Estás navegando por el archivo de Literatura italiana.

“La miel” de Tonino Guerra

el 22 noviembre, 2018 en Libro de la Semana

La miel

La miel

Guerra, Tonino

ISBN

978-84-17386-13-9

Editorial

Pepitas de calabaza

Mas información

“Sé que el amor, esa misión salvaje, / delicada, imposible, es la única forma / de estar en este mundo sin errar”, afirmaba Juan Vicente Piqueras en Padre, su último libro de poemas, y algo de esa melodía filosófica, e incluso de la forma de expresarla, pudo rastrearse también en 2002 en la traducción que Piqueras hizo de la Poesía completa de Tonino Guerra (un trabajo que, en sí mismo, ya tenía mucho de acto de amor, hacia el amigo pero también hacia la literatura, y de hecho así lo explica el traductor en su prólogo de hoy: “Empecé a traducirlo por el único motivo por el que traduzco poemas, por amor. Y al traducirlo regresaba, verso a verso, como el protagonista del libro, a mi aldea abandonada”).

En aquel grueso e insólito libro (pocas veces sucede que lo primero que recibimos de un poeta extranjero sea su poesía entera) ya destacaba clamorosamente el poemario titulado La miel, escrito en dialecto romañolo por un septuagenario que, tras escribir alguno de los guiones decisivos de la historia del cine europeo (Amarcord, para Fellini, Nostalgia, para Tarkovski, La noche o Blow.up para Antonioni…), decide comenzar a regresar, iniciar un repliegue de fuerzas… Y lo hace escribiendo, en el idioma del pasado, los poemas de un anciano que regresa a la aldea de su infancia, donde ya sólo viven nueve personas aisladas, solitarias, hurañas… y donde aguardan los olores, el espacio, las horas vacías, la indolencia, cierta desesperación.

He aquí uno de los libros de poemas más peculiares que se puedan encontrar, y también uno de los más hermosos. Un libro de poemas que por una parte son muy narrativos, pero que también recogen algo del tono Ungaretti, del tono Umberto Saba, y que incluso tienen un punto de antipoesía, todo para exaltar eso que Piqueras llama en su prólogo con exactitud la “civilización campesina”, pero sin idealización ninguna. Ese pueblo al que Guerra regresa de anciano es como esa “plaza del mundo” de la que hablaba Cervantes: un lugar desde donde, por encima de las protestas y los achaques y los recuerdos, glorificar todo lo que se tiene y, sobre todo, lo que se ha tenido. Pero se hace de una forma indirecta, y a veces incluso de una manera paradójica. No hay aquí ‘locus amoenus’ ni ingenuidad campestre: hay inocencia, sí, pero es una inocencia violenta, como la de Pasolini: es la violencia de la soledad, la del analfabetismo, la de la enfermedad. El libro rebosa verdad (el mejor conservante de la poesía), pero es una verdad tosca, bellísima pero nada candorosa.

Izet Sarajlic (cuya antología Después de mil balas reseñamos en ‘Los Libreros Recomiendan’) creía que “el efecto más grande en la poesía se consigue cuando el poeta logra sorprender al lector con algo conocido”. En La miel sucede continuamente, y es un libro que constituye en sí mismo una “misión salvaje, delicada, imposible”…

 

 

Día de las Librerías 2018

el 16 noviembre, 2018 en Recomendaciones temáticas

Hoy, viernes 16 de noviembre, es el Día de las Librerías de 2018, y nosotros sólo sabemos celebrar las cosas con libros. Ya el año pasado ofrecimos un recorrido a través de diez libros sobre librerías, y este año hemos querido añadir alguno más. Entre ellos hay algunos que se han publicado en estos últimos doce meses, pero también volvemos los ojos a algunos clásicos, y, por otro lado, nos alegra ver que también la literatura infantil se une a las declaraciones de amor hacia las librerías, como en los muy recientes Zampalabras, de Javier Fonseca y Juan Berrio, o La niña que salvó a los libros, de Lisa Aisato y Klaus Hagerup (que Víctor Castillón, de la Librería Castillón de Barbastro, considera “delicioso”). El desdichadamente agotado Curso de Librería, de Fernando San Basilio, comenzaba explicando que “En el Curso de Librería éramos unas veces seis y otras veces ocho, a veces éramos cuatro y a veces éramos tres, dos, uno… Lo que nunca llegó a suceder, me parece, es que no fuéramos nadie”… Con las propias librerías ha de suceder lo mismo: ya que allí donde hay libros hay también sueños, y magia, y belleza, y sabiduría…, las librerías han de estar siempre llenas, habitadas no sólo por personajes maravillosos sino por personas dispuestas a conocerlos y a aprender de ellos. Los libros son seres vivos, pero sólo si los recorren unas manos, unos ojos… Todos los días son buenos para comprobarlo, pero hoy, si cabe, todavía un poco más.

 

NUESTRAS RIQUEZAS. UNA LIBRERÍA EN ARGEL, de Kaouther Adimi (Libros del Asteroide)NUESTRAS RIQUEZAS. UNA LIBRERÍA EN ARGEL, de Kaouther Adimi (Libros del Asteroide)

Edmond Charlot, con sólo veintiún años, abrió en 1936 una librería en un local minúsculo de la calle Charras, en Argel. Lo que era más bien un pasillo angosto se convirtió, sin embargo, en una referencia durante décadas, y albergó una galería de arte, un espacio de tertulia y las oficinas de una editorial que acabaría extendiéndose a París y publicaría decenas de miles de ejemplares de cientos de títulos importantes de Albert Camus, Philippe Soupault o Jean Giono (que es quien, sin saberlo, bautizó con uno de sus títulos la librería: “Las Verdaderas Riquezas”). “La literatura no me abandonará nunca”, se dice, y también que “los libros no caducan” o incluso que “la literatura es demasiado importante como para no dedicarle todo mi tiempo”. Pero claro, ya sabemos cuál es la diferencia entre la realidad y el deseo… Ser librero no es leer todo el rato, precisamente: “No hay que olvidarse de nada y cada vez tengo menos tiempo para dedicárselo a la literatura, que es sin embargo la razón de ser de todo este asunto”… La escritora argelina Kaouther Adimi (que ya nos sorprendió con El reverso de los demás) ha recreado aquel proyecto, aquellas ilusiones, aquel final…, alzando de paso una terrible y valiente crónica de las agresiones francesas contra Argelia tras la Segunda Guerra Mundial (un asunto muy poco popular y sangrantemente sepultado -o incluso negado- en esa Francia en la que reside la autora). Eso es lo que más ha convencido a la librera Alodia Clemente, de La Rossa. Llibres en Femení (Valencia): “cómo se explica que una librería y una editorial dependen decisivamente de su contexto histórico, social, económico…” y que “en algunos ‘relatos reales’, por desgracia, sobran los dibujos animados”, aunque también es cierto que las librerías contribuyen a humanizar su entorno: como afirma un personaje, “Charlot dejó en su librería algo hermoso, algo más grande que todo lo que ocurría en el exterior”.

Encuéntralo en tu librería

 

DIARIO DE UN LIBRERO, de Shaun Bythell (Malpaso)

DIARIO DE UN LIBRERO, de Shaun Bythell (Malpaso)

“Cuando compré The Bookshop en 2001 tenía una vaga idea de cómo creía que podía funcionar una librería. Ninguna de mis expectativas se cumplió. Siguen sorprendiéndome a diario las preguntas que me hacen los clientes así como las suposiciones que la mayoría de la gente alberga sobre cómo gestionamos este negocio -extrañas conjeturas con las que creen poder adivinar el modo de adquirir los libros o cómo elucubramos los precios de venta al público-. Toda la especie desfila por la tienda: algunos regatean, algunos recomiendan libros, algunos son espectacularmente groseros, otros quieren contarte impúdicamente la historia de su vida, y otros se atreven a sonsacarte detalles de la tuya”…: así plantea Shaun Bythell la crónica de su experiencia de años y años al frente de Wigtown, en Escocia, y muchas libreras y libreros asentirán ante ese resumen. Si hay en el mundo algún lugar donde se producen sorpresas, situaciones cómicas, malentendidos embarazosos y anécdotas desternillantes… es en las librerías. Otro anecdotario impagable es el que Eduardo Fernández León desplegó en Soldados de cerca de un tal Salamina. Grandezas y miserias en la galaxia Librería, un libro recomendado por Enriqueta Polo, librera en la Llibreria Samaruc (de Algemesí, Valencia).

Encuéntralo en tu librería

 

LA LIBRERÍA DE LOS CORAZONES ROTOS, de Petra Hülsmann (Catedral)LA LIBRERÍA DE LOS CORAZONES ROTOS, de Petra Hülsmann (Catedral)

Al librero Augusto Beltrá, de La Farándula (Novelda, Alicante), se le superponen las ideas a la hora de recomendar libros sobre librerías. Recuerda que en el divertidísimo Una lectora nada común, de Alan Bennett, es un bibliobús que nutre de lecturas al personal del Palacio de Buckingham lo que convierte a la reina de Inglaterra en una adicta a los libros (una librería sobre ruedas que, al cabo, es como la actualización de ese carromato que nos enamoró en La librería ambulante, de Christopher Morley, un título, por cierto, que muy recientemente ha sido reeditado en edición especial en cartoné). Pero también se acuerda de La librería del callejón, de Manuel Hurtado Marjalizo, y de El librero de Kabul, de Asne Seierstad, y de Una librería con magia, de Thomas Montasser, y de La librería más famosa del mundo, donde Jeremy Mercer hace un retrato de la parisina Shakespeare & Company… Pero al final, por reciente y por popular, por ser adecuada para todos los públicos, se queda con esta novela, debut de la alemana Petra Hülsman, en la que a una joven desorientada y en una mala racha le cambia la vida al aceptar un puesto, en principio provisional, en una librería. Los grupos humanos que frecuentan las librerías suelen ser sensibles y estrafalarios, inofensivos e imprevisibles, maniáticos y bondadosos… Esta novela supone, entre otras cosas, un homenaje a esos clientes, que van desfilando y mostrando así toda una tipología, un catálogo de obsesiones.

Encuéntralo en tu librería

 

Rue de L'Odéon, de Adrienne Monnier (Gallo Nero)RUE DE L’ODÉON, de Adrienne Monnier (Gallo Nero)

Izaskun Legarza, de la Librería de Mujeres de Canarias (Santa Cruz de Tenerife) quiere colocar este libro en este recorrido temático porque “narra la, a mi modo de ver, imprescindible complicidad que ha de establecerse entre quien regenta una librería y quienes se dedican a la creación literaria, y establece fórmulas de fomento de la lectura que, siendo aparentemente anticomerciales, favorecen la relación entre lectores y librera. En definitiva, y más allá de los caracteres restringidos de un tuit, recomiendo este libro, tanto como lo releo, por su calidad literaria, y por el bello relato que Monnier dejó sobre su labor como librera”. Pilar Torres, de vuelta a La Buena Vida (Madrid), también adora este libro (“mi libro favorito sobre una librería”), sobre el cual Ignacio F. Garmendia escribió una reseña estupenda para ‘Mercurio’ donde explicaba que “La Maison des Amis des Livres -la librería de Adrienne Monnier- acogió desde sus inicios a muchos de los autores que protagonizaron la edad de las vanguardias, que encontraron en ella [...] un permanente estímulo gracias a su incansable actividad de editoras, traductoras, mecenas, intermediarias o embajadoras, que en el caso de estas dos últimas se extendía, dada la nacionalidad y su condición de anfitrionas de la Generación Perdida, a las literaturas en lengua inglesa”.

Encuéntralo en tu librería

 

SI UNA NOCHE DE INVIERNO UN VIAJERO, de Italo Calvino (Siruela)SI UNA NOCHE DE INVIERNO UN VIAJERO, de Italo Calvino (Siruela)

Los libreros de Tipos infames (Madrid) no disimulan su entusiasmo al recordar este libro, recordándonos a su vez que “las páginas del inicio dedicadas a contar la entrada del lector en la librería para comprar un ejemplar de ‘la nueva novela de Italo Calvino’ describen como pocas lo han conseguido la sensación que todos hemos podido tener al entrar en una librería en busca de algo en concreto o simplemente en busca de nuevas lecturas: en esas páginas el lector trata de abrirse paso entre las pilas de Libros Que Puedes Prescindir De Leer, los Libros Que Si Tuvieras Más Vidas Que Vivir Ciertamente Los Leerías También De Buen Grado, los Libros Que Tienes Intención de Leer Aunque Antes Deberías Leer Otros…una cantidad casi infinita de volúmenes entre los que encuentran también los Libros Que Quieres Tener Al Alcance De La Mano Por Si Acaso, los Libros Que Podrías Apartar Para Leerlos A Lo Mejor Este Verano, los Libros Que Has Fingido Siempre Haber Leído Mientras Que Ya Sería Hora De Que TE Decidieses A Leerlos De Veras…y así Calvino desarrolla una larguísima enumeración hasta que el lector se hace por fin con el libro que buscaba, que es a su vez el libro que nosotros estamos leyendo. Ese desasosiego al sentir que cuanto más leemos más tenemos pendiente de leer y la sensación de verse rodeado por los libros contada en pocas páginas es inolvidable”.

Encuéntralo en tu librería

 

LA BUENA NOVELA, de Laurence Cossé (Impedimenta)LA BUENA NOVELA, de Laurence Cossé (Impedimenta)

En su reseña de este libro en ABC, Pablo D’Ors se preguntaba ”¿Por qué puede apasionar tanto la literatura? ´Ésa es la pregunta que late tras este libro. Para mí la respuesta es clara: porque es una condensación de la existencia, una recreación -comprimida y esencial- de ese maremágnum que llamamos ‘vida’. Lo que aquí se cuenta es la historia de un grupo de insensatos que, hartos de la literatura como industria y del libro como mercancía, deciden abrir una librería en la que sólo se vendan obras maestras. Buscan esa extraña y maravillosa complicidad que da el amor a los libros”… Rosa Pastor, de Libros 28 (San Vicente del Raspeig, Alicante), asegura haber recomendado y vendido mucho esta novela, y “destacaría el amor por los libros y el debate sobre qué son buenas novelas y cuéles no lo son, un debate eterno, o cómo muchas personas se sienten ofendidas porque sus gustos no están entre los elegidos, algo que hemos sufrido también muchos libreros. Cómo me hubiera gustado tener el valor suficiente para tener una librería así…”. Eva Boj, de la Librería Rafael Alberti (Madrid), dice que este libro “me pareció tierno porque mi idea inicial al montar mi librería [Atticus Finch] fue ése…, y me llamó la atención el tono de novela policiaca, con sus intrigas e intentos de asesinatos por parte de escritores despechachos”… Eso es lo que también destacaba el librero Javier Morote en la reseña que escribió en su día para ‘Los Libreros Recomiendan’: “como sucede en la vida, las cosas maravillosas nunca pueden salir del todo bien debido a la envidia y la maldad de quienes se sienten excluidos y desean que nada prospere sin ellos”…

Encuéntralo en tu librería

 

EL LECTOR INCORREGIBLE, de José Luis Melero (Xordica)EL LECTOR INCORREGIBLE, de José Luis Melero (Xordica)

“Lo que me ha gustado del último libro de José Luis Melero, El lector incorregible, es que, además de que habla mucho y muy bien de libreros y librerías, cuenta muchas anécdotas de escritores, bibliófilos y personajes literarios, y que invita a leer más sobre los autores y las obras de las que habla en estos ciento veinte artículos”. Así habla Paz Gil Soto, de la Librería Gil de Santander, porque en esta nueva recopilación de las columnas de Melero en el Heraldo de Aragón hay, en efecto, un artículo sobre las “Librerías en Oporto” o una crónica de sus “Últimos hallazgos” en las librerías de viejo de Barcelona, los cuales se unen a los cientos de textos que Melero ha dedicado a bibliotecas, imprentas, revistas o escritores olvidados, lo que él mismo llamaba en algún sitio “casquería literaria” y que en realidad, muy al contrario, es patrimonio ya no sólo de los lectores más curiosos, sino de los más finos. El “Liminar” de este nuevo libro es toda una apología de las librerías, “de las que yo salí un día convertido en escritor”, y se une a la ya extensa bibliografía propia sobre el asunto, que tuvo su redacción más exhaustiva en Leer para contarlo. Memorias de un bibliófilo aragonés, que es, desde la primerísima línea del prólogo, un entregado y a veces melancólico ditirambo de nuestros locales favoritos: “Aunque parezca mentira, hubo un tiempo en que los libros no estaban en la Red y había que ir a buscarlos a las librerías”…

Encuéntralo en tu librería

“La playa” de Cesare Pavese

el 1 octubre, 2018 en Libro de la Semana

La playa

La playa

Pavese, Cesare

ISBN

978-84-948335-2-6

Editorial

Altamarea Ediciones

Mas información

Qué tienen los días de playa que no se tachan en el calendario, ni se miden sus horas, se come, bebe y duerme sin disciplina y se vive sin orden. Tienen eso: que permiten una laxitud indecente e inimaginable el resto del año. En esta especie de tiempo muerto donde se rompe la rutina, es fácil abandonarse al vaivén lento y meloso de los días.

Es lo que sucede con los protagonistas de esta novela breve, que ahora llega traducida al español por Melina Márquez.

El narrador es invitado por un amigo íntimo y su esposa a pasar sus vacaciones en la playa, donde se suma a un grupo heterogéneo compuesto por jóvenes despreocupadas o demasiado vehementes; un maduro y bronceado vividor que se resiste a sentar la cabeza; un adolescente que sufre por un amor prohibido y se rebela contra su juventud anhelando experiencias que no le corresponden, buscándose, en definitiva, a sí mismo, como todos los adolescentes; el matrimonio amigo del narrador, una pareja perfecta en apariencia, artista frustrado y taciturno él, atractiva y seductora ella. Todos los hombres del grupo se sienten cautivados por esta joven esposa que, sabiéndose admirada y deseada, bromea con todos y se entrega a las confidencias con una familiaridad respetada y respetable. Y el narrador, protagonista y testigo de cuanto sucede a su alrededor, sin que nada suceda en realidad, porque esa es otra característica de veranear en la playa: los días pasan sin que ocurra nada, así que la no acción pone el foco en las conversaciones y confidencias, en los silencios y gestos que nuestro narrador interpreta con agudeza.

Es ésta una novela deliciosamente veraniega cuya aparente ligereza, ligada al tiempo y espacio que describe, atrapa al lector en una maraña de relaciones  y sentimientos no siempre manifiestos, pues a veces “la realidad se disfraza de lo opuesto”, componiendo una variada y acertada muestra del comportamiento humano.

Sin haber pisado la arena ni escuchado las olas, Pavese nos ha hecho disfrutar de un tiempo breve y gozoso en La Playa, contagiándonos de esa despreocupación y regocijo propios del veraneante, asistiendo a la vez a un sugerente juego de impresiones no muy definidas y, tal vez por ello, más interesantes.

Olivia Lahoya, Librería Estudio (Miranda de Ebro)

“La Retornada” de Donatella Di Pietrantonio

el 24 septiembre, 2018 en Libro de la Semana

La Retornada

La Retornada

Di Pietrantonio, Donatella

ISBN

978-84-17128-04-3

Editorial

Duomo Ediciones

Mas información

Como me pasa últimamente con los libros que realmente me han interesado, tengo que tenerlos “en el congelador” un tiempo para dejar que me acaben de contar todo lo que he intuido durante su lectura sobre los temas que plantea, y éstos son muchos y bastante positivos. Podríamos decir que la autora nos presenta una novela entretenida, con una gran fuerza narrativa, llena de personajes magníficos e incluso épicos, y todo ello envuelto en temas como el amor, la amistad, el odio, el dolor…, sustentados en una estructura narrativa ejemplar, con un estilo limpio y preciso, apoyado con frases cortas y descripciones minuciosas del mundo que rodea a los personajes… En fin, una buena novela.

Sin embargo, el tiempo me trae otras ‘formas’ de la propia novela, formas que son temas de los que apetece hablar en una sobremesa rodeado de buenos amigos. Donatella Di Pietrantonio ha ido con todo, como se suele decir, ha puesto toda la carne en el asador sin miedo a quemarse. Y el gran acierto es que lo ha hecho desde la mirada limpia e ingenua de una niña de trece años, o deberíamos decir desde la mirada de una joven mujer… inexperta, asustada, pero una mujer. Novela que nos habla, como he dicho, de los temas (con muchas formas) más importantes de la vida, sin remilgos y con dureza. A los que nos hemos criado en el campo esta obra nos resultará entrañable, a los que hemos crecido en una familia numerosa también, porque la dureza de las descripciones sólo enseña la mismísima realidad. A todos nos conmoverá su trama puesto que está hecha de los ‘retales’ luminosos o sombríos de la vida misma.

En fin, una novela para seguir pensándola después de su alucinada lectura.

¡Ojalá que le vaya bonito…!

Carmelo Bujanda, Santos Ochoa (Logroño)

“La larga carretera de arena”, de Pier Paolo Pasolini

el 23 julio, 2018 en Libro de la Semana

La larga carretera de arena

La larga carretera de arena

Pier Paolo Pasolini

ISBN

978-84-16529-64-3

Editorial

Gallo Nero Ediciones

Mas información

A sus treinta y siete años, cuando aún no había dirigido ninguna película pero ya se las había visto en más de una ocasión con la Justicia italiana, Pier Paolo Pasolini recibió el encargo de recorrer las playas italianas y escribir un reportaje en tres entregas para la revista Successo. Era el verano de 1959 y todo ardía: “la playa está en la plaza. Las puertas de las casas y los cafés dan a la escasa arena, y, sobre la escasa arena, se esparce la multitud de los grandes días de verano. Una feria estupenda, de rojo, azul y verde, en la que los jóvenes, los niños, las madres, los marineros, la pobre gente, se amontona festiva entre gritos, risas y juegos”.

Pasolini es más poeta en su prosa o en su cine que en su poesía (donde tendía a una amplificación excesiva, a cierta grandilocuencia), y en La larga carretera de arena lo demuestra cada pocas líneas de un modo destellante. Todo es cotidiano y todo le sorprende, y hasta lo vulgar le resulta extraordinario, revelador, digno de exaltación. Según él mismo dice, le “arrastra un gozo tal por ver que es casi como si estuviera ciego”, y el resultado, más que un reportaje de las playas italianas, es una improvisada apología del verano, pura celebración de todo lo que vive.

Ya hay algo gozoso e irresistible simplemente en algunos topónimos –Castellammare, Tarento, Pescara, Cattolica, Chioggia…–, míseros y calcinados (dado que por esos días hasta “el sol arde”), pero Pasolini aporta además su mirada ante los paisajes y junto a las gentes, convencido de que “la curiosidad siempre es más fuerte que la prudencia”: hay una bañista holandesa “bella como un pequeño ciprés”, alemanes “rubios como mazorcas”, “piernas desenvainadas como un par de dagas”, en Nápoles le invade “una peste a pescado que parte el corazón”… Aunque permanece pocas horas en cada lugar (o, directamente, pasa de largo), el viajero no deja de anotar alguna pequeña impresión, una pincelada, un juicio o un prejuicio. Esta edición de Gallo Nero, traducida por David Paradela López, presenta sangrados los fragmentos que no se publicaron en Successo y, aunque no se explican los motivos de esas omisiones, en muchos casos es fácil intuirlos. Sí se dio luz verde, sin embargo, a un fragmento que, al circular, ofendió a las gentes de Cutro (retratado como “el pueblo de los bandidos”), y se reproduce como apéndice la carta que Pasolini escribió en respuesta a esa reacción (y en la que sus explicaciones y disculpas, probablemente, multiplicarían el sentimiento de ofensa, algo muy pasoliniano).

Aunque “el demonio del viaje me empuja hacia el sur”, desde Roma a Sicilia bordeando el Mediterráneo, Pasolini culminó su recorrido subiendo por la costa adriática hasta Venecia y Trieste, lugares bien conocidos por él, playas de su infancia, y así remató un viaje y una crónica que, leídos ahora como libro, constituyen un retrato parcial y un tanto arbitrario, pero también nítido, hiperpoético e hipervital, de las orillas de una Italia que, para bien o para mal, ya era neorrealista. Nosotros hemos leído este libro con los pies metidos en el agua, bajo todo el sol del mundo, rebozados en arena, con los ojos borrosos por la sal… pero no es el único modo de recorrerlo, y podrá ser también un consuelo en el invierno, o acaso un sucedáneo leído tierra adentro. Sea como sea, la lectura de este libro supone un jolgorio elemental, algo un tanto primitivo, pues es una defensa de la vida en estado puro, del dejarse llevar, de la improvisación estratégica y de la indolencia atenta, de la pereza vigilante, del placer trabajador. Un libro perfecto para el verano, entendiendo que el verano lo es todo, que siempre es verano, y que la vida, aparte de una estirada carretera flanqueada por playas, es un largo y refulgente mes de agosto en el que sumergirse a conciencia, pero también un poco inconscientes.

Los libros de julio de 2018

el 5 julio, 2018 en Los Más Recomendados

Los libros están vivos, y en sí mismos son vida; y los libros son fáciles: se van con cualquiera que los desee; y los libros son promiscuos: no les importa que los compartan y se van a la cama o al sofá con todo el mundo; y los libros son generosos: suelen dar mucho más de lo que reciben, pues, a cambio de unas pocas horas en las manos del lector, éste se queda para siempre con la esencia de aquél, con su enseñanza, con una frase, mientras el otro -los libros son pacientes…- espera a otro visitante. Y son humildes: ni siquiera parece importarles que los dejen a medias… Ya no estamos a las puertas del verano sino en su mismísimo corazón, y llega un tiempo tradicional de lectura, de libros gordos, de clásicos, pro también de los libros más recientes, para que septiembre no nos pille a contrapié. Aquí están las diez propuestas más repetidas y valoradas por los libreros independientes de España, diez libros compatibles con helados, granizados, césped, protector solar y arena. Se mancharán, sí, pero lo importante es que sus historias o propuestas nos salpiquen a nosotros.

La vida en tiempo de paz

La vida en tiempo de paz

Pecoraro, Francesco

ISBN

978-84-16291-67-0

Editorial

Periférica

Mas información

Luz de juventud

Luz de juventud

Rothmann, Ralf

ISBN

978-84-17007-39-3

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

El consumo de patata en Irlanda

El consumo de patata en Irlanda

O'Brien, Flann

ISBN

978-84-17281-59-5

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

La edad de la penumbra

La edad de la penumbra

Nixey, Catherine

ISBN

978-84-306-1954-2

Editorial

TAURUS

Mas información

Stop-Time

Stop-Time

Conroy, Frank

ISBN

978-84-17007-41-6

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

Conversaciones entre amigos

Conversaciones entre amigos

Rooney, Sally

ISBN

978-84-397-3446-8

Editorial

LITERATURA RANDOM HOUSE

Mas información

En defensa de la Ilustración

En defensa de la Ilustración

Pinker, Steven

ISBN

978-84-493-3462-7

Editorial

Ediciones Paidós

Mas información

La hermana menor

La hermana menor

Enriquez, Mariana

ISBN

978-84-339-0806-3

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

La tiranía sin tiranos

La tiranía sin tiranos

Trueba, David

ISBN

978-84-339-1620-4

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Los parentescos

Los parentescos

Martín Gaite, Carmen

ISBN

978-84-17308-88-9

Editorial

Siruela

Mas información

“Donde quiera que yo esté”, de Romana Petri

el 9 abril, 2018 en Libro de la Semana

Donde quiera que yo esté

Donde quiera que yo esté

Petri, Romana

ISBN

978-84-17118-17-4

Editorial

Editorial La Huerta Grande

Mas información

Donde quiera que yo esté de Romana Petri, publicado por la editorial La Huerta Grande y traducido por Pilar Eusamio, es un evocador relato de tres mujeres y sus familias, amores, dolores y alegrías en la Lisboa del siglo XX. Una ciudad muy presente en toda la novela que transcurre durante décadas a través del relato de Margarida, su hija María do Ceu y su amiga Ofelia. Mujeres fuertes que resisten las embestidas de la vida, la soledad y la pobreza con una capacidad de resistencia y superación maravillosa, siempre con la defensa de la maternidad como pilar y potencia de la existencia, con la luz de Lisboa siempre presente como testigo de los acontecimientos, con su belleza melancólica, con su lenta cadencia y con ese azul especialmente luminoso de la ciudad “bonita pero complicada” que dice uno de los protagonistas masculinos de esta crónica de amores vencidos y desamores eternos que, con ternura y humor, se te clava dentro como sólo las grandes historias pueden hacer, a través de un lenguaje perfectamente ensamblado, con una sencillez descriptiva casi poética, con una prosa envolvente y hermosa. Un libro impresionante, que gustará a las lectoras y los lectores de Almudena Grandes o Elena Ferrante y del que os dejamos un par de extractos:

1. “No consiguió llegar a dormirse durante el viaje de vuelta, era como si, cada vez que estaba a punto de deslizarse hacia el sueño, algo la sacudiese para mantenerla alerta. Entonces abría los ojos y veía el sol del crepúsculo entre los árboles que flanqueaban la carretera junto al mar, las copas de los árboles ardían y le herían la mirada con todo aquel resplandor. Pero pensó también que aquel era un momento perfecto, que precisamente en aquel resplandor estaba la razón de la vida, todo su sentido”.

y 2: “ […] Cualquier cosa que él diga es como si me hablase de una felicidad que tenemos todos justo aquí, delante de nuestros ojos, que es nuestro derecho y que para que sea nuestra solo tenemos que alargar una mano.

-Qué cosas más bonitas dices, hija mía.

-¿De verdad? Creía que te darían miedo.

-Y me lo dan, pero no por eso son menos bonitas. El valor da siempre una gran alegría.

-Haciendo estas cosas, en nuestro país, se corre mucho riesgo. Los que son como nosotros, cuando los pillan, no se sabe cómo acaban. A un amigo suyo, un buen día, lo detuvieron y no se ha vuelto a saber nada de él.

-Son elecciones que se hacen en la vida, a saber cuántas habrá habido en la historia del mundo. Tú que has estudiado deberías saberlo. Además, riesgos se corren siempre tantos, incluso sin razón, que si alguien tiene el valor de correrlos por una idea válida…Me has hablado de libertad, de derechos, de igualdad. Me parecen cosas justas, cosas que faltan en nuestro país. Yo no he estudiado, pero la impresión que he tenido siempre de nuestro pueblo es que es demasiado paciente. Hace falta alguien que pierda la paciencia, personas jóvenes y valientes como vosotros. Claro que tengo miedo por ti, pero también estoy llena de esperanza.”

Pablo Bonet, Librería Muga (Madrid)

 

“Clásicos para la vida”, de Nuccio Ordine

el 8 enero, 2018 en Libro de la Semana

Clásicos para la vida

Clásicos para la vida

Ordine, Diamante

ISBN

978-84-16748-64-8

Editorial

Acantilado

Mas información

“Cambiar el mundo, mi amigo Sancho,

no es ni utopía ni una locura, es, sencillamente, justicia”.

Don Quijote

Nuccio Ordine, tras publicar La utilidad de lo inútil, vuelve a regalarnos un libro imprescindible en el que nos recuerda los lugares donde encontrarnos como seres humanos. Seres humanos conscientes, responsables y críticos capaces de cambiar el mundo y hacerlo más justo.

Con este libro Ordine deja claras dos ideas fundamentales:

Una es la importancia de la educación y la enseñanza en nuestras sociedades y la otra, la importancia de los clásicos para comprender el mundo en el que vivimos.

La educación es sin duda un pilar esencial de nuestras sociedades, el conocimiento genera ciudadanos responsables, librepensadores y autocríticos pero entonces ¿en qué fallamos desde hace siglos?

Quizá los problemas son fundamentalmente que en muchos lugares no se garantiza el acceso a la educación a gran parte de la población y que en el caso de que ese acceso sea posible la educación es mala o está manipulada, ¿quizá por eso generación tras generación, siglo tras siglo, no aprendemos de nuestros errores para no volver a repetirlos? ¿Por qué repetimos constantemente los mismos errores que no nos dejan hacer de este mundo un lugar en paz y en equilibrio con los otros seres que lo habitan y con la propia naturaleza? Por eso la vuelta a los clásicos es importante y se hace necesaria, porque en ellos está todo, porque en ellos está quienes somos.

El hombre en esencia no ha cambiado un ápice desde que tenemos memoria de que poblamos el mundo, de ahí la conexión con textos de toda la historia, los mismos pensamientos, sentimientos y formas de actuar. Somos seres capaces de los actos más hermosos y de los más horribles… pero la memoria de todo ello no nos permite el aprendizaje a nivel global… ¿por qué? ¿Es nuestra naturaleza y somos incapaces?  ¿O estamos constantemente manipulados por otras fuerzas y por lo tanto en constante lucha de intereses? ¿Y si todo depende de una mala educación, de un mal aprendizaje?

Vivimos en sociedades en las que se cultiva vivir alienado de uno mismo, ajenos a quienes somos realmente, hombres y mujeres manipulados  para ser compradores de cosas. Quizá por eso los libros, la música y el arte son tan peligrosos, porque devuelven al ser humano su capacidad de recordar quién es y qué desea realmente, su capacidad de sentir empatía, de escuchar y de ver de verdad cuando mira.

Ordine alerta de forma muy acertada sobre la comercialización de la educación: parece que tener ordenadores de última tecnología que cuesten miles de euros es mayor signo de una buena educación que tener un buen docente, vocacional y consciente de la importancia de su trabajo. La educación se intenta comercializar y se está dando un enfoque erróneo de su objetivo: se han de pasar exámenes para lograr unos títulos que nos darán un trabajo útil para tener cosas.

Pero la verdadera educación enseña que el conocimiento es importante en sí mismo para cada uno de forma personal, y es importante también en nuestra formación como ciudadanos responsables de crear sociedades habitables, mejores. No se nos enseña que somos responsables de nuestras vidas y también, en parte, de las de los demás, y eso hace que dejemos todo en manos de no sabemos bien quién, y eso también nos facilita mirar para otro lado cuando no deberíamos hacerlo.

¿Cuál es el error que llevamos siglos cometiendo…? La educación en escuelas y hogares parece ser la clave. Pero ¿qué se enseña realmente en las escuelas, institutos y universidades? ¿Una de la soluciones no sería una formación humanística para todos, aparte de la profesionalización? La formación humanística debería ser esencial pues con ella podemos llegar a comprendernos y a comprender a los otros, ella guarda nuestra memoria y protegerla debería ser algo sagrado para así cuidarnos y cuidar el mundo que nos cobija.

A pesar de todo, la esperanza existe porque el mundo también está lleno de hombres y mujeres con el espíritu, la conciencia y el valor de Alonso Quijano, Don Quijote.

El mundo está lleno de doñas y don Quijotes dando batalla.

Librería Taiga (Toledo)