Estás navegando por el archivo de Filosofía.

“Y así nos entendimos. (Correspondencia 1949-1990)” de María Zambrano y Ramón Gaya

el 22 octubre, 2018 en Libro de la Semana

Y así nos entendimos

Y así nos entendimos

Zambrano, María / Gaya, Ramón

ISBN

978-84-17143-64-0

Editorial

Editorial Pre-Textos

Mas información

En una carta fechada en octubre de 1957 José Bergamín escribe a María Zambrano, refiriéndose a Ramón Gaya: “Es uno de los pocos, muy pocos, españoles salvados del destierro y la dispersión. Está hecho, maduro, sereno”… Estas pocas palabras bastarían para perfilarnos la figura y la condición de Gaya, pintor y escritor murciano de la Generación del 27, exiliado tras la Guerra Civil, y aun la de Zambrano, a quien Bergamín parece querer incluir en el grupo, al confesárselo, según podemos interpretar; bastarían, decíamos, para sintetizar el contenido del libro: un panorama general, impresionista si se quiere, pero también íntimo, de una parte del exilio español, sobre todo de la amistad entre María Zambrano y Ramón Gaya, pero también de los amigos comunes que compartieron y sufrieron destino y de las gentes con quienes se cruzaron a lo largo del tiempo (el propio Bergamín, Juan Gil-Albert, Antonio Sánchez Barbudo o Elena Croce, entre otros…).

En estas cartas asistimos a las dificultades cotidianas (la búsqueda de un estudio o los problemas para cobrar según qué trabajos, por ejemplo…), los reencuentros felices tras años de separación y los viajes en común, la falta de continuidad, las ausencias y los silencios, las alegrías y el cariño, los desencuentros amargos y los reproches, la enfermedad, la precariedad constante (no sólo económica) y también somos testigos del fecundo intercambio espiritual e intelectual , eje central de este epistolario, entre Zambrano y Gaya en los años de Roma e intuimos la importancia que tuvo para la obra y el devenir de ambos aunque no sepamos comprender el alcance ni mucho menos expresarlo. Así, el lector asiste a la génesis y a los primeros pasos de dos de los libros fundamentales de Gaya (El sentimiento de la pintura y Velázquez, pájaro solitario), o de otros tantos artículos de Zambrano que germinarían, siempre más adelante, en forma de libro.

También nos muestran, unas veces abiertamente, otras entre líneas, los caracteres de ambos protagonistas, la determinación y la exigencia de Gaya, endurecido por la vida, o las debilidades de María Zambrano, acuciada por la enfermedad de su hermana, la incesante necesidad de atención por parte de ambas en sus soledades italianas o suizas.

En definitiva, estamos ante volumen que funciona como un documental, con postales, cartas manuscritas, fotografías, artículos en revistas, portadas de libros o cuadros, en cuya edición han colaborado amorosamente varias personas encabezadas por Isabel Verdejo, y que viene a continuar la publicación de todos los escritos de Gaya en la colección Biblioteca de Clásicos Contemporáneos de la editorial Pre-Textos, Obra completa (2010) y Cartas a sus amigos (2016) y nos puede servir como introducción a la lectura, o a la meditación, como gustaría decir María Zambrano, de la obra de ambos, a la vida de dos de los artistas e intelectuales españoles del siglo pasado que mejor han resistido el paso del tiempo y al recuerdo de una época, la del Exilio, de nuestra historia más reciente. Porque, como subraya Cristina Campo en una de las notas del libro, “descubrir a Gaya ha sido un gran consuelo para mi… es uno de esos libros, de esos hombres, que entran en nuestra vida de golpe y se quedan para siempre”.

Daniel Rosino, Librería Walden (Pamplona)

“Filosofía mundana” de Javier Gomá

el 11 octubre, 2016 en Libro de la Semana

Filosofía mundana

Filosofía mundana

Gomá, Javier

ISBN

978-84-16495-68-9

Editorial

Galaxia Gutenberg

Mas información

Porque “no sólo de ficción vive el hombre”, sino del uso de la ficción en la cotidiana realidad, o a la inversa, la realidad quisiéramos transformarla diariamente en ficción y vivir eternamente en un cuento. Pero no es el caso.

Entramos en una lectura sosegada, lenta, para ir asumiendo ideas, interpretaciones y conceptos. Ir aprendiendo no sólo de filosofía, sino también de las Artes en general y del hombre en particular. Del hombre que todas las mañanas tras levantarse, asearse y desayunar se encamina a una rutina que no queremos, pero aceptamos, y pensamos en ese trayecto vital: quiénes somos y qué queremos ser, hacia dónde vamos… y buscamos nuestras propias respuestas. Y yo, al menos, debo dar las gracias a Javier Gomá por allanarme el camino.

«…cómo se afanan los mortales buscando un camino a su vida sin rumbo.»

«Ser culto no consiste en saber historia sino en tener conciencia histórica. Es decir, en comprender que lo humano se halla en permanente devenir.»

«Y ahora, un consejo: abróchate el cinturón, no por temor a la multa, sino por la douceur de vivre

¡Gracias!

Vicente Pina, Librería Codex, Orihuela (Alicante).

Javier Gomá

Javier Gomá

Javier Gomá Lanzón nació en Bilbao en 1965. Es doctor en Filosofía y licenciado en Filología Clásica y en Derecho. Ganó las oposiciones al cuerpo de Letrados del Consejo de Estado con el número 1 de su promoción. Desde 2003 es director de la Fundación Juan March. Obtuvo el Premio Nacional de Ensayo de 2004 por su primer libro, Imitación y experiencia (2003), que, junto con Aquiles en el gineceo (2007) y Ejemplaridad pública (Taurus, 2009), conforman una trilogía dedicada a la experiencia de la vida. Ha reunido sus ensayos y conferencias en Ingenuidad aprendida (2011) y en Todo a mil (2012), y ha dirigido el volumen colectivo Ganarse la vida en el arte, la literatura y la música (2012). En la “Todo a mil” del Babelia, suplemento cultural de El País, publica cada tres semanas un microensayo filosófico. Escribe regularmente en periódicos, revistas y suplementos y colabora en Radio Nacional de España (RNE). Es patrono del Teatro Real. En 2012 la revista Foreign Policy (en español) lo incluyó en la lista de los cincuenta mejores intelectuales iberoamericanos más influyentes.