“La mujer singular y la ciudad”, de Vivian Gornick

el 25 junio, 2018 en Libro de la Semana

La mujer singular y la ciudad

La mujer singular y la ciudad

Gornick, Vivian

ISBN

978-84-16677-62-7

Editorial

Editorial Sexto Piso

Donde comprarlo

“De lo que no puedo prescindir es de las voces”…

Vivian Gornick lleva años caminando sin cesar por la calles de Nueva York, la ciudad que es su mundo, escuchando las voces de sus habitantes y, mezclada en ellas, la suya propia.

Este libro, traducido por Raquel Vicedo, es un trayecto caminado a su lado en el que nos convertimos en acompañantes privilegiados alumbrados por la experiencia de una mujer, y por su honestidad consigo misma.

Escuchamos la voz de Gornick entre el ruido ensordecedor de Nueva York. Retazos de imágenes y ecos de otras voces que se quedan impregnadas en ti como un destello, en el que sólo te basta un segundo para entender lo visto, lo escuchado.

Toda una orquesta de voces que dan como resultado una sinfonía que habla de la vida.

Pero para la mujer singular varias arterias vitales cruzan la ciudad:

La soledad… elegida, la soledad en la que reflexiona sobre el amor y su búsqueda, sobre el encuentro con lo no esperado, soledad a la que acompaña esa multitud desconocida a la que arranca historias de sus voces cuando pasea entre ellas, soledad que arropa en las noches con la luz desconocida de sus ventanas.

La amistad… de Leonard, la íntima amistad verdadera. ¿Con cuántos de nuestros amigos podemos ser realmente quienes somos?

La escritora nos habla sobre los distintos tipos de relación amistosa que establecemos en nuestras vidas y el abanico que describe es bastante revelador, pero es emocionante el amor con el que nos cuenta la relación más importante para ella, su amistad con Leonard y cuya maravilla, aparte de otra multitud de cosas que los unen, se basa fundamentalmente en ser en su presencia quien ella realmente es.

Y la fantasía… refugio frente al miedo.

Durante años Gornick caminó y caminó hacia un futuro inexistente soñando despierta para soportar un presente pasivo, para huir de la tristeza, para huir del verdadero compromiso con la vida y seguir amando así más sus miedos que la vida misma.

¿Cuándo deja una de pasear, de soñar? ¿Cuándo deja una de caminar hacia esos futuros inexistentes, hacia esas vidas que no existen mientras vivimos las que elegimos no vivir?

Dejar atrás las fantasías da paso a un “presente desocupado”, y a un vacío en el que enfrentarse a quien realmente uno es hasta que un día se empieza a gozar de ocupar el presente, que no es otra cosa que ocupar nuestro ser, dejar de vivir alienados de nosotros mismos viviendo en la fantasía para pisar la realidad de lo que somos. Ahí seguramente resida la paz.

Gornick, mujer singular, recrea y construye en este libro un mosaico humano en el que es difícil no encontrarse. Caminemos…

Sagrario Santamaría, Librería Taiga (Toledo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>