Estás navegando por el archivo de Biografía: general.

“Concha Méndez. Memorias habladas, memorias armadas”, de Paloma Ulacia Altolaguirre

el 9 julio, 2018 en Libro de la Semana

Concha Méndez. Memorias habladas, memorias armadas

Concha Méndez. Memorias habladas, memorias armadas

Ulacia Altolaguirre, Paloma

ISBN

978-84-17266-46-2

Editorial

Editorial Renacimiento

Mas información

Concha Méndez (Madrid, 1898 – Ciudad de México, 1986) nació en una familia acomodada. La mayor de once hermanos, estaba destinada a ser una «niña bien» que pasaría la vida entre bailes y paseos, sin muchas preocupaciones. Pero era una mujer de carácter que no entendía el mundo y quería hacer algo para cambiarlo. Fue poeta, editora, impresora, viajera, campeona de natación, una de las fundadoras del Lyceum Club y de las primeras mujeres que se atrevieron a quitarse el sombrero en un gesto provocador.  Ya de niña mostró su carácter rebelde cuando un amigo de su padre, de visita en su casa, preguntó a sus hermanos qué querían ser de mayores y ella, que no estaba incluida en la pregunta (porque “las niñas no son nada”), se rebeló diciendo que sería capitán de barco.

En sus veraneos familiares en San Sebastián conoce a Luis Buñuel, con quien empieza un noviazgo que dura siete años. A la señorita de compañía que les vigilaba en sus paseos le parecían bichos raros: «qué raros son ustedes, son extrañísimos: hablan de cosas que yo no entiendo». Buñuel, que le regalaba insectos y ratones blancos, jamás la mencionó en ninguno de sus escritos y la mantuvo al margen de su vida en la Residencia de Estudiantes. Pero Concha no necesitaba al cineasta para llegar hasta sus amigos: quiso conocer a Lorca y lo llamó presentándose como «la novia desconocida de Buñuel». «Y ahora, entre tanta gente putrefacta con quien trato, mi consuelo es escribir y pensar en vosotros [...] Verdaderamente, sois lirios entre el fango», escribiría a Federico en una carta. Su mundo se transformó la tarde que escuchó al poeta granadino recitar en el Retiro y descubrió que ella también sabía y quería escribir poemas; allí conoció también a Maruja Mallo, de quien sería gran amiga. Esa misma noche escribió sus primeros versos, que mostró al día siguiente a Rafael Alberti, quien, sorprendido, no podía creer que no llevara tiempo escribiendo. En 1926 publica su primer poemario, Inquietudes (que Ernestina de Champourcín definió como «un prodigio de intuición femenina»), al que seguirán Surtidor, Niño y sombras (a raíz de la muerte de su hijo al nacer), Sombras y sueños y otros veinte poemarios y obras de teatro.

Nada más cumplir veinticinco años viajó a Londres, donde trabajó como profesora de español. Allí coincidió con Salinas y con Lorca y Fernando de los Ríos, que viajaban a Nueva York. En el barco de vuelta, un marinero le regaló el corazón de un pez que aún latía. Después viajó a Argentina.  En Buenos Aires entabla relación con Norah Borges y Guillermo de Torre, quien le publica poemas todas las semanas en La Nación y le ayuda a publicar su poemario Canciones de mar y tierra. Gómez de la Serna le regaló una greguería: «El elefante es un fotógrafo que nos hace una ampliación».

De vuelta en Madrid, Lorca le presenta a Manuel Altolaguirre en el Café de la Granja del Henar. Pronto Concha ofrece al tipógrafo e impresor asociarse: ella pondría el dinero que había ganado trabajando en Argentina para comprar una pequeña imprenta que instalan en una habitación del hotel Aragón. Él hacía el trabajo tipográfico y ella, casi todo lo demás: vestida con un mono azul de mecánico hacía girar la imprenta que alumbró los ejemplares de la revista Héroe, donde publicaron los mejores poetas de la Generación del 27. Ésta fue la primera de las revistas que editarían juntos, después vendrían, entre otras, Poesía, Caballo Verde para la Poesía, 1616, La Verónica (ya en el exilio cubano) y obras emblemáticas como El rayo que no cesa de Miguel Hernández, Primeras canciones de Lorca o La realidad y el deseo de Cernuda. Mucho se ha hablado de la importancia de Altolaguirre en la difusión de las obras de la Generación del 27, pero sin Concha Méndez, probablemente, estas revistas nunca hubieran visto la luz.

En 1932 Méndez y Altolaguirre se casan, lo que supone un escándalo pues ella era siete años mayor. Carlos Morla Lynch decía tener la impresión de que «Manolito se casa con su tía o su mamá». Sus testigos son Juan Ramón Jiménez, Cernuda, Lorca, Moreno Villa, Vicente Aleixandre, Jorge Guillén y Morla Lynch. Al salir de la Iglesia de Chamberí, Juan Ramón tiraba monedas a los niños mientras les jaleaba para que gritaran «¡Viva la poesía! ¡Viva el arte!». Con la llegada de la guerra se exiliaron, primero en Cuba y después en México, de donde ya nunca volvieron  más que de visita. En México se hizo construir una casa en un terreno que tenía en el centro un árbol colonial, que ella dejó dentro del salón. A esa casa llegaría a vivir Luis Cernuda en 1952, y en ella murió.

Se puede seguir hablando de la vida de esta mujer enorme mucho tiempo, pero lo mejor es leer sus preciosas Memorias habladas, memorias armadas que recogió su nieta Paloma Ulacia a partir de horas de grabaciones donde la poeta recuerda su vida y que ahora rescata Renacimiento. Unas memorias habladas, armadas, imprescindibles.

Librería Los Portadores de Sueños (Zaragoza)

“Aire de familia. Historia íntima de los Baroja”, de Francisco Fuster

el 8 marzo, 2018 en Libro de la Semana

Aire de familia

Aire de familia

Fuster, Francisco

ISBN

978-84-376-3791-4

Editorial

Ediciones Cátedra

Mas información

Inaceptablemente joven todavía, pero veterano ya en estos asuntos de la filología, Francisco Fuster García (Alginet, 1984) es el responsable de que en los últimos años hayamos podido acceder a un buen puñado de libros descatalogados, desconocidos o directamente inexistentes por dispersos (nos referimos, claro, a las recopilaciones de artículos), y, como ya se ha señalado en otras ocasiones, eso le convierte en uno de los más activos representantes del renuevo generacional en los estudios sobre la “Edad de Plata de la cultura española” (1876-1936), junto a historiadores como Jordi Amat o Andreu Navarra en la literatura, Nicolás Sesma Landrin en la historiogafía o Idoia Murga Castro en lo que se refiere a las artes escénicas (y ningún buen lector debería perderse él catálogo de su flamante exposición Poetas del cuerpo. La danza de la Edad de Plata). Algunos de ellos trabajan desde la Universidad (o a pesar de ella…), y según los más pesimistas serán quienes apaguen la luz de estos estudios, lectores sin lectores, últimos representantes de una estirpe de las Humanidades. A la espera de que los hechos desmientan las profecías, podemos seguir leyendo y releyendo los libros que Fuster ha editado, con particular insistencia en Azorín y Julio Camba, con calas en Santiago Ramón y Cajal, Santiago Rusiñol, Rubén Darío o hasta el padre Benito Jerónimo Feijoo
Pero es verdad que Fuster siempre ha mostrado sin tapujos una debilidad palpitante por la figura de Pío Baroja, al que sólo en una ocasión ha editado directamente (sus Semblanzas), pero al cual ha abordado con la intermediación de otros autores, como el propio Azorín (reeditando, muy ampliado, su Ante Baroja), Camilo José Cela (Recuerdo de don Pío Baroja) o el doctor Luis Sánchez Granjel (El último Baroja). También había dedicado Fuster a Pío Baroja su único libro hasta hoy, procedente de su tesis doctoral, Baroja y España. Un amor imposible, que ante todo era un minucioso y conseguido análisis de El árbol de la ciencia. Pero ahora Fuster ha querido explicar que “no se entiende a Baroja sin los Baroja” (p. 95), de modo que, de la mano de los libros de recuerdos que los propios aludidos escribieron (no sólo las memorias de don Pío sino, por supuesto, Los Baroja, de Julio Caro Baroja, o ese libro precioso pero tan amargo de la madre de éste, doña Carmen Baroja y Nessi), el joven investigador ha escrito un volumen felizmente divulgativo pero incisivo cuando debe serlo, de estilo ligero pero penetrante en determinados detalles, breve pero completo, sintético pero suficiente. El asunto hubiera dado para dos mil páginas de reflexiones, divagaciones y aun digresiones, pero Fuster ha querido ser comunicativo, ofreciendo lo que será un recordatorio muy sugestivo para quienes ya hayan pasado por los libros citados, y lo que tal vez constituye un pequeño pero meritorio compendio para los nuevos interesados, como una introducción a la insoslayable lectura directa de la obra de los protagonistas de estas páginas, a los que Fuster, justificadamente, se refiere a menudo como “clan”.

Nos ha gustado la importancia que el autor da a las casas (las de Juan Álvarez Menizábal y Ruiz de Alarcon en Madrid, el caserón de Vera de Bidasoa…), los párrafos finales del capítulo dedicado a Ricardo Baroja y el modo de re-abordar una figura tan hipercomentada como la del autor de las Memorias de un hombre de acción: esa mezcla curiosa (pero no infrecuente) de sedentarismo y anhelos en alguien probablemente más huraño que introvertido, y sobre todo muy celoso de su independencia, austero, y trabajador inflexible, no tanto por vocación como por la convicción de que las cosas nunca se le tuercen del todo a aquel que siempre, sin apresurarse pero sin vacaciones, está dedicado a su tarea. Es algo que nos sucede a muchos: llega un momento en el que no es fácil distinguir felicidad de tranquilidad, y para estar tranquilos hay que estar produciendo, en parte por satisfacer el afán creativo pero sobre todo por las prosaicas necesidades del día a día. Y, sea como sea, si alguien estuviera tentado de atribuir ausencia de grandeza en una vida como ésa, un tanto frailuna, olvida que las cosas esenciales de la vida de alguien ocurren no tanto en la realidad como en el pensamiento, en la imaginación, en los sueños… y Baroja entregó un buen número de libros que demuestran que su vida, en ese sentido, fue majestuosa, rebosante de una riqueza a la que accedía más en su mesa de estudio que a la hora de sentarse a comer con los demás, mucho más hablador consigo mismo, y en sus papeles, que con un prójimo ante el que mostró más cordialidad que complicidad.

Hay muchos momentos altos en este libro, citas muy bien escogidas (Ernesto Giménez Caballero escribió que Baroja “tocaba las nubes con la boina”…), y a veces hasta los cabos sueltos son virtudes. No siempre, claro (Darío Baroja, muerto con veinticuatro años, merecía sin duda más espacio que las pocas menciones que recibe, y si esa marginación se debe a lo poco que sus familiares hablaron de él en sus libros entonces habría que escarbar en ese silencio, tan locuaz, o por lo menos tan misterioso…), pero hay un momento (pág. 127) en el que Pío Caro Baroja habla de unas cartas que su padre, el editor Rafael Caro Raggio, envió durante la Guerra Civil desde Madrid, donde estaba aislado, a su mujer y sus hijos, que sobrevivían como podían en el caserón de Itzea. Aquéllas eran “cartas llenas de tristeza, con destellos de ilusión y constantes recuerdos a Julio y a mí, cartas de un hombre que lo ha perdido todo y que escribe a una familia que a veces duda de su existencia por parecerle irreal. Son cartas llenas de un cariño profundo, puro, poético, escritas con los ojos empañados por las lágrimas y en las que cada palabra aislada encierra años de vida, de recuerdos y de sentimientos”. Hasta donde sabemos, esas cartas no se han publicado nunca, y nosotros queremos leerlas, de modo que, amigo Fuster, póngase, por favor, a ello.

Día de las Librerías 2017

el 10 noviembre, 2017 en Recomendaciones temáticas

Si la buena literatura es el lugar más adecuado que conocemos para instalarnos indefinidamente, ¿qué no diremos de las librerías que la custodian, siempre tan hospitalarias y acogedoras…? Hoy se celebra su día mundial, y desde Los Libreros Recomiendan recordamos diez libros que hablaron de esos espacios, tan especiales y necesarios.

 

La librería, de Penelope Fitzgerald (Impedimenta)LA LIBRERÍA

En la segunda línea de La librería Penelope Fitzgerald escribe que Florence, su protagonista, “tenía buen corazón, aunque eso sirve de bien poco cuando de lo que se trata es de sobrevivir”. La verdad es que su idea de abrir una librería en un pueblo remoto e inaccesible de Suffolk, y hacerlo además en una casa con fantasma, no parece la estrategia comercial más recomendable, aunque la inesperada venta masiva de ejemplares de Lolita ayude a sanear el negocio… La librería es una novela que ha atrapado a millones de lectores, y en pocos días se estrenará la versión cinematográfica de Isabel Coixet, por lo que Impedimenta ha publicado una cuidada edición especial, con materiales adicionales.

 

 

 

La librería ambulante, de Christopher Morley (Periférica)LA LIBRERÍA AMBULANTE

He aquí una de las historias sobre libros y librerías y libreros más emocionantes y divertidas que se han publicado recientemente entre nosotros. Con la misma capacidad de persuasión con la que durante décadas ha vendido ejemplares de Juvenal a campesinos de las llanuras norteamericanas, el viejo librero ambulante Roger Mifflin decide jubilarse y ceder su negocio a la de repente intrépida Helen McGill, que da un volantazo (casi literal) a su vida… Esta inolvidable historia, publicada hace exactamente cien años, en 1917, tuvo una secuela, no menos magistral, en La librería encantada.

 

 

 

84, Charing Cross Road, de Helen Hanff (Anagrama)84, CHARING CROSS ROAD

“En octubre de 1949, Helene Hanff, una joven escritora desconocida, envía una carta desde Nueva York a Marks & Co., la librería situada en el 84 de Charing Cross Road, en Londres. Apasionada, maniática, extravagante y muchas veces sin un duro, la señorita Hanff le reclama al librero Frank Doel volúmenes poco menos que inencontrables que apaciguarán su insaciable sed de descubrimientos. Veinte años más tarde, continúan escribiéndose, y la familiaridad se ha convertido en una intimidad casi amorosa. Esta correspondencia excéntrica y llena de encanto es una pequeña joya que evoca, con infinita delicadeza, el lugar que ocupan en nuestra vida los libros… y las librerías”: así dice la nota editorial de Anagrama, y no se puede quitar ni añadir nada sobre esta novela, que demuestra que la realidad está llena de magia.

 

 

El librero, de Roald Dahl (Nórdica Libros)EL LIBRERO

Todo el mundo sabe que los libreros son gente de bien, de honradez intachable, de gustos moderados y vida equilibrada, ciudadanos llenos de conocimiento y mesura y carentes de todo vicio o codicia. Son mujeres y hombres sabios, bondadosos, generosos y altruistas que buscan el bien común, la felicidad ajena, la alegría en el mundo, siempre lejos de la envidia y la presunción, de las que nada saben. El diablo los detesta porque el de los libreros es un gremio habitado por personas admirables, ejemplares y siempre rectas dentro de su exagerada amabilidad. Si hubiera más libreros en el mundo el nuestro sería un planeta mejor, porque los libreros son virtuosos y gente que se obstina en el bien y… Bueno, tal vez todos, todos…, lo que se dice todos… no.

 

 

 

Mi maravillosa librería, de Petra Hartlieb (Periférica)MI MARAVILLOSA LIBRERÍA

“Este libro -dicen desde la editorial Periférica- cuenta la historia de un desafío: cómo conseguir que una librería pequeña, tradicional y de barrio se convierta en el núcleo indispensable de la vida en comunidad de una ciudad europea en el siglo XXI”. Y así es, porque aquí se cuenta la historia de una turista en Viena que se encapricha de una pequeña librería en venta, hasta el punto de, medio en serio medio en broma, terminar comprándola. Pero, naturalmente, una cosa es amar los libros y otra amar los albaranes, los pedidos, las cajas, los envíos, los clientes… los problemas.

 

 

 

Una librería en Berlín, de Françoise Frenkel (Seix Barral)UNA LIBRERÍA EN BERLÍN

«Yo amaba mi librería como una mujer ama, con verdadero amor», recuerda Françoise Frenkel, pero este amor quedó devastado por la barbarie y la sinrazón. En estas hermosas memorias, la autora judía narra  cómo abrió una librería francesa en Berlín, «La Maison du Livre», que rápidamente se constituyó como un centro de difusión de la cultura y el pensamiento francés. Con la llegada del nazismo, Frenkel tuvo que huir a París y abandonar, tal como estaba, el sueño que con tanto amor había creado. Un testimonio conmovedor y luminoso.

 

 

 

Hozuki. La librería de Mitsuko, de Aki Shimazaki (Nórdica Libros)HOZUKI. LA LIBRERÍA DE MITSUKO

Las librerías de viejo también han tenido su literatura, pero nada sabíamos de esos locales en Japón… Escrita con una delicadeza y una sensibilidad que recuerdan a Tanizaki o Kawabata, esta novela cuenta la historia de Mitsuko, librera por el día, chica de compañía por las noches… Como tantas veces sucede, fue un niño el que lo cambió todo, pero esta vez es un niño que salió de una taquilla en una estación de trenes…

 

 

 

Pedro Salinas/Jorge Guillén. Epistolario . Correspondencia con León Sánchez Cuesta, 1925-1974 PEDRO SALINAS / JORGE GUILLÉN. EPISTOLARIO. CORRESPONDENCIA CON LEÓN SÁNCHEZ CUESTA, 1925-1974

León Sánchez Cuesta, que llegó a ser conocido como “San León Librero”, fue el librero de la Generación del 27 y, como tal, verdadero puente entre generaciones (y a menudo mediador en los conflictos entre unos y otros). Aparte de tener a Luis Cernuda como empleado, Sánchez Cuesta fue lector omnívoro, consejero editorial y amigo de todos, y su archivo y epistolario demuestran nítidamente cómo un librero puede alterar, enriqueciéndolo, un paradigma literario. Su sabiduría fue legendaria, y si sus clientes fueron Juan Ramón Jiménez (que le pedía poesía extranjera), Manuel Azaña (que le compraba clásicos) o ilustres biógrafos que se documentaban para sus trabajos (y a los que Sánchez Cuesta guiaba discretamente), entonces su influencia benéfica sobre los libros que él mismo vendería después es muy perceptible.

 

 

Librerías, de Jorge Carrión (Anagrama)LIBRERÍAS

En ocasiones los elogios a las librerías, siempre justos, pueden deslizarse perceptiblemente hacia la mitomanía más plana (observen lo que ha sucedido con Shakespeare & Company o con cierta librería de Oporto…) o hacia la adulación interesada por parte de personas que, obviamente, desprecian los libros y lo que ellos contienen: cultura, sabiduría, inteligencia, poesía, belleza. Jorge Carrión, experto en series de televisión, expone esos peligros en este curioso repaso, que con toda justicia quedó finalista del Premio Anagrama de Ensayo.

 

 

 

Memoria de la librería, de Antonio Rivero, Carlos Pascual y Paco Puche (Trama editorial)MEMORIA DE LA LIBRERÍA

Estos tres libreros son tres auténticas instituciones en el mundo del libro. Cada uno de ellos abordó la librería desde un punto de partida diferente: la profesionalización del negocio familiar, el compromiso político durante la dictadura y el exilio, la emigración y el retorno. Si una librería es, de por sí, un pozo de anécdotas y de historias que merecen ser contadas y recordadas, las memorias de Paco Puche (Proteo), Carlos Pascual (Marcial Pons) y Antonio Rivero (Canaima) son, además, una reflexión indispensable sobre el negocio del libro.

 

 

Busca estos libros en tu librería favorita:

 

 

 

La librería

La librería

Fitzgerald, Penelope

ISBN

978-84-937601-4-4

Editorial

Impedimenta

Mas información

La librería ambulante

La librería ambulante

Morley, Christopher

ISBN

978-84-92865-50-5

Editorial

Periférica

Mas información

84, Charing Cross Road

84, Charing Cross Road

Hanff, Helene

ISBN

978-84-339-6982-8

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

El librero

El librero

Dahl, Roald

ISBN

978-84-16440-63-4

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

Mi maravillosa librería

Mi maravillosa librería

Hartlieb, Petra

ISBN

978-84-16291-21-2

Editorial

Periférica

Mas información

Una librería en Berlín

Una librería en Berlín

Frenkel, Françoise

ISBN

978-84-322-2999-2

Editorial

Seix Barral

Mas información

Hôzuki, la librería de Mitsuko

Hôzuki, la librería de Mitsuko

Shimazaki, Aki

ISBN

978-84-16830-73-2

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

Pedro Salinas / Jorge Guillén. Epistolario

Pedro Salinas / Jorge Guillén. Epistolario

Salinas, Pedro/Guillén, Jorge

ISBN

978-84-939988-8-2

Editorial

Publicaciones de la Residencia de Estudiantes

Mas información

Librerías

Librerías

Carrión, Jorge

ISBN

978-84-339-6355-0

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Memoria de la librería

Memoria de la librería

Pascual del Pino, Carlos / Puche Vergara, Paco / Rivero Suárez, Antonio

ISBN

978-84-92755-83-7

Editorial

Trama Editorial

Mas información

“Clavícula” de Marta Sanz

el 3 abril, 2017 en Libro de la Semana

Clavícula

Clavícula

Sanz, Marta

ISBN

978-84-339-9829-3

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Marta Sanz es una autora diferente en cada libro que publica. Poco tienen que ver Un buen detective no se casa jamás con, por ejemplo, Farándula, más allá de la indiscutible calidad literaria.

En Clavícula, la última «novela» de Marta Sanz, ésta nos ofrece otra vuelta de tuerca en su narrativa y, a nuestro juicio, da también un importante salto cualitativo. Porque Clavícula es, según nuestro criterio (y nuestro disfrute de lectores), el mejor libro de la autora hasta la fecha.

Sanz, que se mueve con soltura por todos los géneros (ha publicado novelas, sí, pero también ensayos o poesía), los junta todos en este libro para hacer un híbrido entre novela, ensayo y memorias. Esto, que a priori suena tan extraño, es un libro redondo en el que la autora se abre en canal para mostrar a los lectores (y tal vez también a sí misma) la vida de una mujer de clase media rondando la cincuentena y con el telón de fondo de la crisis. Y cuando decimos la vida de una mujer, nos referimos a la propia Marta, porque la protagonista es ella, la narradora es ella. Sin disfraces y sin adornos. A pelo.

Clavícula es un libro sobre el dolor. Sobre el dolor físico, somático, y el dolor más íntimo y psicosomático, y sobre cómo uno influye en el otro, inevitablemente. Sanz dice: «Escribo de lo que me duele». Y el capitalismo descarnado en el que vivivimos, que expulsa a señores de cincuenta y seis años, como Chema, su marido (el otro gran protagonista del libro y siempre presente), del mercado laboral seguramente para siempre, le duele a la autora tanto como su clavícula.

Y también está muy presente, como apuntábamos arriba, la crisis de una mujer que se acerca a los cincuenta años. Una crisis que viene acompañada por la menopausia y una cantidad de cambios en el cuerpo, y de dolores, que siguen siendo bastante tabúes tanto en la sociedad como, por supuesto, en la literatura. Y que siguen haciendo que las mujeres sientan que están locas en más de una ocasión.

Todo, eso sí, con un lenguaje poético y un humor ácido que embellecen y desengrasan el texto. Sanz ha escrito un libro brutalmente honesto y lúcido, crítico y autocrítico que se sufre y se disfruta en cada página.

Librería Libros Intempestivos, Segovia.

Marta Sanz

“El carmín y la sangre” de Montero Glez

el 13 diciembre, 2016 en Libro de la Semana

El carmín y la sangre

El carmín y la sangre

Glez, Montero

ISBN

978-84-9067-692-9

Editorial

Algaida Editores

Mas información

Lo primero que nos produjo al enterarnos de la noticia fue sorpresa: con lo libertario y extremo que ha sido siempre Montero Glez y ¡Premio Ateneo de Sevilla 2016! ¡y con una novela en la que narra la vida de Ian Fleming, creador del archiconocido agente 007, James Bond! Y sin embargo toda la sorpresa y el posible recelo se desvanecieron nada más tener el libro en nuestras manos y comenzar a leer la novela, mezcla de historia de espías, de humor, amor, sexo y de, sobre todo, una exquisita escritura.

Todo comienza cuando el Comandante Fleming, agente de los Servicios Secretos Británicos, llega a Gibraltar en 1941 para dirigir la Operación Goldeneye consistente en vigilar la posible alianza de Franco con las potencias del Eje. Descibrimos entonces que el Comandante Fleming, antes de crear al personaje que lo haría mundialmente famoso, era un espía, mujeriego y hombre de acción tanto o más interesante que el propio 007.

Basada en hechos reales y documentados, la novela (novela extrema, como el propio autor la define) se mueve magistralmente entre la seriedad y la gamberrada, con escenas memorables y personajes perfectos, convirtiéndose así en una de las novelas del año.

Quorum Libros, Cádiz.

Puedes leer el primer capítulo aquí.

Montero Glez junto a Inmaculada Aguilera García, ganadora del Premio Ateneo Joven

Sinopsis:

Novela de espionaje con trasfondo político e histórico: la Guerra Civil, la II Guerra Mundial y la lucha entre el comunismo, los Aliados y el fascismo. El comandante Ian Fleming —que luego se hará famoso por ser el creador de James Bond— es durante la II Guerra Mundial un agente al servicio de Su Majestad, destinado en Gibraltar con el fin de ayudar a que el Mayor Donovan logre convencer a los norteamericanos para que entren en la Segunda Guerra Mundial. Además, tendrá como misión hacer lo posible para que Gibraltar no sufra los ataques aéreos. Fleming llega en febrero de 1941 al islote, donde conoce al General Clive Gerard Liddell, el gobernador de Gibraltar. También conocerá a la bailaora, Juana la Petenera. Fleming y la Petenera unirán sus destinos y sus cuerpos, incluso Fleming llegará a enamorarse de ella, pero las posiciones irreconciliables que la guerra les infunde harán imposible un entendimiento.

“Memoria de chica” de Annie Ernaux

el 17 octubre, 2016 en Libro de la Semana

Memoria de chica

Memoria de chica

Ernaux, Annie

ISBN

978-84-944434-5-9

Editorial

Editorial Cabaret Voltaire

Mas información

Memoria de chica es un libro magnífico. Annie Ernaux, autora y protagonista de la novela, regresa al verano de 1958 para entender a la chica de dieciocho años que la persiguió toda su vida. El lector se encuentra con una narración escrita en primera persona en la que la escritora va recordando cada una de las circunstancias extraordinarias que marcaron su estancia en la colonia de S. en el Departamento de Orne.

Annie repasa su diario cincuenta años después de haberlo escrito. Leemos a veces la historia desde el “yo”, otras veces desde el “ella”. «¿Una fusión quizá de las dos?» se pregunta. En ocasiones frena abruptamente la historia y respira aliviada en su habitación de su casa en el París de 2014. Los lectores levantamos los ojos de la lectura y sentimos, también con ella, ese verano.

Los personajes son sólo siglas y los recuerdos espacios en los que amó o la despreciaron. Describe sin pudor sus primeras experiencias sexuales, el desconcierto de la adolescencia y las inseguridades, la falta de diálogo, lo efímero de las amistades de verano, el miedo al rechazo, el amor desesperado y platónico, el inevitable olvido…

Destacamos la estupenda traducción de Lydia Vázquez Jiménez y la cuidada edición de Cabaret Voltaire. Las alusiones deliciosas y constantes a los libros y películas que atraparon a la juventud francesa de finales de los 50. Autores clásicos como Proust, Dumas, Pavese; “La condición humana” como libro de cabecera; cine de culto como “La chica con la maleta” y “Después de Lucía”: su inspiración.

Concluimos con una cita estupenda que dejó escrita la autora en su diario. Es de Henri Salvador y de algún modo lo resume todo:

C’était hier, ce matin-là

C’etait hier et c’est loin déjà 

(Era ayer, esa mañana / Era ayer y queda lejos ya).

La Puerta de Tannhäuser (Librería para replantes), Plasencia (Cáceres), librería integrante de La Conspiración de la Pólvora, alianza librera, Premio Nacional al Fomento de la Lectura 2016.

ANNIE ERNAUX

Annie Ernaux nació en 1940 en la localidad de Lillebonne en Normadía. Pasó su infancia y juventud en la localidad de Yvetot hasta marcharse a Rouen para cursar estudios universitarios de literatura. Ha dedicado su vida a la enseñanza como profesora de letras modernas. Es autora de una obra esencialmente autobiográfica e intimista, con títulos como El lugarLa mujer heladaLa vergüenzaNo he salido de la nocheEl acontecimiento, La ocupación. Entre los numerosos galardones recibidos destaca el Premio de la Lengua Francesa otorgado en 2008 al conjunto de su obra. Annie Ernaux es hoy una de las escritoras más reconocidas del panorama literario francés y europeo. Actualmente reside en Cergy, cerca de París.

 

Octubre 2016

el 5 octubre, 2016 en Los Más Recomendados

La lista de los más recomendados por las librerías para octubre.  Una selección de libros que encontrarás en las librerías CEGAL. Pero hay más, muchos más. No te quedes sin leer y recuerda. el mejor prescriptor de libros, tu librero.

Patria

Patria

Aramburu, Fernando

ISBN

978-84-9066-319-6

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

Cuentos

Cuentos

Roald Dahl

ISBN

978-84-339-5954-6

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

La carne

La carne

Montero, Rosa

ISBN

978-84-204-2619-8

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Las chicas

Las chicas

Cline, Emma

ISBN

978-84-339-7958-2

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

El chal

El chal

Ozick, Cynthia

ISBN

978-84-264-0205-9

Editorial

LUMEN

Mas información

Los hombres me explican cosas

Los hombres me explican cosas

Solnit, Rebecca

ISBN

978-84-945481-4-7

Editorial

Capitán Swing Libros S.l.

Mas información

LOS ÁRBOLES SE HAN IDO

LOS ÁRBOLES SE HAN IDO

GARCÍA LORCA, FEDERICO

ISBN

978-84-16830-02-2

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

El intérprete del dolor

El intérprete del dolor

Lahiri, Jhumpa

ISBN

978-84-9838-723-0

Editorial

PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA

Mas información

A contraluz

A contraluz

Cusk, Rachel

ISBN

978-84-16213-82-5

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

HERMANO DE HIELO

HERMANO DE HIELO

Kopf, Alicia

ISBN

978-84-945113-3-2

Editorial

Ediciones Alpha Decay

Mas información

Tres días y una vida

Tres días y una vida

Lemaitre, Pierre

ISBN

978-84-9838-757-5

Editorial

PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA

Mas información

Brújula

Brújula

Enard, Mathias

ISBN

978-84-397-3181-8

Editorial

LITERATURA RANDOM HOUSE

Mas información

“Y tú no regresaste” de Marceline Loridan-Ivens

el 5 octubre, 2015 en Libro de la Semana

Y tú no regresaste

Y tú no regresaste

Loridan-Ivens, Marceline

ISBN

978-84-9838-711-7

Editorial

PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA

Mas información

Primera tarde de domingo otoñal, sofá, manta y libros.

Empezamos y acabamos la lectura de la obra Y tú no regresaste de Marceline Loridan-Ivens, publicada por Salamandra. A sus más de ochenta años, Marceline publica esta novela breve en la que cuenta su experiencia en el campo de concentración de Birkenau. ¡Ah! Otra novela más del holocausto, es el primer comentario o al menos pensamiento si hablamos del argumento.

Pero no, no es una más, como tampoco creeremos, nunca, que cada testimonio sea uno más entre tantos. Cada testimonio es único y cada uno de ellos nos revela aspectos en los que quizá, aquellos que ya hemos leído muchas obras sobre la gran matanza judía no habíamos percibido. Marceline cuenta su experiencia partiendo de la intensa emoción del dolor por la ausencia del padre, recluido en Auschwitz, campo vecino a Birkenau, tan cerca de ella, tan lejos. Más que un testimonio de la barbarie nazi (que lo es) Marceline dirige su relato a ese padre cuya terrible suerte imagina y nunca llega a confirmar.

Estremecen esos atisbos de culpa que asoman en los presos dentro del campo y después fuera de ellos los que consiguen sobrevivir, intentando amoldarse a una vida “normal” que ya nunca puede llegar a serlo. Una narración tierna y dolorosa, entre el horror.

Olivia Lahoya, Librería Estudio de Miranda de Ebro (Burgos). 

 

Octubre 2014

el 1 octubre, 2014 en Los Más Recomendados

«Siempre me fastidia un poco, con los libros, que enseguida se eche mano de las grandes palabras. El amor a los libros, el odio a los libros, el furor de leer… A fe mía, cuando pienso en los libros no veo una hoguera, veo a un muchacho sentado al fondo de un jardín con un libro sobre las rodillas. Está allí, no está allí; lo llaman, es la familia, el tío que acaba de llegar, la tía que se va: “¡Ven a despedirte!”, “¡ven a saludar!”. ¿Ir o no ir? ¿El libro o  la familia? ¿Las palabras o la tribu? ¿Elegir el vicio (impune) o la virtud (recompensada)? Cuando Larbaud utiliza esa expresión de “vicio impune”, es el adjetivo lo que me intriga. ¿De verdad impune? ¿Existiría, entonces, una especie de impunidad para la lectura? Pues bien, sí. Un privilegio de clandestinidad que permitía realizar las operaciones con toda tranquilidad.»

Michel Crépu, “Ese vicio todavía impune“, Ediciones Siruela.

 

Ahora que se acerca el otoño, las hojas caídas y el viento frío, completamente seguros debido a esa impunidad que nos garantizan los libros, queremos recomendaros las diez mejores novedades de esta “rentrée” literaria, los que estamos recomendando a nuestros amigos en las librerías, esos que hacen que nos sintamos orgullosos de haber sabido rescatarlos de entre la enorme cantidad de cajas que recibimos estos días. Hay muchos más, la lista podría ser enorme, pero estos diez son los que más nos apetece acercaros. ¡Esperamos que los disfrutéis!

El balcón en invierno

El balcón en invierno

Landero, Luis

ISBN

978-84-8383-929-4

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

Open

Open

Agassi, Andre

ISBN

978-84-15945-48-2

Editorial

Duomo ediciones

Mas información

Canciones de amor a quemarropa

Canciones de amor a quemarropa

Butler, Nickolas

ISBN

978-84-15625-99-5

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

El armario de la ginebra

El armario de la ginebra

Jamison, Leslie

ISBN

978-84-15601-81-4

Editorial

Editorial Sexto Piso

Mas información

La fiesta de la insignificancia

La fiesta de la insignificancia

Kundera, Milan

ISBN

978-84-8383-928-7

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

Galveston

Galveston

Pizzolatto, Nic

ISBN

978-84-16237-00-5

Editorial

Salamandra Black

Mas información

Lo que a nadie le importa

Lo que a nadie le importa

del Molino, Sergio

ISBN

978-84-397-2919-8

Editorial

LITERATURA RANDOM HOUSE

Mas información

Alfabeto

Alfabeto

Christensen, Inger

ISBN

978-84-15601-82-1

Editorial

Editorial Sexto Piso

Mas información

Viviendo mi vida

Viviendo mi vida

Goldman, Emma

ISBN

978-84-942879-1-6

Editorial

Capitán Swing Libros S.l.

Mas información

Ojalá nos perdonen

Ojalá nos perdonen

Homes, A. M.

ISBN

978-84-339-7899-8

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

“Algodoneros” de James Agee y Walker Evans

el 13 mayo, 2014 en Libro de la Semana

Algodoneros

Algodoneros

Agee, James

ISBN

978-84-942213-3-0

Editorial

Capitán Swing Libros S.l.

Mas información

En 1936, el periodista James Agee y el fotógrafo Walker Evans fueron enviados por la revista Fortune al profundo Alabama, que se extiende en la enorme región algodonera de los EEUU y que abarca casi mil kilómetros de largo por quinientos de ancho. El resultado fue un estudio tan exaustivo, cruel y directo que los editores de la revista decidieron meterlo en un archivo por miedo a la reacción de su público lector. Años después, una versión de lo que allí vivieron Agee y Evans se publicó en formato de libro con el título “Elogiemos ahora a hombres famosos“, pero es el reportaje original lo que la editorial Capitán Swing (especializada en ensayo: una de las pocas que quedan) acaba de publicar bajo el título “Algodoneros“.

El recorrido por las vidas de tres familias de arrendatarios en la región del algodón, si bien no pretende ser un completo estudio social sobre quienes se vieron obligados a sufrir penurias por su cultivo (de haber sido así, habría tratado más en profundidad el problema de los negros, de la esclavitud, de la pura explotación), pero sí consigue reflejar de un modo directo la pobreza y la desesperación que provocaron la lucha por la supervivencia en un país castigado por las circunstancias naturales, pero también por las económicas. A través de la vida de los Borroughs, los Tingle y los Fields, las tres familias escogidas en el condado de Hale, Alabama, conocemos las creencias, las tradiciones y los graves problemas de una zona completamente deprimida que tardará muchos años (si es que lo ha conseguido en estos momentos) en salir de lo profundidad de unas convenciones marcadas por la crudeza del terreno y la miseria en la que estuvieron obligados a vivir.

Un genial reportaje periodístico acompañado de unas geniales y sobrecogedoras fotografías (que en muchos momentos se convierten en pura literatura) que ,como dice, Adam Haslett en el prólogo, «es el sumario de un poeta para la actuación contra las justicias económicas y sociales (…) escrita para predicarse», un sumario que resultará al lector, salvando las distancias, tremendamente actual.

Librería Quorum (Cádiz)

Bud Fields y su familia en casa