherine

ISBN

978-84-306-1954-2

Editorial

TAURUS

Mas información

Stop-Time

Stop-Time

Conroy, Frank

ISBN

978-84-17007-41-6

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

Conversaciones entre amigos

Conversaciones entre amigos

Rooney, Sally

ISBN

978-84-397-3446-8

Editorial

LITERATURA RANDOM HOUSE

Mas información

En defensa de la Ilustración

En defensa de la Ilustración

Pinker, Steven

ISBN

978-84-493-3462-7

Editorial

Ediciones Paidós

Mas información

La hermana menor

La hermana menor

Enriquez, Mariana

ISBN

978-84-339-0806-3

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

La tiranía sin tiranos

La tiranía sin tiranos

Trueba, David

ISBN

978-84-339-1620-4

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Los parentescos

Los parentescos

Martín Gaite, Carmen

ISBN

978-84-17308-88-9

Editorial

Siruela

Mas información

“Los treinta apellidos”, de Benjamín Prado

el 2 julio, 2018 en Libro de la Semana

Los treinta apellidos

Los treinta apellidos

Prado, Benjamín

ISBN

978-84-204-3460-5

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Cuatro años después de su anterior novela, Ajuste de cuentas (tiempo de total fiabilidad para los libreros, pues el autor se toma su tiempo en escribirlos, están muy trabajados y está fuera de esas prisas editoriales que a veces no son buenas), Benjamín Prado publica Los treinta apellidos, su última novela protagonizada por Juan Urbano (la cuarta en la serie de diez que tiene prevista el autor y que con total seguridad, conociendo su constancia y tenacidad, llevará a cabo) y pese a mi debilidad por Mala gente que camina -porque fue la primera novela que leí de Benjamín, y por lo que cuenta en ella-, entiendo que Los treinta apellidos es hasta el momento su mejor libro, se lee de un tirón, te atrapa desde las primeras líneas y es una novela que mezcla géneros, pues es de aventuras, surcan sus páginas piratas de todo tipo, también es negra o policial puesto que hay una investigación e incluso una mujer fatal, e histórica porque relata una parte muy oscura y bastante desconocida del pasado español en las colonias y en África. Tiene acción, suspense, amor, muerte, traiciones, ironía, erotismo y mucha aventura, que es la que vive Juan Urbano, quien acaba de pasar de ser un testigo protegido al que la mafia rusa podría haber eliminado por su testimonio, a volver a convertirse en el ciudadano anónimo, profesor de Literatura y escritor de biografías que recupera su normalidad. Justo cuando toma esa decisión, mientras está en el Masnou, en Barcelona, conoce en una noche de celebración a un hombre de buena familia y amanece en su casa, un palacete en la zona noble barcelonesa. Lluís Espriu y Quiroga le propone averiguar en Cuba el destino de los descendientes que su tatarabuelo, Joan Maristany dejó en La Habana, donde tuvo una hija que nadie nunca quiso reconocer…
Ahí empieza la trepidante aventura de Juan Urbano, un personaje al que hemos visto evolucionar en estos años, menos cínico y más comprometido, ahora incluso dispuesto a arriesgarlo todo. Acompañado de Mónica Grandes, emprende un viaje de descubrimientos y sorpresas en este periplo en el que conoceremos la historia de negreros, esclavistas y piratas del mar y los negocios, en un deambular tremendamente entretenido y didáctico que se asoma a los orígenes truculentos de las grandes fortunas de este país, con familias gallegas y catalanas protagonistas y unidas por la codicia, en una novela llena también de guiños a los escritores clásicos del mar y los piratas como Stevenson, Verne, Salgari y el propio Joseph Conrad, al que el autor homenajea, como si estuviésemos en El corazón de las tinieblas con una descripción de cómo estas familias españolas daban caza a africanos para llevarlos a Cuba a trabajar de esclavos en las plantaciones de azúcar.
Estas fortunas nacen con la inversión en astilleros catalanes y gallegos y luego la primera línea férrea en España en 1848, un negocio muy lucrativo que supieron mantener después en connivencia con el franquismo y los nacionalismos según sus propios intereses y que han evolucionado actualmente hacia otro tipo de colonialismo con sus corporaciones agroquímicas y de transgénicos, auténticos emporios maquillados en los países del tercer mundo.
Es Los treinta apellidos un libro que te enseña y te entretiene y que te sigue hablando una vez leído.

Ofrecemos un extracto del libro:

“En España, el golpe de Estado lo pagó el banquero Juan March, que les puso mil millones de pesetas a los sublevados encima de la mesa; en Alemania, el nazismo, el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial se pusieron en marcha, en Berlín, en 1933, en el Reichstag, en una reunión entre Hitler y los dueños de Opel, Bayer, Telefunken, Agfa, Siemens y Krupp: ellos le financiaron su ascenso al poder. Y tu amigo Joan Maristany era de esa cuerda y le habrá transmitido su forma de ver las cosas a sus descendientes. Son personas cuya idea de la evolución se basa en condenar a otros pueblos al subdesarrollo; que comen en platos de porcelana de Meissen lo que le quitan de la boca a los pobres; se llevan las materias primas, destruyen el arte indígena y la naturaleza, y lo poco que sobrevive lo exponen en museos y jardines zoológicos… Que en nuestro siglo aún exista la abominación de los safaris lo explica todo, que también en ese mercado del ocio las personas son parte del espectáculo, seres pintorescos o simples animales insólitos, como los leopardos, las cebras, los antílopes o los leones”. 

“El vestido azul”, de Michèle Desbordes

el 18 junio, 2018 en Libro de la Semana

El vestido azul

El vestido azul

Desbordes, Michèle

ISBN

978-84-16291-65-6

Editorial

Periférica

Mas información

Camille Claudel tuvo dos vidas. Una, impetuosa, “de rabia y de fervor”, durante la que formó parte del ambiente artístico parisino de finales del siglo XIX, en la que amó y odió a su maestro Rodin, y con la que esculpió su nombre en la historia del arte, gracias a la creación de esculturas como Sakountala, La edad madura o El gran vals, aunque el reconocimiento llegase demasiado tarde.

La otra vida transcurrió inmóvil, silenciada, sola y abandonada, y se prolongó durante los treinta años (¡treinta!) que permaneció recluida, en contra de su voluntad, en los manicomios de Ville-Évrad y de Montdevergues. Sobre todo, Montdevergues.

Es en ese escenario, y en esos “treinta interminables años”, en los que la escritora francesa Michèle Desbordes fija la mirada para la escritura de la novela El vestido azul, recién editada por Periférica. Una mirada enraizada en ese tiempo de silencio y de espera. Sobre todo, de espera. Desbordes recurre a un lenguaje lírico, a un ritmo lento con frases largas y repetición de expresiones, además de a imágenes muy potentes (la silla del pabellón, la ropa de color indefinido, las manos en el regazo o las anotaciones precisas en los cuadernos) para hacernos sentir la “larga, agobiante sucesión de días, siempre iguales”, en los que Camille espera la visita de su hermano Paul. Pasan días, estaciones, años, y ella no hace otra cosa más que esperar.

Y es desde ahí, en el letargo de Montdevergues, donde Michèle Desbordes evoca “el tiempo de antes y el tiempo de después”, donde explora de una manera delicada y profunda los recuerdos y sentimientos de Camille Claudel. El vestido azul es y no es la biografía novelada de una mujer bella y feroz que tuvo el don de “extraer de la arcilla, de la piedra, lo profundo y lo trágico de un sueño”. Los detalles de la vida de Camille están todos aquí para quien quiera jugar a reunirlos al final de la lectura. Están la infancia en Villeneuve, la relación conflictiva con la madre y la cercanía con Paul, el traslado a París, la relación tormentosa con Rodin y los momentos febriles de creación, los talleres con sus localizaciones exactas, como el del quai Bourbon, donde su salud física y mental se acabaría quebrando. Pero las referencias van surgiendo como pinceladas dispersas, como base en la que cincelar una exploración psicológica del alma de Camille.

Desbordes imagina y desenmaraña los distintos estados de ánimo de la escultora desde el lirismo de la suposición (“me la imagino sentada”, “es así como la veo”, “no se sabe cómo empieza”, “podría creerse que quizás”…), y usa el mismo recurso para evocar con su estilo sutil el contenido de las cartas intercambiadas con su madre, con Paul, con todo aquel que quisiera atender su súplica de liberación. Uno de los aspectos más interesantes de la novela es que no se centra tanto en la relación de Claudel y Rodin, sino que la figura masculina que surge con fuerza es la de Paul, el hermano al que espera ver aparecer en Montdevergues, el cómplice juvenil con el que cogían arcilla a manos llenas para que ella modelase su rostro, el poeta que no entendió que ella se perdiese, el cónsul que desde sus destinos extranjeros accedió en 1913 a internarla en un manicomio del que ya no saldría jamás porque “todo cuanto podía acabar había acabado”. Y, sin embargo, ella lo espera y recuerda “todo lo que soñaron, todo lo que debía ser la vida para ellos”.

Librería Palas, Sevilla

“Un domingo en el campo”, de Pierre Bost

el 7 junio, 2018 en Libro de la Semana

Un domingo en el campo

Un domingo en el campo

Bost, Pierre

ISBN

978-84-16544-58-5

Editorial

Errata Naturae Editores

Mas información

Al final, cuando alguna vez toque hablar en serio, seguramente habrá que concluir que no hay literatura superior a esa en la que aparentemente no sucede nada y en la que sin embargo, agazapadas, palpitan cosas tremendas. Los franceses han sabido hacer eso bien, sobre todo en el cine, y la verdad es que lo que consigue Pierre Bost en la setenta páginas de Un domingo en el campo es, en ese sentido, casi sobrenatural dentro de su cotidianeidad extrema, de su aparente paz. La crónica de la rutina dominical de un viejo pintor viudo, visitado como cada semana por su atareado, cariñoso y responsable hijo (con su propia familia a cuestas) y, más sorprendentemente, la irrupción de su hija soltera, aturullada y emprendedora, va tejiendo sin grandes secretos ni sobresaltos una narración elegante, inteligente y cómoda que sin embargo estalla en su doble final: uno es tan sereno y plácido como toda la narración, y el otro, cinco líneas más abajo, es verdaderamente impactante, casi brutal, como en realidad lo ha sido (lo comprendemos definitivamente ahora) toda la narración…

Un narrador sabio y veterano (“Los problemas se resuelven pronto; la pena es tener que plantearlos”) y episódicamente irónico (“Marie-Thérèse tenía prácticamente todas las virtudes, pero muy escondidas”) va asistiendo a los sucesos más o menos banales de ese domingo con la mirada del personaje que ocupe en cada momento su atención, proyectando sus sentimientos, sus inquietudes o sus intereses. El protagonista, y por tanto la perspectiva central, es el señor Ladmiral, en el crepúsculo de una vida consagrada al arte figurativo y más o menos realista en unos años en los que ya explotaban y triunfaban otras vanguardias, algo que él supo vivir con calma y encajar con deportividad, pues siempre tuvo su público y su prestigio y hasta su Legión de Honor. Pero ha llegado el tiempo del balance, y los domingos toca pensar en esos visitantes a los que él mismo engendró, deseando estar creando sus dos principales obras maestras : “A los hijos les cuesta tanto aceptar aquello que les fastidia de sus padres que nunca entienden que los padres deben hacer un esfuerzo aún mayor”.

No se nos ocurre ninguna excusa aceptable para no leer esta brevísima nouvelle de 1945, tan superior a la narrativa breve que después han practicado tantos de sus compatriotas, muchos de los cuales sí caen en lo trivial, lo puramente anecdótico, lo superficial, lo insignificante. Pierre Bost, ayudado ahora por la traducción de Regina López Muñoz, consigue condensar en poquísimas páginas toda una teoría de la familia que otros no conseguiríamos expresar o sugerir ni en toda una nueva “comedia humana”, y lo hace no exactamente con economía de recursos (pues las habilidades literarias destellan por todos lados) sino por la gestión de los mismos, como quien siembra discretamente un campo y se sienta a comprobar cómo el lector acierta a cosecharlo por completo, sin olvidar ni uno solo de los muchos frutos plantados allí. No lo parece pero esta novelita es una fiesta, sin disfraces pero llena de regalos.

“Cuando sale la reclusa”, de Fred Vargas

el 4 junio, 2018 en Libro de la Semana

Cuando sale la reclusa

Cuando sale la reclusa

Vargas, Fred

ISBN

978-84-17308-12-4

Editorial

Siruela

Mas información

Reclusa:

1. Adj. Fem. Encarcelada o presa.

2. Tipo de araña conocida con el nombre en latín de Loxosceles rufescens.

Recientemente ha regresado a las librerías la escritora francesa Fred Vargas. Y en esta ocasión lo ha hecho para hablarnos de la reclusa, una araña venenosa pero también una práctica religiosa más propia de la Edad Media. Todo ello entretejido con una historia de abusos, traiciones y venganzas que sólo la capacidad intuitiva y tranquila de un comisario como Adamsberg puede dilucidar.

Con Cuando sale la reclusa Vargas retoma la historia de Adamsberg donde la dejamos en la anterior entrega. El comisario, recién llegado de una estancia en Islandia, donde se desarrolló una parte de Tiempos de hielo, se incorporará a su trabajo para investigar un delito sin mayor importancia que le llevará a descubrir una serie de noticias inusuales sobre ataques mortales de una introvertida araña. La trama principal se ve acompañada de subtramas que se desarrollan en el seno de la brigada y que son un reflejo de los problemas y de las relaciones sociales. A raíz de estas situaciones se va a desarrollar una obra de gran calidad literaria que va más allá de la novela negra que es habitual encontrar en librerías. Cuando sale la reclusa afianza a Fred Vargas como una de las autoras más destacadas del panorama literario mundial, y es la demostración definitiva de que la autora es capaz de superarse obra tras obra. Sólo el futuro sabe los grandes libros que nos quedan por leer y que saldrán de su pluma.

No hay duda de que es, sin duda, merecedora del premio Princesa de Asturias de las Letras. Un premio que también demuestra el excepcional trabajo que han realizado sus editores y que reconoce a la novela negra el lugar que merece.

Por todo esto, para nosotros es una de las autoras más recomendables desde que editó su primera novela hasta hoy, y por ello no nos hemos cansado nunca de difundir su trabajo.

Librería Ícaro (Segovia)

“Mi vida sin microondas”, de Amelia Pérez de Villar

el 28 mayo, 2018 en Libro de la Semana

Mi vida sin microondas

Mi vida sin microondas

Pérez de Villar, Amelia

ISBN

978-84-17425-14-2

Editorial

Fórcola Ediciones

Mas información

La escritora madrileña Amelia Pérez de Villar acaba de publicar Mi vida sin microondas, una novela magnífica impregnada de vida cotidiana, con un ritmo narrativo que sólo tienen las historias que no te permiten soltar el libro hasta la última línea.

Clara es una mujer honesta que decidió casarse por amor y su vida ha girado en torno a su familia, dejando de lado sus sueños y adaptándose a las necesidades de los suyos; sus dos hijos son el epicentro, y su madre el bastión en el que se apoya. Una mujer que niega su realidad, que se engaña para no ver lo que tiene ante sí. Su matrimonio se rompe, todo salta por los aires cuando en un momento crucial abre los ojos y se enfrenta a la verdad, su marido es infiel y su vida es una gran mentira. En la novela la mayoría de los personajes masculinos aparecen como meras sombras que habitan esta realidad compleja.

La libertad y la mentira la acompañan en su mudanza. Empieza la historia de una búsqueda, la lucha de una mujer sola por encontrarse a sí misma en una sociedad que no se lo pone nada fácil, y que trata de abrirse camino curándose las heridas al mismo tiempo. Un cambio de casa, una radiografía costumbrista de un barrio, sus tiendas y sus gentes y, por encima de todo, la adaptación de Clara a sus nuevas necesidades básicas, sin recursos económicos y ¡sin microondas! La realidad y el deseo, la libertad y sus consecuencias. Su conciencia y, con ella, la verdad vienen dadas a través de una voz que le hace volver siempre a la realidad: esa voz la representa una amiga sincera. La amistad es muy importante en la búsqueda de sí misma, tan perdida que no sabe ya quién es. En el fondo nada ni nadie es inocente, todos tenemos secretos y casi nadie tiene el valor de vivir su vida como le gustaría hacerlo.

Pilar Eusamio Zambrana, Librería Los Editores (Madrid)

Fred Vargas, Premio Princesa de Asturias de las Letras

el 25 mayo, 2018 en Noticias

La escurridiza escritora francesa Fred Vargas, nacida en París en 1957, ha obtenido el Premio Princesa de Asturias de las Letras en su edición de 2018.

Frédérique Audoin-Rouzeu es historiadora y arqueóloga, y ha publicado algunos libros especializados sobre ciencia, pero es bajo el seudónimo “Fred Vargas” como ha obtenido un gran éxito internacional, convirtiéndose en una de las más valoradas escritoras de novela negra, género que ha llevado a la primera línea no sólo de la visibilidad comercial sino del prestigio. Su serie de novelas protagonizadas por el comisario Adamsberg (doce hasta hoy, publicadas en España por la editorial Siruela) son un banquete de inteligencia y calidad, al tiempo que exhiben una irresistible capacidad para atrapar al lector, algo casi imprescindible en el género.

Por otro lado, la autora es famosa por su exagerada aversión a cualquier forma de promoción de sus libros, evitando entrevistas, negándose a viajar, desoyendo invitaciones… En el prólogo a la edición española de su Pequeño tratado sobre todas las verdades de la existencia, Fernando Savater considera que la llamativa ausencia de humor en la obra noir de Vargas queda en parte compensada por el tono de esos pequeños ensayos, más desenfadados y ligeros, con el que Vargas estaría, además, tratando de despojarse de su imagen huidiza, difícil, misteriosa.

Sea como sea, este premio es una gran noticia, y canoniza para la gran literatura a la novela policiaca de calidad: son años en los que se abusa tanto del género que es necesario que jurados autorizados disciernan entre lo literariamente relevante y los meros productos de entretenimiento, clónicos, descuidados e irrelevantes. Y, sobre todo, esperamos que este premio no retrase la aparición de la novela número trece… Los adictos a Fred Vargas no hacemos otra cosa que esperarla.

Encuentra los libros de Fred Vargas en nuestras librerías.

fred-vargas-cordon-press.jpg