“Románov. Crónica de un final, 1917-1918. Memoria y correspondencia de una familia”

el 3 septiembre, 2018 en Libro de la Semana

Románov: crónica de un final 1917-1918

Románov: crónica de un final 1917-1918

AA. VV.

ISBN

978-84-8393-240-7

Editorial

Páginas de espuma SL

Donde comprarlo

La Historia es esa gran señora que de vez en cuando tiene la capacidad de convertir momentos históricos en mito, en imaginería popular, en anécdotas, bellas o macabras, que se transmiten de generación en generación. Y si hay un país que durante siglos ha sido capaz de despertar la imaginación y la atracción de medio mundo por su grandiosidad, su autoritarismo oriental o la revolución mundial, por su increíble riqueza cultural, ése es sin duda Rusia: la gran Rusia zarista primero, la gran Rusia soviética después. Y este librero es uno de los enamorados de esa Rusia soñada, esa Rusia de cuento y épica, de atraso y progreso feroz.

Y buena parte de esa mítica historia de la Gran Madre Rusia viene protagonizada por la familia aristocrática de los Románov, que durante trescientos años dominaron la política rusa convertidos en los zares de todas las Rusias, no sólo geográficamente, sino por los vaivenes y las personalidades tan diversas de sus dirigentes, que van desde el gran reformador Pedro I, la deslumbrante Catalina la Grande, pasando por diversos emperadores, unos vencedores frente a Napoleón, otros tiranos y desequilibrados, pero que llevaron a Rusia a ser una gran potencia, para acabar con un final digno de su propia historia: violento, sangriento, triste y de repercusiones mundiales, porque ¡el zar Nicolás II y la familia imperial han sido asesinados por los soviets! Y la historia contemporánea europea saltaba por los aires, revolución mediante.

En pleno centenario de la trágica matanza, la exquisita y siempre valiente editorial Páginas de Espuma ha tenido la maravillosa idea de regalarnos una edición de lujo para adentrarnos en este momento histórico, pero en vez de lanzarnos una gran historia de Rusia o de la revolución, o una gran biografía de la familia imperial (como la de Los Románov de Montefiore en Crítica), o de la familia imperial (al modo de Las hermanas Románov de Rappaport en Taurus), el libro tiene el don de adentrarnos en la microhistoria, porque los textos “son el resultado de una selección entre las cartas, los telegramas, las notas de diario, las memorias, los testimonios y los documentos oficiales escritos por la misma familia, los personajes más allegados o los responsables del cautiverio”. Así, el libro se configura en una especie de relato epistolar, y el hilo narrativo lo van configurando los propios protagonistas. Sin épicas, sin aspavientos, sin los adornos que los historiadores o novelistas suelen imprimir. Historia pura y dura, pequeños hechos, palabras ciertas, es decir, la vida misma. Y el drama, que camina lento, en dos años de renuncias y encierros. El zar Nicolás II era un personaje tímido y doméstico, devoto y educado, pero aislado de la realidad rusa, que ya estaba inmersa en un periodo convulso de crisis política y económica, y que se vería agravado por el estallido de la Primera Guerra Mundial. Su mujer, Alejandra Fiodorovna, alemana, nieta de la reina Victoria de Inglaterra, reservada y poco dada a los cambios, no ayudó con su amistad con el famoso Rasputín, o trayendo a la familia la hemofilia, que tuvo al zarevich enfermo en su infancia. Las cuatro hijas (Olga, Tatiana, María y Anastasia) posiblemente fueron las más famosas, envidiadas y fotografiadas de la época, por su belleza y esplendor, apartadas del ruido, perdidas de la cruda realidad.

Todo esto lo iremos viendo en ellos por sus cartas, sus comentarios, plagados de jugosos detalles de lo cotidiano, de los paisajes, palacios y personajes que se pasean por sus líneas, ingenuos a veces, ajenos o inconscientes otras tantas de las consecuencias de los gritos de cambio, temerosos y aferrados siempre a sus domésticas rutinas familiares (trabajos en el jardín, paseos, juegos, enseñanza, misa y devoción), conscientes del momento que vivía Rusia, responsables de sus cargos, educados y con gran dignidad, pero sin saber dar respuesta a todo ello, salvo en ciertos gestos valientes y nobles, pero inútiles. El rodillo revolucionario se los llevó por delante, y sus testimonios dan fe de no saber todo lo que se les venía encima, ni a ellos ni a Rusia.

Por todo ello, esta lujosa edición en cartoné y mimada en cada aspecto, plagada de fotografías, de perfectas introducciones y acertadas notas, convierten este libro en un magnífico acontecimiento para los amantes de la Historia, pero no sólo de la rusa, sino para todos aquellos que quieran vivir los maremotos del devenir, del comprobar cómo todo es fugaz, de ángeles caídos y demonios entronizados, y al revés, de cómo lo cotidiano se puede convertir en infierno o el infierno en la patria de los proletarios del mundo. ¡Davai, Páginas de Espuma, enhorabuena, y gracias!

Adolfo López Chocarro, Librería Troa-Zubieta (San Sebastián / Donostia)

1 respuesta a “Románov. Crónica de un final, 1917-1918. Memoria y correspondencia de una familia”

  1. MAGNÍFICA E INTERESANTE OBRA. ME GUSTARÍA LEERLA. ¿CÓMO COMPRARLA DESDE AQUÍ?
    VIVO EN :
    CALLE VALDIVIESO N° 92
    CIUDAD Y COMUNA DE ILLAPEL, PROVINCIA DEL CHOAPA, REGIÓN DE COQUIMBO, CHILE, SUDAMÉRICA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>