Estás navegando por el archivo de Novela.

Día de las Librerías 2017

el 10 noviembre, 2017 en Recomendaciones temáticas

Si la buena literatura es el lugar más adecuado que conocemos para instalarnos indefinidamente, ¿qué no diremos de las librerías que la custodian, siempre tan hospitalarias y acogedoras…? Hoy se celebra su día mundial, y desde Los Libreros Recomiendan recordamos diez libros que hablaron de esos espacios, tan especiales y necesarios.

 

La librería, de Penelope Fitzgerald (Impedimenta)LA LIBRERÍA

En la segunda línea de La librería Penelope Fitzgerald escribe que Florence, su protagonista, “tenía buen corazón, aunque eso sirve de bien poco cuando de lo que se trata es de sobrevivir”. La verdad es que su idea de abrir una librería en un pueblo remoto e inaccesible de Suffolk, y hacerlo además en una casa con fantasma, no parece la estrategia comercial más recomendable, aunque la inesperada venta masiva de ejemplares de Lolita ayude a sanear el negocio… La librería es una novela que ha atrapado a millones de lectores, y en pocos día sse estrenará la versión cinematográfica de Isabel Coixet, por lo que Impedimenta ha publicado una cuidada edición especial, con materiales adicionales.

 

 

 

La librería ambulante, de Christopher Morley (Periférica)LA LIBRERÍA AMBULANTE

He aquí una de las historias sobre libros y librerías y libreros más emocionantes y divertidas que se han publicado recientemente entre nosotros. Con la misma capacidad de persuasión con la que durante décadas ha vendido ejemplares de Juvenal a campesinos de las llanuras norteamericanas, el viejo librero ambulante Roger Mifflin decide jubilarse y ceder su negocio a la de repente intrépida Helen McGill, que da un volantazo (casi literal) a su vida… Esta inolvidable historia, publicada hace exactamente cien años, en 1917, tuvo una secuela, no menos magistral, en La librería encantada.

 

 

 

84, Charing Cross Road, de Helen Hanff (Anagrama)84, CHARING CROSS ROAD

“En octubre de 1949, Helene Hanff, una joven escritora desconocida, envía una carta desde Nueva York a Marks & Co., la librería situada en el 84 de Charing Cross Road, en Londres. Apasionada, maniática, extravagante y muchas veces sin un duro, la señorita Hanff le reclama al librero Frank Doel volúmenes poco menos que inencontrables que apaciguarán su insaciable sed de descubrimientos. Veinte años más tarde, continúan escribiéndose, y la familiaridad se ha convertido en una intimidad casi amorosa. Esta correspondencia excéntrica y llena de encanto es una pequeña joya que evoca, con infinita delicadeza, el lugar que ocupan en nuestra vida los libros… y las librerías”: así dice la nota editorial de Anagrama, y no se puede quitar ni añadir nada sobre esta novela, que demuestra que la realidad está llena de magia.

 

 

El librero, de Roald Dahl (Nórdica Libros)EL LIBRERO

Todo el mundo sabe que los libreros son gente de bien, de honradez intachable, de gustos moderados y vida equilibrada, ciudadanos llenos de conocimiento y mesura y carentes de todo vicio o codicia. Sonujeres y hombres sabios, bondadosos, generosos y altruistas que buscan el bien común, la felicidad ajena, la alegría en el mundo, siempre lejos de la envidia y la presunción, de las que nada saben. El diablo los detesta porque el de los libreros es un gremio habitado por personas admirables, ejemplares y siempre rectas dentro de su exagerada amabilidad. Si hubiera más libreros el mundo el nuestro sería un planeta mejor, porque los libreros son virtuosos y gente que se obstina en el bien y… Bueno, tal vez todos, todos…, lo que se dice todos… no.

 

 

 

Mi maravillosa librería, de Petra Hartlieb (Periférica)MI MARAVILLOSA LIBRERÍA

“Este libro -dicen desde la editorial Periférica- cuenta la historia de un desafío: cómo conseguir que una librería pequeña, tradicional y de barrio se convierta en el núcleo indispensable de la vida en comunidad de una ciudad europea en el siglo XXI”. Y así es, porque aquí se cuenta la historia de una turista en Viena que se encapricha de una librería de barrio en venta, hasta el punto de, medio en serio medio en broma, terminar comprándola. Pero, naturalmente, una cosa es amar los libros y otra amar los albaranes, los pedidos, las cajas, los envíos, los clientes… los problemas.

 

 

 

Una librería en Berlín, de Françoise Frenkel (Seix Barral)UNA LIBRERÍA EN BERLÍN

«Yo amaba mi librería como una mujer ama, con verdadero amor», recuerda Françoise Frenkel, pero este amor quedó devastado por la barbarie y la sinrazón. En estas hermosas memorias, la autora judía narra  cómo abrió una librería francesa en Berlín, «La Maison du Livre», que rápidamente se constituyó como un centro de difusión de la cultura y el pensamiento francés. Con la llegada del nazismo, Frenkel tuvo que huir a París y abandonar, tal como estaba, el sueño que con tanto amor había creado. Un testimonio conmovedor y luminoso.

 

 

 

Hozuki. La librería de Mitsuko, de Aki Shimazaki (Nórdica Libros)HOZUKI. LA LIBRERÍA DE MITSUKO

Las librerías de viejo también han tenido su literatura, pero nada sabíamos de esos locales en Japón… Escrita con una delicadeza y una sensibilidad que recuerdan a Tanizaki o Kawabata, esta novela cuenta la historia de Mitsuki, librera por el día, chica de compañía por las noches… Como tantas veces sucede, fue un niño el que lo cambió todo, pero esta vez es un niño que salió de una taquilla en una estación de trenes…

 

 

 

Pedro Salinas/Jorge Guillén. Epistolario . Correspondencia con León Sánchez Cuesta, 1925-1974 PEDRO SALINAS / JORGE GUILLÉN. EPISTOLARIO. CORRESPONDENCIA CON LEÓN SÁNCHEZ CUESTA, 1925-1974

León Sánchez Cuesta, que llegó a ser conocido como “San León Librero”, fue el librero de la Generación del 27 y, como tal, verdadero puente entre generaciones (y a menudo mediador en los conflictos entre unos y otros). Aparte de tener a Luis Cernuda como empleado, Sánchez Cuesta fue lector omnívoro, consejero editorial y amigo de todos, y su archivo y epistolario demuestran nítidamente cómo un librero puede alterar, enriqueciéndolo, un paradigma literario. Su sabiduría fue legendaria, y si sus clientes fueron Juan Ramón Jiménez (que le pedía poesía extranjera), Manuel Azaña (que le compraba clásicos) o ilustres biógrafos que se documentaban para sus trabajos (y a los que Sánchez Cuesta guiaba discretamente), entonces su influencia benéfica sobre los libros que él mismo vendería después es muy perceptible.

 

 

Librerías, de Jorge Carrión (Anagrama)LIBRERÍAS

En ocasiones los elogios a las librerías, siempre justos, pueden deslizarse perceptiblemente hacia la mitomanía más plana (observen lo que ha sucedido con Shakespeare & Company o con cierta librería de Oporto…) o hacia la adulación interesada por parte de personas que, obviamente, desprecian los libros y lo que ellos contienen: cultura, sabiduría, inteligencia, poesía, belleza. Jorge Carrión, experto en series de televisión, expone esos peligros en este curioso repaso, que con toda justicia quedó finalista del Premio Anagrama de Ensayo.

 

 

 

Memoria de la librería, de Antonio Rivero, Carlos Pascual y Paco Puche (Trama editorial)MEMORIA DE LA LIBRERÍA

Estos tres libreros son tres auténticas instituciones en el mundo del libro. Cada uno de ellos abordó la librería desde un punto de partida diferente: la profesionalización del negocio familiar, el compromiso político durante la dictadura y el exilio, la emigración y el retorno. Si una librería es, de por sí, un pozo de anécdotas y de historias que merecen ser contadas y recordadas, las memorias de Paco Puche (Proteo), Carlos Pascual (Marcial Pons) y Antonio Rivero (Canaima) son, además, una reflexión indispensable sobre el negocio del libro.

 

 

Busca estos libros en tu librería favorita:

 

 

 

La librería

La librería

Fitzgerald, Penelope

ISBN

978-84-937601-4-4

Editorial

Impedimenta

Mas información

La librería ambulante

La librería ambulante

Morley, Christopher

ISBN

978-84-92865-50-5

Editorial

Periférica

Mas información

84, Charing Cross Road

84, Charing Cross Road

Hanff, Helene

ISBN

978-84-339-6982-8

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

El librero

El librero

Dahl, Roald

ISBN

978-84-16440-63-4

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

Mi maravillosa librería

Mi maravillosa librería

Hartlieb, Petra

ISBN

978-84-16291-21-2

Editorial

Periférica

Mas información

Una librería en Berlín

Una librería en Berlín

Frenkel, Françoise

ISBN

978-84-322-2999-2

Editorial

Seix Barral

Mas información

Hôzuki, la librería de Mitsuko

Hôzuki, la librería de Mitsuko

Shimazaki, Aki

ISBN

978-84-16830-73-2

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

Pedro Salinas / Jorge Guillén. Epistolario

Pedro Salinas / Jorge Guillén. Epistolario

Salinas, Pedro/Guillén, Jorge

ISBN

978-84-939988-8-2

Editorial

Publicaciones de la Residencia de Estudiantes

Mas información

Librerías

Librerías

Carrión, Jorge

ISBN

978-84-339-6355-0

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Memoria de la librería

Memoria de la librería

Pascual del Pino, Carlos / Puche Vergara, Paco / Rivero Suárez, Antonio

ISBN

978-84-92755-83-7

Editorial

Trama Editorial

Mas información

Andrés Barba, Premio Herralde de Novela 2017

el 6 noviembre, 2017 en Noticias

Un jurado compuesto por el editor Gonzalo Pontón Gijón, la escritora Marta Sanz, el librero Jesús Trueba (de la librería La Buena Vida), el novelista Juan Pablo Villalobos y la editora de Anagrama Silvia Sesé ha proclamado hoy a Andrés Barba ganador del 35º Premio Herralde de Novela por su novela República luminosa.

Andrés Barba (Madrid, 1975) es un todavía joven pero ya veterano escritor muy conocido y valorado por su sensibilidad y talento a la hora de retratar personajes heridos por uno u otro motivo, seres aislados, asustados o en crisis. El año pasado debutó como poeta con el también premiado Crónica Natural, al tiempo que ofreció en Te miro para que te quedes un libro estremecedor y emocionante como despedida a su amigo, el pintor Pablo Ángulo

La novela finalista ha sido La extinción de las especies, del novelista argentino Diego Vecchio.

Resultado de imagen de diego vecchio

Para ver los libros de Andrés Barba disponibles en las librerías españolas, pincha aquí.

Para recordar los anteriores ganadores del Premio Herralde, asómate aquí.

 

“El diablo de las provincias”, de Juan Cárdenas

el 31 octubre, 2017 en Libro de la Semana

El diablo de las provincias

El diablo de las provincias

Cárdenas, Juan

ISBN

978-84-16291-54-0

Editorial

Periférica

Mas información

Quienes hayan acompañado a Juan Cárdenas (Popayán -Colombia-, 1978) en su trayectoria narrativa desde los cuentos de Carreras delictivas (y cómo olvidar a aquel mono portugués drogadicto del primer relato…) saben que en absoluto es una hipérbole que en la solapa de su nuevo libro se hable de él como “uno de los jóvenes autores latinoamericanos con más proyección del momento”. Su primera novela, Zumbido (publicada, como Carreras delictivas, en la editorial 451, pero recién recuperada por Periférica) fue una explosión de locura y frescura, una narración frenética y lúcida que en buena medida avanzaba ya algunos temas y tonos de los libros posteriores: la religión más degradante, la confusión sin retorno de nuestro tiempo, la gestión de los espacios imprecisamente amenazados, la soledad pavorosa vivida con humor, América… En la última línea de aquella novela el protagonista echaba a correr, y esa carrera desembocó en Los estratos, una primera y precoz obra maestra, una narración inspirada y deslumbrante hasta un punto casi abrumador para el lector, con diálogos perfectos (probablemente Cárdenas sea uno de los escritores jóvenes con mejor oído para los diálogos callejeros, familiares, espontáneos…, y con mayor habilidad para reproducir y manejar conversaciones, virtud rarísima en la narrativa contemporánea), situaciones hipnóticas y segmentos narrativos estructuralmente condicionados por el efecto de las drogas sobre los personajes (algo de lo que la literatura actual ha abusado, lo cual es muy desaconsejable si no se tiene el talento suficiente). Y después llegó Ornamento, otra novela estimulante y a ratos arriesgada hasta casi el exceso que de nuevo jugaba con la identidad, a través de momentos con su punto lynchiano y recurriendo en todo momento a esa prosa brillante, desmesurada, insolente y provocadora de Cárdenas.

Pero es ahora cuando nuestro escritor se ha destapado con una novela definitivamente sublime, breve pero grandiosa, una novela simplemente importante, lograda cuando su autor no tiene todavía cuarenta años. Con una prosa ya no embrujada sino, directamente, una prosa bruja, voluptuosa pero a la vez contenida, vegetal y húmeda pero elegante, gamberra y magistral, voluptuosa y fértil, “real y maravillosa”, rebosante de una poesía antipoética estupenda…, Cárdenas ha construido una historia misteriosa y sugerente que está además atravesada por el humor, aunque esto último sería difícil de demostrar, puestos a ello. Es algo que simplemente se percibe, se sabe, se adivina, y no sólo porque el mundo de Cárdenas ha estado siempre cerca de la parodia, la caricatura y el carnaval, sino porque su estilo está teñido con una alegría literaria que se contagia, aunque se traten temas graves, duros o por momentos leamos páginas cercanas al género del terror, como si esa “ciudad enana” de la novela fuese una población colombiana hermanada con Twin Peaks.

“¿De qué trata la novela?” es una pregunta que tiene poco sentido al tratar la literatura de este autor, pues a los temas de fondo, a menudo resbaladizos, escurridizos, solapados hasta la opacidad…, se llega por el camino de unas tramas que son a menudo deliberadamente demenciales, caprichosas en cuanto al punto sobre el que se pone el énfasis, y por supuesto fragmentarias. Cárdenas confía en la inteligencia de sus lectores, y eso es algo que se agradece, sobre todo porque la novela es realmente inteligente, y no una de esas novelas supuestamente enigmáticas y geniales y calculadas pero obviamente huecas de las que presumen no pocos compañeros de generación. Si Cardenas quiere hablar de la macroeconomía criminal sobre América Latina, o del modo en el que las sectas cristianas han monopolizado la energía de un desesperante (y desesperado) porcentaje de la población… lo hará sirviéndose de argumentos muy laterales y de un personaje principal, “el biólogo”, que por no tener no tiene ni nombre, un ser vacío y resignado que incluso en su propio pasado familiar tiene preguntas pendientes determinantes, asesinatos no resueltos, hogares invadidos por gente indeseada. Y entre todas las virtudes de la novela, conviene detenerse especialmente en el tratamiento de los espacios, la mirada sobre el paisaje, el regreso a la semilla personal y a la naturaleza común y a una patria que, aunque secuestrada, también está formada por cielos y nubes y paseos nocturnos por calles vacías junto a un “díler” enajenado, otra víctima. Y con todos esos mimbres, El diablo de las provincias es una metáfora perfecta, un artefacto literario impecable, divertido y terrible emparentado con nuestros sueños y nuestras pesadillas, con nuestros anhelos y nuestra frustración, con nuestro miedo primigenio y nuestra cautelosa e intimidada felicidad.

 

 

“Un lugar pagano”, de Edna O’Brien

el 25 octubre, 2017 en Libro de la Semana

Un lugar pagano

Un lugar pagano

O'Brien, Edna

ISBN

978-84-16544-46-2

Editorial

Errata Naturae Editores

Mas información

La infancia es uno de los territorios literarios más visitados. La vida, desde de los ojos de quien la mira por primera vez, es más luminosa, más brillante, menos complicada. Y son esos ojos, los de una niña que observa atenta lo que sucede a su alrededor, los encargados de contar en  Un lugar pagano la vida de una familia en un pequeño pueblo de la Irlanda de los años cuarenta. Nada más que eso. Y nada menos que eso.

La familia que protagoniza esta historia es muy tradicional, ultrarreligiosa, estricta en la observación de los valores más profundos de la iglesia católica. El padre, un hombre autoritario, manirroto, alcohólico y juez de paz de su pueblo. La madre, una mujer austera, muy severa, resignada a aguantar las palizas de su marido y hacerle la cena a continuación. Unos padres que juzgan rigurosamente, que no perdonan las faltas de los demás mientras son sumamente permisivos con las suyas.

La novela arranca con una primera parte plácida y muy descriptiva donde la protagonista nos enseña su casa y nos presenta a su familia, como haría con un invitado que acaba de llegar. Sin acontecimientos importantes que hagan avanzar la trama, podría parecer un texto ligero sobre la niñez. Pero tras esta aparente ligereza, O’Brien plantea el germen de todos los conflictos que vendrán. Porque Un lugar pagano es una novela familiar y no existen familias sin conflictos: quien lo trae es Emma, la hermana mayor, que trae la deshonra a la familia con un embarazo de padre desconocido que cambiará la vida de todos. Y mientras esto pasa, pasa también la vida para la protagonista, que ve cómo muere una amiga enferma, sufre los abusos de un sacerdote o siente el primer amor desde su mirada de niña que descubre el mundo.

En esta novela llena de detalles autobiográficos, O’Brien utiliza la segunda persona para escribirse una carta a sí misma, para mantener una larga conversación con la niña que fue. Ese valiente recurso narrativo consigue que esta niña, que en la novela no tiene nombre, escuche narrar su vida con aparente lejanía, hasta con cierto desapego, casi como si estuviera escuchando hablar de otra niña pequeña en otro pueblo pequeño. Pero no: la niña es ella y la atmósfera asfixiante de esa sociedad hipócrita y cerrada la hacen querer escapar, a la vez que escapa también de su niñez para entrar en la adolescencia.

Un lugar pagano recoge la esencia de la excelente trilogía formada por Las chicas de campo, La chica de ojos verdes y Chicas felizmente casadas (todas ellas publicadas por Errata Naturae) y la lleva un paso más allá. Edna O’Brien nos ofrece una literatura exquisita llena de detalles hermosos. Una literatura llena de vida.

 

Librería Los Portadores de Sueños (Zaragoza)

 

Kazuo Ishiguro, Premio Nobel de Literatura de 2017

el 5 octubre, 2017 en Noticias

El narrador británico de origen japonés Kazuo Ishiguro ha sido proclamado hoy Premio Nobel de Literatura por la Academia Sueca.

Popular sobre todo tras el clamoroso y justo éxito de su novela Los restos del día, se trata de un autor muy conocido en España, donde ha sido publicado por la editorial Anagrama. Su última novela es El gigante enterrado, aparecida en 2016.

Pincha aquí para ver los libros de Kazuo Ishiguro disponibles en las librerías españolas.

 

“Paraíso Alto”, de Julio José Ordovás

el 5 octubre, 2017 en Libro de la Semana

Paraíso Alto

Paraíso Alto

Ordovás, Julio José

ISBN

978-84-339-9843-9

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

La trayectoria literaria de Julio José Ordovás (Zaragoza, 1976) es coherente e interesante como la de muy pocos escritores españoles de su edad: tras años curtiéndose con brillantez llamativa en el territorio de la crítica (un mundo más difícil de lo que se piensa, y en él que él pronto destacó tanto por su exigencia como lector como, sobre todo, por su autoexigencia como reseñista), publicó un diario, Días sin día (Xordica, 2004), en el que daba cuenta del desasosegante modo con el que se enfrentaba a la escritura, en buena parte por su intenso modo de sumergirse en la vida. Una vez roto su silencio editorial, paulatinamente fue entregando muestras de lo que podía hacer en otras regiones de la prosa, desde la crónica de viajes (Frente al cierzo. Once ciudades aragonesas, Biblioteca Aragonesa de Cultura, 2005) a la columna periodística (Papel usado, Eclipsados, 2007), un segundo diario (En medio de todo, Eclipsados, 2010), e incluso el retrato de un pintor (Pepe Cerdá. Entre dos luces, Eclipsados, 2011), pero también en la poesía (Nomeolvides, Prensas de la Universidad de Zaragoza, 2008). Su primer conjunto de narraciones breves estaba discretamente emboscado entre más versos y apuntes autobiográficos, componiendo el misceláneo y estupendo Una pequeña historia de amor (Isla de Siltolá, 2011), de modo que hubo que esperar hasta 2014 para poder leer la que era su primera novela, o al menos su primera novela publicada, ese El Anticuerpo (Anagrama) con el que sorprendió a aquellos que no habían ido siguiendo su evolución y no estaban familiarizados con su mundo, un mundo poético, verdadero y desgarrado.

Ahora ha aparecido Paraíso Alto, y se diría que en él ha volcado Ordovás todos sus demonios interiores pero no para ofrecer una novela torturada sino más bien para reírse con una carcajada un tanto sardónica de él mismo. No es humor negro, en absoluto, sino más bien humor fúnebre, dado que ese topónimo del título apunta a un pueblo de suicidas y fantasmas, un lugar vacío al que la gente acude para buscar la muerte, pero sin tremendismo, sin existencialismo, más bien encogiéndose de hombros y dispuestos todos a agotar su cuota de bromas. Hay más indiferencia resignada que autocompasión en el maravilloso elenco de personajes secundarios que van pasando ante los ojos del protagonista, otro suicida que en el último momento decidió no serlo pero quedarse a vivir allí, acompañando a los visitantes en sus últimas horas de vida, conversando, bebiendo, mirando el horizonte deshabitado.

Con una prosa llena de destellos poéticos en medio de un tono no desenfadado pero sí poco solemne, Ordovás dibuja con nitidez una nueva realidad, sólo suya, ya reconocible: un universo propio, casi un idioma, que atrapa y fascina y acompaña y convence. Una prosa dura, como deliberadamente descuidada, es el vehículo que el autor utiliza para hipnotizarnos, y si la novela se lee fácilmente de un tirón no es sólo por su brevedad, sino por su poder adictivo. Nunca la desesperación fue más elegante que aquí, nunca se trataron temas tan graves con tanta aparente indolencia, ni con tanta oculta belleza, y en ese sentido Paraíso Alto puede emparentarse con las descarnadas danzas de la muerte clásicas, un conjunto de seres lanzando al mundo un último corte de mangas, a modo de astracanada, antes de entregarse al silencio de la página final.

El día del entierro, de Edith Wharton

el 2 septiembre, 2013 en Libro de la Semana

El día del entierro

El día del entierro

Edith Wharton

ISBN

978-84-940925-2-7

Editorial

REY LEAR

Mas información

«Su esposa había dicho: “Si no la dejas, me tiro por el balcón”. Él no la dejó y su esposa se tiró por el balcón.»

Así empieza El día del entierro, la novela corta que escribió Edith Warthon en 1930. Publicada por la Rey Lear Editores, en su estupenda colección Breviarios del Rey Lear, llama la atención incluso antes de abrirla. Su cubierta es un detalle del retrato del editor Edward Kosmack (1910), y anticipa el carácter egoísta y frío del protagonista de esta novela, Ambrose Trenham.
Como ya nos adelanta el título, esta obra transcurre a lo largo del día en el que entierran a la esposa de Ambrose. Este hombre siente remordimientos por la muerte de su esposa, pero -más allá de responsabilizarse de ella- le echa la culpa a su amante, Bárbara, así que decide dejarla. Pero cuando se encuentra con ella, la historia tomará otra dirección…
Una de las características que más interés tiene, es la manera en la que la autora se mete en el pensamiento de un hombre machista como es Ambrose. Si tenemos en cuenta la vida de la escritora, que sufrió durante años a un marido infiel, nos resulta más fácil entender las recriminaciones que la joven amante le hace al protagonista: “De la única persona de la que me compadezco es de ella. La compadezco por lo mal que lo habrá pasado, día tras día, semana tras semana, sentada en casa, ella sola, sabiendo… imaginándose exáctamente lo que me estarías diciendo, cómo me besarías, y mirando el reloj, contando las horas, para después recibirte y oir tus explicaciones y verte disimular. Porque supongo que disimularías ¿no?. Sabiendo en el fondo que mentías, pero deseosa de creerte.”

En fín, para no adelantar nada más, sólo os diremos que merece la pena acercarse a esta obra en la que la autora nos introduce en la mente del propotipo de hombre machista y patriarcal.

Sinopsis:

El profesor Trenham sufre remordimientos por haber engañado a su esposa, que acaba de morir inesperadamente, un hecho que todos atribuyen a su carácter emotivo y nervioso. Tan apesadumbrado como asustado, Trenham decide romper con su joven amante cuando su mujer apenas acaba de recibir sepultura. Edith Wharton recrea en El día del entierro la psicología de un machista, de un egoísta incapaz de afrontar la vida en solitario ni de pensar en la felicidad de su pareja. Un desenlace inesperado pondrá un poco de justicia en este retrato social en el que la gran escritora norteamericana vuelve a demostrar su valentía para romper con los arquetipos tradicionales y las tesis más conservadoras.

Recomendado por Libros 28 (Sant Vicent del Raspeig – Alacant)