Estás navegando por el archivo de Recomendados.

“La luz negra” de María Gainza

el 2 enero, 2019 en Libro de la Semana

La luz negra

La luz negra

Gainza, María

ISBN

978-84-339-9863-7

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

La luz negra es la segunda novela publicada de María Gainza, una escritora argentina que ya nos sorprendió y nos tuvo maravillados con El nervio óptico.

Su trabajo real de crítica de arte está muy presente en las dos novelas: en esta última, la adorna con la intriga de la búsqueda de un personaje escurridizo, “la Negra”, recurso que concierte esta novela casi en una ‘quest’ (“mi intento de biografía”, la califica la propia narradora) y que nos sumerge de lleno en los secretos de la autentificación de obras de arte y de la falsificación de las mismas.

La protagonista, introducida por su mentora, nos lleva a bucear por los barrios bohemios de un Buenos Aires ya olvidado, desconocido, pero vivo todavía en el recuerdo de quienes vivieron sus años de esplendor (aunque “qué cosa más monstruosa nuestro pasado, en especial cuando ha sido excitante”…).

El  recuerdo, muy difuminado y espectral, del personaje de la Negra, la mayor falsificadora de la época, ayuda a nuestra protagonista a llevar a cabo una tarea de investigación que, aunque no le lleve a ninguna parte, la ayuda en la búsqueda de su propia identidad.

Mientras la trama se va fraguando y resolviendo, la novela nos ofrece mil detalles artísticos de cuadros que pasan por sus manos, lotes ficticios de subastas, personajes curiosos de los bajos fondos y también de la alta sociedad. Coleccionistas, galerías, exposiciones, estafas en serie, juicios, dudas sobre la legitimidad o el posible valor de lo falso, sobre la suplantación, lo postizo, lo engañoso, lo duplicado…

Es un placer leer esta novela, que te permite disfrutar del arte, de las calles de Buenos Aires y de todo el entramado de las falsificaciones mientras la protagonista llega a una paz interior consigo misma.

Marta Bosque, Librería Anónima (Huesca)

Los libros de 2018

el 2 enero, 2019 en Los Más Recomendados

Llega un momento en que, francamente, ya no es que leer sea lo mejor que podemos hacer, sino que se impone como casi la única opción considerable. ¿Qué tipo de vida llevarán aquellos que no leen?, nos preguntamos los que no podemos concebir la nuestra sin textos entre las manos. Somos seres humanos, de modo que leemos: debería ser así de simple, porque no leer se presenta como algo biológicamente antinatural, aparte de una falta de consideración hacia lo que hemos heredado todos aquellos a quienes nos han enseñado a leer… 2018 ha sido un año que nos ha traído muchos libros maravillosos en todos los géneros, y todos los géneros están representados en los 22 libros que las librerías independientes españolas proclamamos como los mejores de 2018. Tomando dos títulos de cada mes (uno en español y otro traducido), obtenemos una lista en la que leemos novela, cuento, ensayo, artículos y poesía, aparte de ‘nature writing’, feminismo, autoficción, historia, biografía, novela negra, clásicas y modernos, veteranos y debutantes. Un equilibrio espontáneo, no forzado, que da cuenta de un año editorialmente estupendo y que mantiene el apetito muy abierto para el año que ha empezado. ¡Feliz 2019!

Ordesa

Ordesa

Vilas, Manuel

ISBN

978-84-204-3169-7

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

CONTAR ES ESCUCHAR

CONTAR ES ESCUCHAR

K. LE GUIN, URSULA

ISBN

978-84-947707-0-8

Editorial

Círculo de Tiza

Mas información

Que nadie duerma

Que nadie duerma

Millás, Juan José

ISBN

978-84-204-3295-3

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Mujeres y poder

Mujeres y poder

Beard, Mary

ISBN

978-84-17067-65-6

Editorial

Editorial Crítica

Mas información

Amor fou

Amor fou

Sanz, Marta

ISBN

978-84-339-9853-8

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

El orden del día

El orden del día

Vuillard, Éric

ISBN

978-84-9066-507-7

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

Filek

Filek

Martínez de Pisón, Ignacio

ISBN

978-84-322-3367-8

Editorial

Seix Barral

Mas información

La mujer singular y la ciudad

La mujer singular y la ciudad

Gornick, Vivian

ISBN

978-84-16677-62-7

Editorial

Editorial Sexto Piso

Mas información

Cuaderno de Nueva York

Cuaderno de Nueva York

Hierro del Real, José

ISBN

978-84-17281-19-9

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

El vestido azul

El vestido azul

Desbordes, Michèle

ISBN

978-84-16291-65-6

Editorial

Periférica

Mas información

La hermana menor

La hermana menor

Enriquez, Mariana

ISBN

978-84-339-0806-3

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

En defensa de la Ilustración

En defensa de la Ilustración

Pinker, Steven

ISBN

978-84-493-3462-7

Editorial

Ediciones Paidós

Mas información

La novia gitana

La novia gitana

Mola, Carmen

ISBN

978-84-204-3318-9

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

La frontera salvaje

La frontera salvaje

Irving, Washington

ISBN

978-84-16544-60-8

Editorial

Errata Naturae Editores

Mas información

Cara de pan

Cara de pan

Mesa, Sara

ISBN

978-84-339-9861-3

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

La trenza

La trenza

Colombani, Laetitia

ISBN

978-84-9838-880-0

Editorial

PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA

Mas información

Los asquerosos

Los asquerosos

Lorenzo, Santiago

ISBN

978-84-17059-99-6

Editorial

Blackie Books

Mas información

No soy así

No soy así

Askildsen, Kjell

ISBN

978-84-17281-71-7

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

Kentukis

Kentukis

Schweblin, Samanta

ISBN

978-84-397-3489-5

Editorial

LITERATURA RANDOM HOUSE

Mas información

La muerte del comendador (Libro 1)

La muerte del comendador (Libro 1)

Murakami, Haruki

ISBN

978-84-9066-564-0

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

El encaje roto

El encaje roto

PARDO BAZAN, EMILIA

ISBN

978-84-945478-3-6

Editorial

EDITORIAL CONTRASEÑA, S.C.

Mas información

Una noche en el paraíso

Una noche en el paraíso

Berlin, Lucia

ISBN

978-84-204-2930-4

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

“Escarcha” de Ernesto Pérez Zúñiga

el 31 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

Escarcha

Escarcha

Pérez Zúñiga, Ernesto

ISBN

978-84-17355-51-7

Editorial

Galaxia Gutenberg

Mas información

En septiembre de 2016, Ernesto Pérez Zúñiga publicó No cantaremos en tierra de extraños, y desde su mismo planteamiento se intuía que esa novela inauguraba algo nuevo en su obra, no sólo más ambicioso sino acaso más autoafirmado, más seguro. Aquella novela, en la que literalmente se atravesaba la España de 1944-1945, comenzaba muy alto y aún iba creciendo, ganando en convicción, lo cual culminaba en la cuarta sección, tan poética, tan diferente, tan rebosante de cosas que subrayar, sutilezas e intuiciones que elevaban el texto. El escritor madrileño-granadino es un maestro de las sugerencias, y su narración rebosaba insinuaciones, sobreentendidos, algunos dolorosos, otros liberadores… En ese sentido era muy reconfortante, y también aleccionador, que una novela así terminase con la palabra “sonrisa”, y que fuera además la sonrisa de una niña que se llamaba Beatriz (esto es, “la que engendra felicidad”). Era el mejor final posible para un relato que, por otra parte, había tenido el buen tino de ser expuesto con un aire de western: resultaba muy eficaz esa sensación de territorio enemigo, de peligro constante, de dormir con un ojo abierto y el revólver a punto.

Pero si decimos que aquellas páginas comenzaban algo distinto es sobre todo porque se adivinaba que el autor no iba a desprenderse de sus criaturas, que iba a ser leal con ellas y les iba a ofrecer continuidad, que algún día sabríamos qué había sido de Beatriz y de su propia descendencia… Pérez Zúñiga ha sido siempre muy buen amigo de sus propios personajes. Los somete con frecuencia a situaciones o traumas terribles, pero el balance es notablemente favorable al lado luminoso de las cosas. Y desde el mismo comienzo de esta Escarcha de hoy confirmamos que se nos va a contar otro tramo de la historia de España, el de la llamada “Transición”, pero a través del nieto de Ramón Montenegro, héroe de la novela anterior, al que se alude con frecuencia, y cuya melodía biográfica perdura. 

En 1977 las historias de la guerra todavía se cuentan ”de reojo” (según se apunta en la página 71)…, y la Iglesia mantiene un poder casi totalitario sobre la vida de los españoles, algo que en Escarcha está bien encarnado en “el Pájaro Negro”, un sacerdote al que el pueblo llama así por ser, efectivamente, de muy mal agüero, y por su carácter de “gafe”: no es ésa, ni mucho menos, la única superstición que palpita y funciona en el libro, en el que, como en No cantaremos en tierra de extraños, hay algo muy profundamente español, genéticamente nuestro, que es algo que tal vez podrían percibir más nítidamente que nosotros los potenciales lectores de las traducciones que de sus novelas puedan hacerse a lenguas extranjeras. Pérez Zúñiga está retratando y desplegando una identidad colectiva en diferentes tiempos. Unas identidades, cabría decir, pues los bandos enfrentados en 1936 perduran cuarenta años después: unos desprecian a Federico García Lorca y otros lo admiran, y todos actúan en consecuencia. 

En las novelas de Ernesto Pérez Zúñiga siempre asistimos a cierta redención, a actos de entrega y heroísmo en medio del peligro, a situaciones donde, entre un humor siempre elegante y una rabia explícita ante el hecho de que no podamos ser mejores, acaba imponiéndose lo más noble y lo más limpio que pueda haber en nosotros. Escarcha, afortunadamente, no es una excepción, y en ella encontramos los numerosos registros de la prosa de su autor: el lírico, el casi barojiano a la hora de disponer los acontecimientos, el sentimental, el reivindicativo, el paisajístico, el telúrico, el psicológico... Los abusos sexuales o la violencia doméstica son temas laterales, pero implícitamente centrales de lo que se quiere contar: un país a medio hacer después de la destrucción, de la enemistad. Las primeras lecturas, las consecuentes militancias, las drogas ingenuas o, por supuesto, los amores rematan lo que Escarcha tiene también de novela de educación. Y eso de ser joven o adolescente en el momento de la muerte de Franco, ese doble despertar, es algo que la narrativa y el cine españoles nos han contado muchas veces, pero pocas con la intensidad sin unción, la belleza sin edulcorantes, la calma sin candor y el afán conciliador de estas páginas.

 

 

“Cosas vivas” de Munir Hachemi

el 27 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

Cosas vivas

Cosas vivas

Hachemi, Munir

ISBN

978-84-16291-75-5

Editorial

Periférica

Mas información

Munir Hachemi, nacido en Madrid en 1989, narra en primera persona las aventuras de cuatro jóvenes que un verano viajan al sur de Francia como temporeros. La emigración estacional sigue siendo una realidad en la España del siglo XXI, no solo acogemos migrantes.  Buscando un dinero que no necesitan encontrarán explotación, miseria, maltrato animal y desprecio por la naturaleza. Cosas vivas es una sorprendente primera novela que se lee con fruición, sin descanso, y que de manera ágil y muy amena combina el humor con la reflexión sobre la alimentación de la especie humana. No te asustes…o mejor asústate:  la barbarie asoma en los huevos rotos que cenas con los amigos o en esa ensalada tan verde y sana con la que te cuidas. La literatura de Hachemi se nutre tanto de sus experiencias vitales como de su profundo conocimiento de la literatura sudamericana, de la que es doctorando por la Universidad de Granada.

Relato de iniciación que huye tanto de la pedantería como de la intrascendencia, Cosas vivas tiene gracia, sentido y una potente carga de crítica política. No es casual que haya sido publicado por Editorial Periférica, una de las pocas editoriales independientes de nuestro país que arriesgan y no se dedican tan sólo a la traducción de obras que han funcionado bien en otras lenguas y países.

Merece la pena que lo compres, leas y regales: nada más y nada menos que buena literatura, sin trampas ni inversiones publicitarias.

Paco Goyanes, Librerías Cálamo (Zaragoza)

“Guía de extraviados” de Juan Gracia Armendáriz

el 24 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

Guía de extraviados

Guía de extraviados

Gracia Armendáriz, Juan

ISBN

978-84-17143-68-8

Editorial

Editorial Pre-Textos

Mas información

Fuimos probablemente muchos los lectores que acudimos a los títulos de Juan Gracia Armendáriz tras leer la encendida defensa que de ellos hacía Fernando Aramburu en una de las estancias de Las letras entornadas, y al hacerlo sólo pudimos dar la razón a quien entonces aún no era el autor de Patria. Tanto el Diario del hombre pálido como Piel roja eran, en efecto, libros que, “siempre con buena prosa”, “tan pronto le pone[n] a uno los pelos de punta como le hace[n] sonreír y divertirse, y que a fin de cuentas constituye[n] un emocionado y emocionante canto a la vida”

Ahora acaba de aparecer Guía de extraviados, que en nuestra opinión debería suponer la consagración definitiva de un escritor distinto y estupendo, observador y brillante, sereno e inteligente. Su breve novela, más o menos ligera pero a la vez llena de esquinas interesantes, es también una carta, la larga carta que un hombre de cuarenta y tres años escribe, en principio, a una mujer que ha desaparecido. Es, pues, también la historia de una desaparición repentina, que al final se duplica con otras desapariciones más sorprendentes, juego un tanto vilamatiano que está desarrollado con una habilidad enorme. Pero con todo los giros y las sorpresas del argumento, siendo cruciales en cuanto a la vertebración de la novela (y ocupando buena parte del espacio), al cabo parecen apenas una excusa para escribir otras cosas bastante más erráticas pero en el fondo centrales, aparentemente marginales pero en verdad decisivas para la construcción de unos personajes y la reconstrucción de unas vidas verosímiles y reconocibles… Lo esencial es eso otro que se cuenta, el discurrir de la vida, las trampas de la memoria, la insatisfacción creciente de un solitario que en algunos momentos de su vida vivió momentos de esplendor que ahora duelen… Esas cosas. Su deliberada falta de solemnidad no es ausencia de énfasis sobre lo que importa. Se habla de todo un poco, se desciende a detalles musicales, literarios o antropológicos curiosos pero casuales, se reconstruye una vida en común (que al cabo resulta siendo principalmente la inevitable convivencia que uno tiene consigo mismo…). Y casi nos atreveríamos a decir que lo mejor de una novela tan magnética está en los personajes secundarios, los fugaces, los que se asoman un momento a la página, observados por el narrador (una mujer con un bebé en el parque…) o evocados (el padre…), y que se esfuman para siempre sin apenas dejar huella, pero esa huella de una huella es valiosa, significativa… Son otros desaparecidos, en realidad: gente que estuvo, aportó algo y ya no está.

Aquí y allá se van dejando caer reflexiones brillantes, o reconfortantes (como esa tan exacta en la que, desapegándose de las redes sociales, el escritor apunta que, cuando dos personas se quieren de verdad, eso no se exhibe), o simplemente bonitas, como todo eso que se dice sobre “las milagrosas rutinas”, tan recordadas cuando se pierden… Las páginas eróticas también están ajustadas, con prosa especialmente cuidada, y en general todo tiene un aire convincente y profesional y atractivo que atrapa y agrada e interesa y acaba hechizando. 

“El invierno de mi desazón” de John Steinbeck

el 20 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

El invierno de mi desazón

El invierno de mi desazón

Steinbeck, John

ISBN

978-84-17281-76-2

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

He de reconocer que siento cierta preferencia por la literatura clásica europea frente a la norteamericana, quizá por la cercanía geográfica –una siempre puede coger un avión para visitar la casa de Balzac en París, conocer los pubs en los que Dickens se refugiaba, pasear por el Dublín de Joyce, mucho menos costoso que visitar otro continente–, o quizá es que he crecido con ella desde muy pequeña, el caso es que siempre me ha proporcionado un placer enorme su lectura. El pragmatismo de la literatura estadounidense me deja a veces fría, aunque a pesar de ello hay algunos autores de allá que cuento entre mis preferidos. John Steinbeck es uno de ellos.

Vivimos en los tiempos de la prisa y la inmediatez, en donde lo que triunfa no son valores tales como la generosidad, la empatía, la humildad, tan necesarios y tan presentes en sus novelas, sino otros a todas luces más prosaicos pero cuyo reconocimiento social lamentablemente está en alza.

Autores como Steinbeck suponen una mirada al hombre como individuo, con todas sus contradicciones y defectos, pero también con todo lo que tiene de sublime y maravilloso. Los lectores de Las uvas de la ira o De ratones y hombres entenderán lo que digo, no es posible hablar con mayor delicadeza y elegancia de la pobreza, el hambre, y los olvidados de la sociedad, confiriéndoles a su vez ese poso inmenso de dignidad. En El invierno de mi desazón los protagonistas no son ellos, los desposeídos; en esta novela, la última que escribió el autor, los protagonistas pertenecen a la clase media norteamericana. El tema es bien distinto. El protagonista vive en un pueblecito costero de Estados Unidos, es un hombre honrado y trabajador, felizmente casado y con dos hijos, que ha visto como la fortuna de su familia, una de las más importantes del pueblo, desapareció de manos de su padre, dejándole a él, su hijo, convertido en un simple empleado de una tienda de alimentación. El individuo es un hombre honrado al que no dejan de rondarle la sensación de fracaso, de lo que su familia podría tener y no tiene, de la felicidad del ascenso social… A lo largo de la novela van apareciendo situaciones que ponen a prueba la honradez de este individuo, los negocios sucios, el engaño, la alianza con los poderosos, la posibilidad de una infidelidad, todo ello a pocos días de celebrarse la fiesta del 4 de julio, que es por antonomasia la celebración de la patria estadounidense y sus honorables principios de transparencia y libertad…

La novela (escrita en 1961) pretende mostrarnos cómo la sociedad de entonces, aparentemente intachable, estaba sustentada en prácticas deleznables de todo tipo, al estilo de las que soportamos hoy día en cualquier sociedad avanzada (corruptelas, engaños, sobornos, etcétera), en donde el arte de triunfar no reside en el esfuerzo personal sino en la habilidad para disimular mejor que el de enfrente lo que no debe saberse. Según avanza la novela el protagonista empieza a plantearse muchas cosas ante la posibilidad vislumbrada de una mejor posición social. Los hechos se precipitan y el protagonista duda y se tambalea, estas dudas le acosan hasta el último instante de la novela.

Es cierto que no es una novela sencilla, quizá es recomendable haber tenido ya contacto con este autor a través de sus otras obras, pero sea como sea El invierno de mi desazón es una novela muy pertinente hoy día, da vértigo pensar que se escribió hace casi sesenta años y sin embargo podría haberse escrito antes de ayer… hay cosas que nunca cambian.

Ah, y por si hacen falta más argumentos, hoy mismo se cumplen cincuenta años de la muerte del autor, qué mejor excusa para acercarnos a su legado.

Afortunadamente hay en España un sector editorial que todavía valora los contenidos por encima de los beneficios a la hora de elegir títulos que editar.

Ester Vallejo, Librería Lex Nova (Madrid)

Siete novelas para cambiar de año

el 19 diciembre, 2018 en Recomendaciones temáticas

Nadie se pasa de parada de metro mirando cositas en Instagram, y sería raro confundirse de dirección en el autobús por estar jugando al Candy Crush… Esas cosas nos suceden leyendo Guerra y paz. Las pupilas y las páginas suelen ser buenas amigas: no hay nada más magnético para los ojos que la buena literatura, y, entre ésta, nada tan adhesivo para la concentración como las novelas. Siete librerías independientes de distintos puntos de España han querido contarnos cuál es la novela que más les ha gustado últimamente, cuál van a recomendar más a sus amigos de cara a los largos y fríos y cálidos días que llegan. 2018 ha sido, en verdad, un año editorialmente glorioso, y para culminarlo podemos sumergirnos en alguna de estas lecturas, recomendadas por libreras y libreros que saben de lo que hablan:

 

Nada que no sepas, de María Tena (Tusquets Editores)

NADA QUE NO SEPAS, de María Tena (Tusquets Editores)

Si la sabiduría popular concluye que “cada maestrillo tiene su librillo”, no digamos los libreros… En la librería Luz y Vida (Burgos) responde al teléfono un librero (“A mí me parece que Yo, Julia de Santiago Posteguillo es muy recomendable, pero a algunos de mis compañeros les ha encantado Feliz final de Isaac Rosa”) mientras se oyen los gritos de fondo de una librera: “¡Dile que Los asquerosos, de Santiago Lorenzo!” (que también gustó mucho en su día en la Librería Oletvm, donde la reseñaron para Los Libreros Recomiendan). Al final es Álvaro Manso quien nos habla del último Premio Tusquets de Novela, “muy bien escrito”, según él, y que ensaya “un paralelismo muy interesante entre el Uruguay del medio siglo y la sociedad franquista”, con “un sentido del erotismo muy bien entendido”. La última novela de María Tena tiene hasta sus páginas epistolares, y, aparte de su atractivo título, atrapa desde su primera frase: “Yo vengo de un lugar de donde siempre había que irse”.

Encuéntralo en tu librería

TÚ NO MATARÁS, de Julia Navarro (Plaza&Janés)

TÚ NO MATARÁS, de Julia Navarro (Plaza & Janés)

En La General, de Aínsa (Huesca), sólo tienen clara una cosa, y es que no tienen nada claro con qué quedarse. La novela que más les ha gustado en 2018 es El orden del día, de Éric Vuillard (Tusquets), pero necesitan comentar, con un entusiasmo contagioso, Akademeia, de Jesús Santamaría (Los Libros del Gato Negro), “una novela muy bien organizada que es una novela de campus pero que es también una novela negra” (y que por tanto podría haber entrado en nuestro recorrido temático de septiembre, sobre el subgénero de la novela de campus). Sea como sea, y como al parecer por el Pirineo tienen mucho cariño a Julia Navarro, que situó allí la trama de una parte de La sangre de los inocentes, al final deciden invitarnos a la lectura de Tú no matarás de Julia Navarro (Plaza & Janés), una apuesta infalible para casi todos los lectores, novela de tiempos y de espacios, de intrigas y de enseñanzas. En su página de “Agradecimientos”, por cierto, Navarro no olvida “a los libreros, que me han acompañado hasta hoy”. La relación de amor es, pues, correspondida, algo infrecuente en las novelas…

Encuéntralo en tu librería

UN CABALLERO EN MOSCÚ, de Amor Towles (Salamandra)UN CABALLERO EN MOSCÚ, de Amor Towles (Salamandra)

Al librero Javier Cámara, de la Librería Cámara (Bilbao), lo que de verdad le apetece es recomendar Capitalismo Big Tech, de Evgeny Morozov (Enclave de Libros), pues, desde su punto de vista, “analiza muy bien el impacto de las nuevas tecnologías desde la perspectiva de la nueva izquierda” y es “bastante rompedor en sus planteamientos, al estilo de un Zizek“… Pero, puesto a elegir una novela, se lo piensa poco, y opta, por su “prosa maravillosa”, por Un caballero en Moscú, del bostoniano Amor Towles (Salamandra), en el que se cuenta, nos explica Javier, cómo “un personaje al que se le acaba tomando mucho cariño” se ve obligado a residir en hoteles tras la Revolución de 1917, y ese insólito castigo, que es ante todo un singular destino, se alza como “una poderosa metáfora de la transición de la rusa zarista a la Rusia revolucionaria, y de ésta a la Rusia de los años 50″. Nos gustan los libros que comienzan con comparecencias, declaraciones ante el juez, testimonios ante tribunales sumarios: es una buena forma de enganchar desde el comienzo. Y, por otra parte, “Cualquiera que haya pasado una hora tras hora bebiendo un vaso tras otro de vodka sabe que, aunque resulte sorprendente, la envergadura de un hombre no tiene nada que ver con su capacidad”.

Encuéntralo en tu librería

YO PUDE SALVAR A LORCA, de Víctor Amela (Destino)YO PUDE SALVAR A LORCA, de Víctor Amela (Destino)

Auxi, de la Librería Herso (Albacete), nos cuenta emocionada que “se me han quedado pegados al corazón todos los personajes” de Yo pude salvar a Lorca, del periodista Víctor Amela. La veterana librera la empezó a leer “por curiosidad”, y esa curiosidad se convirtió a las pocas páginas en ansiedad lectora, en conmoción, en toda una experiencia. Desde Soldados de Salamina hemos llegado tan lejos y hemos retorcido tanto eso de jugar a la veracidad con las cosas del pasado que cuando una novela es veraz de verdad, testimonial en serio, ya desconfiamos, y no sabemos si son apariencias, mixtificaciones, artefactos literarios, ni tampoco dónde están los límites (o, mejor, dónde están los documentos, las pruebas…). Víctor Amela dice que le debía esta novela a su abuelo Manuel, el pastor de las Alpujarras que pronunció la apabullante frase que da título al libro, y tira del hilo familiar, de hilo de la memoria, el hilo de la Historia… Un pastor de la Alpujarra se libera de una vez de sus secretos, unos secretos privados que, sin embargo, tienen demasiado que ver con el pasado colectivo y, por lo tanto, con los cabos sueltos del presente.

Encuéntralo en tu librería

FUEGO Y SANGRE. CANCIÓN DE FUEGO Y HIELO, de Martin, George R.R. / Wheatley, Doug  (Plaza&Janés)FUEGO Y SANGRE. CANCIÓN DE FUEGO Y HIELO, de George R.R. Martin / Doug Wheatley (Plaza & Janés)

Quien no titubea demasiado es José Díaz, de la Librería Luces (Málaga), que asegura que esta Navidad va a recomendar “a sangre y fuego” Fuego y sangre, de George R. R. Martin, “una precuela completamente imprescindible para entender Juego de tronos“, pues aquí se nos cuentan “los inicios de todo aquello”. Lo cierto es que, “quien lo probó lo sabe”, las tramas de Martin son adictivas, y los dibujos de Wheatley no hacen sino hacer aún más atractivo lo que ya era difícilmente resistible. Como si la historia de nuestro mundo fuese insuficiente, Martin levanta un universo paralelo, con sus historiadores, sus tradiciones, sus civilizaciones o, por supuesto, sus guerras… “Los maestres de la Ciudadela, encargados de preservar las historias de Poniente, han utilizado la Conquista de Aegon como punto de referencia cronológica durante las trescientos últimos años. Al datar nacimientos, defunciones, batallas y otros sucesos se indica d.C. (después de la Conquista) o a.C. (antes de la Conquista)”… Y eso es sólo el comienzo del comienzo, la génesis de una historia que ha fascinado ya a cientos de millones de terrícolas.

Encuéntralo en tu librería

 

Y LLOVIERON PÁJAROS, de Jocelyne Saucier (Minúscula)Y LLOVIERON PÁJAROS, de Jocelyne Saucier (Minúscula)

Fuencisla y Susana, de la Librería Diagonal (Segovia), estaban también tentadas de decantarse hacia lo más directamente testimonial, proponiéndonos la lectura de la Correspondencia entre Stefan Zweig y su primera mujer, Frederike, pero finalmente se deciden también por la narrativa. Les encantó Solenoide, y les ha gustado Los asquerosos, y Cara de pan (recomendada también para esta página por la librería Numax, de Santiago de Compostela)… pero se fijan en la cuarta novela de la canadiense Jocelyne Saucier (aunque la primera que se traduce al castellano). Y llovieron pájaros es, según ellas, “Un canto a la libertad y a la vuelta a la naturaleza”. En él, “Saucier pinta un cuadro mágico en el que la vida comienza en la vejez. Tres hombres y la libertad de elegir la forma de vivir. Tras decidir retirarse a los bosques del norte de Canadá, una fotógrafa entra en sus vidas como un inquietante personaje. Y más tarde, la aparición de una pequeña y anciana mujer traerá una brisa fresca al bosque y al mundo que estos cinco personajes van a conseguir crear a su alrededor”.

Encuéntralo en tu librería

LAÍN. EL BASTARDO, de Francisco Narla (Edhasa)LAÍN. EL BASTARDO, de Francisco Narla (Edhasa)

“Excepcional, excepcional, excepcional”… Es el único adjetivo que le sale a una rendida Sara, librera en Te Gusta Leer (Gijón) ante Laín, el bastardo, de Francisco Narla, una novela que apareció en las librerías allá por finales de febrero y que ha atravesado todo el 2018 coleccionando elogios, acumulando prestigio y, por supuesto, ganando lectores. El Primer Premio Edhasa de Narrativas Históricas se ha fijado en una novela cuya sinopsis deja efectivamente mudo, pues consigue reunir a templarios, juglares, cetreros, cruzados y hasta a Gengis Kan, pasando por Venecia, Galicia y Mongolia, todo en apenas once líneas. El vídeo de presentación también anuncia esa sorprendente variedad: sucede todo “en el convulso siglo XIII”, pero la pluralidad de espacios y, sobre todo, de personajes, es, como dice Sara, realmente “excepcional, excepcional, excepcional”… Una novela adecuada ya no para cruzar de un año a otro sino para atravesar todos los mundos conocidos.

Encuéntralo en tu librería

“El concierto” de Stefano Russomanno

el 17 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

El concierto

El concierto

Russomanno, Stefano

ISBN

978-84-17425-22-7

Editorial

Fórcola Ediciones

Mas información

Un viaje por mar, una estrella de la música clásica, un fan, y una intriga… o dos.

Éstos son los mimbres de la atractiva novela que ha escrito Stefano Russomanno en torno a la figura del pianista Arturo Benedetti Michelangeli (1920-1995). El autor, musicólogo y periodista especializado en música clásica, es un confeso admirador de quien fue uno de los más grandes pianistas del siglo XX, famoso por sus exquisitas interpretaciones, y también por sus excentricidades, que no eran sino el resultado en muchos casos del nivel de exigencia que se marcaba a sí mismo.

Russomanno, que escribe con ésta su primera obra de ficción, presenta al lector una nouvelle, una novela corta, género de menor extensión que la novela, pero de mayor complejidad que un cuento. Estamos en el verano de 1972, y el buque Renaissance zarpa de Lisboa para realizar un crucero por el Mediterráneo. Una de las atracciones a bordo será un anunciado concierto de cámara que ofrecerá Benedetti Michelangeli junto a un trío de cuerdas. Entre el pasaje se encuentra un violinista, profundo admirador del músico, quien relata en primera persona esta narración. La intriga que conduce la acción del relato es la duda de si tendrá lugar el concierto, asunto que desazona al narrador y que éste comparte con otro viajero, igualmente admirador del gran pianista.

Esta breve anécdota, ficticia, permite a Russomanno describir a un personaje real, Benedetti Michelangeli, con toda su grandeza artística y sus rarezas personales, y tomarlo como excusa para desarrollar una serie de reflexiones sobre la música, su naturaleza, su interpretación, su valor, los sentimientos que provoca en el oyente. Russomanno tiene la habilidad de que todas estas consideraciones lleguen al lector a través del personaje narrador, de quien no conoceremos el nombre en ningún momento. Este personaje, violinista él mismo, rememora también su propia vida y medita sobre la música con la naturalidad que permite la narración en primera persona. Gracias a estos dos personajes, uno real y otro inventado, la obra respira música, y pasión por ella, y reflexión profunda sobre la relación entre las notas del pentagrama, su intérprete y los propios oyentes, que, aquí, son también lectores.

El concierto está compuesto de diversas intrigas: ¿llegará a tocar Benedetti Michelangeli en el crucero, contra todo pronóstico? ¿Quién es el auténtico protagonista de la obra: el narrador en primera persona, ficticio, o este pianista real que no tiene ni una línea de diálogo en la narración (sólo se citan comentarios pasados)? ¿Es el arte más grande que la vida misma? ¿Qué nos quiere contar el autor con el enigmático final con el que concluye la obra?…

Sólo añadiremos, que, por todo ello, El concierto puede atraer por igual a los melómanos, a los amantes de las intrigas y a los aficionados a las buenas lecturas, sean del tipo que sean. Y una cita, extraída del libro: “… aquella armonía capaz de amansar a las fieras y vencer a las sirenas aliviaba nuestras penurias, impulsaba nuestras hazañas, confortaba nuestra espera’.

Blanca Gutiérrez Cardona, El Argonauta, la librería de la música (Madrid)

“Cantos” de Ezra Pound

el 13 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

Cantos

Cantos

Pound, Ezra

ISBN

978-84-16677-35-1

Editorial

Editorial Sexto Piso

Mas información

Hablando de la pequeña localidad italiana de Rapallo, donde su abuelo había combatido en 1914, Stefan Hertmans dedica casi toda la página número 73 de su estupendo Guerra y trementina (reseñado también en ‘Los Libreros Recomiendan’) a hablar de Ezra Pound, que se instaló allí en 1924 para esconderse de todo y avanzar en la redacción de sus Canti, el faraónico proyecto poético que iba a estar escribiendo durante toda su vida. Hertmans recoge la famosa imagen de Mussolini ojeando algunas páginas delante de su autor (fascinado, como es bien sabido, por el fascismo, lo cual es muy distinto de ser un fascista) y juzgándolas “graciosas”, o “divertidas”, anécdota que Pound, como no podía ser de otro modo, recogería en otro de los movimientos de su obra, como piezas o módulos que se van ensamblando y adaptando para acabar contándolo y cantándolo todo.

Y, en efecto, es difícil hablar de un libro que quiere hablar de todo, que anhela decirlo todo, recogerlo todo, analizarlo todo y casi hacerlo todo, construir o reconstruir la cultura universal, la historia de los seres humanos, el espíritu de los idiomas, las dinastías de la inteligencia o de la brutalidad. Lo que Ezra Pound levanta con sus versos es, literalmente, un fascinante universo paralelo que tiene mucho de catedral y no poco de laberinto, y es que a uno, como lector de poesía, le queda la sensación de que podría quedarse dando vueltas a los Cantos toda la vida, estar permanentemente leyéndolos, pensándolos…, y que eso sería suficiente. Si la poesía, ante todo, ha de ser vida vertida en verso, lo que aquí tenemos es una obra colosal, llena de energía y de reflexión, de fuerza y de sabiduría.

Para “apropiación cultural” la de Ezra Pound, que ya no es que pida préstamos a las diferentes religiones o recoja toda suerte de crónicas, sino que se permite saquear todas las tradiciones, profanar todas las ceremonias. Los Cantos tienen mucho de aglutinación, de sincretismo, de acumulación, y lo que a muchos lectores les podrá parecer un defecto, que es su relativo caos, su fenomenal desorden, sus lagunas, su arbitrariedad…, a otros nos parece una juerga literaria incomparable, un surtidor de felicidad. Esta obra, como dice en ella alguien de alguien, “tiene un dios dentro / aunque no sé cuál”.

Quien quiera enterarse por orden y con rigor de lo que ha ocurrido en este mundo hará bien en acudir a otras fuentes, aunque sólo sea para contrastar, pero quien quiera celebrar la historia de la vida a través de la poesía hallará en muy pocos sitios algo tan sublime, tan sorprendente y, a su modo, tan completo (y es, de hecho, algo que hasta ahora no podía leerse por entero en español, pues en su día la edición de Cátedra quedó inacabada, algo que ha enmendado ahora con enorme habilidad y no menor mérito el argentino Jan de Jager). Se abra por donde se abra, este grueso tomo atrapa al buen lector, que queda adherido a la lectura, rendido ante un texto total en el que para pasar del exabrupto más violento a la delicadeza más fina basta a menudo simplemente con saltar de verso, y en el que también hay momentos para lanzar carcajadas de pura alegría, tan pronto como, por ejemplo, en la transición entre los cantos I y II… El talento salvaje de Ezra Pound es algo que destella en este libro desde ese primer verso tan prometedor, “Y entonces descendimos de la nave”, hasta ese no menos glorioso último verso que… Pero no: para llegar hasta el último verso hay que merecerlo.

“Mudar de piel”, de Marcos Giralt Torrente

el 10 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

Mudar de piel

Mudar de piel

Giralt Torrente, Marcos

ISBN

978-84-339-9859-0

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

«Qué raras las familias: cuanto más pequeñas son, qué imprevistos y fuertes son los lazos que tejen al bies», dice Marcos Giralt Torrente en uno de los cuentos reunidos en Mudar de piel. Ese universo de lazos imprevistos y rarezas que es la familia no podría estar mejor contado que en este estupendo libro de relatos, que nos ofrece un abanico de familias imperfectas, incompletas, con un repertorio de personajes que ocupan las distintas posiciones: hay padres y hay hijos, hay maridos presentes y maridos ausentes (y maridos que son las dos cosas a la vez); hijos únicos, hermanos y huérfanos, muchos de ellos sin nombre. Y también hay madres y hermanas, y parejas, y mujeres solas que sacan adelante a sus hijos. Pero Mudar de piel es también un catálogo de sentimientos diseccionados con la precisión de un entomólogo que nos pone delante de un espejo y nos enfrenta a nuestros propios miedos, a nuestras propias culpas.

Mudar de piel es la continuación natural de El final del amor y de Tiempo de vida. Los espléndidos relatos que lo forman —como “Transición”, “Sombras que reverberan”, “Mudar de piel” o el estupendo “Baker y margaritas”, el mejor del libro en mi opinión— están llenos de matices y de aristas, de silencios y de ausencias, de «esclusas mediante las que acotamos nuestros afectos» y de caminos que «una vez transitados, no tienen vuelta atrás», de atmósferas nada cómodas que nos sacuden y nos remueven y donde lo “no contado” es tan poderoso como lo narrado.

Marcos Giralt Torrente es un agudo observador de la realidad que se detiene en los detalles pequeños, en los actos cotidianos a los que no solemos conceder importancia, y los convierte en material literario. Los nueve relatos reunidos en Mudar de piel son nueve historias condensadas, reducidas a su esencia, a lo importante, nueve pequeñas novelas que hablan de la soledad, la incomunicación, el amor y el desamor, la incapacidad de querer o los distintos modos de hacerlo, el perdón, las contradicciones y las heridas que dejamos en quienes queremos… es decir, de la condición humana y la complejidad de nuestros sentimientos. De la vida.

La prosa de Marcos Giralt Torrente es magnética y muy personal: basta con escuchar una frase en voz alta para saber que es suya, y ésa es una cualidad reservada sólo a los grandes escritores. “Las palabras suelen llegar más lejos de lo que el corazón se atreve”, dice en uno de sus cuentos. En Mudar de piel las palabras llegan lejos, muy lejos, y el corazón se queda con ganas de que los relatos de este libro no acabaran nunca.

Eva Cosculluela, Los Portadores de Sueños (Zaragoza)