“El Rastro” de Andrés Trapiello

el 3 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

El Rastro

El Rastro

Trapiello, Andrés

ISBN

978-84-233-5441-2

Editorial

Ediciones Destino

Donde comprarlo

Tras su laborioso trabajo de “traducir” El Quijote al español actual, pocos meses después de darnos en Y su último libro de poemas, y en medio de la redacción permanente de sus diarios, proyecto incesante desde hace treinta años, Andrés Trapiello publica otro de esos libros suyos que, sin anunciarlo explícitamente nunca, más esperábamos.

Trapiello conoce bien el Rastro, el universo del Rastro, el “Rastro universal”…, no en vano durante cuarenta años ha faltado muy poco a su cita dominical, solo o con amigos, “a una hora temprana, la del alba, que dicen los poetas, la hora en que se despliegan sobre la acera los primeros puestos”, “sin haber pasado por la ducha, el aseo personal vendrá después, a la vuelta, y se ha de hacer así para no desentonar con el ambiente que nos encontraremos luego”, y, por si fuera poco, sin desayunar, pues “siempre he dicho que al Rastro es mejor ir en ayunas, se está más despierto”.

En la primera parte nos cuenta la historia del Rastro, desde sus inicios, la historia de sus calles, de sus edificios. Historia en mayúsculas mezclada con historias minúsculas, las de los “habitantes” o asiduos del gran mercadillo, tanto compradores como vendedores o visitantes. La segunda parte nos habla de la ‘Teoría’, las formas de actuar, el regateo, los alardes y el resto de leyes que rigen la mecánica del mismo, porque “en el Rastro hay leyes, pero es muy difícil aplicarlas, porque hay tantas como objetos y excepciones”. La tercera sección, la de la ‘Práctica’ del Rastro, el “rastrismo”, fruto de sus vivencias, viene toda llena de anécdotas y curiosidades, es la sección de los recuerdos y los amigos.

En este libro está todo deliberadamente mezclado, como en el propio Rastro, porque Trapiello no se considera a sí mismo como coleccionista ni fetichista, pero, en el fondo, para mí es un coleccionista de momentos vividos en esas calles, más que de objetos o cosas. Andrés Trapiello ha logrado construir un artefacto que conjuga memoria y presente, y nos lo ofrece con la alegría de quien, orgulloso, enseña su pueblo a los foráneos, o su biblioteca a las visitas. Por ello es que prefiera pasear por sus puestos más que navegar por Internet, “el Gran Rastro”, pues éste “vale sólo para los que buscan y compran cosas y tienen de la vida una visión utilitaria y práctica. A los que vamos al Rastro a ver la vida y a ponernos en manos del azar, internet no nos sirve”. Ha ido coleccionando esos momentos y nos los ofrece en la cuarta parte del libro, la de “las iluminaciones”, la más especial y personal, un inventario de objetos que sólo muy relativamente son materiales, físicos, y cuyo valor no tiene nada que ver con el precio que se pagó por ellos.

Rosa Pastor, Libros 28 (San Vicente del Raspeig, Alicante)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>