Estás navegando por el archivo de Ensayo.

Los libros de 2018

el 2 enero, 2019 en Los Más Recomendados

Llega un momento en que, francamente, ya no es que leer sea lo mejor que podemos hacer, sino que se impone como casi la única opción considerable. ¿Qué tipo de vida llevarán aquellos que no leen?, nos preguntamos los que no podemos concebir la nuestra sin textos entre las manos. Somos seres humanos, de modo que leemos: debería ser así de simple, porque no leer se presenta como algo biológicamente antinatural, aparte de una falta de consideración hacia lo que hemos heredado todos aquellos a quienes nos han enseñado a leer… 2018 ha sido un año que nos ha traído muchos libros maravillosos en todos los géneros, y todos los géneros están representados en los 22 libros que las librerías independientes españolas proclamamos como los mejores de 2018. Tomando dos títulos de cada mes (uno en español y otro traducido), obtenemos una lista en la que leemos novela, cuento, ensayo, artículos y poesía, aparte de ‘nature writing’, feminismo, autoficción, historia, biografía, novela negra, clásicas y modernos, veteranos y debutantes. Un equilibrio espontáneo, no forzado, que da cuenta de un año editorialmente estupendo y que mantiene el apetito muy abierto para el año que ha empezado. ¡Feliz 2019!

Ordesa

Ordesa

Vilas, Manuel

ISBN

978-84-204-3169-7

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

CONTAR ES ESCUCHAR

CONTAR ES ESCUCHAR

K. LE GUIN, URSULA

ISBN

978-84-947707-0-8

Editorial

Círculo de Tiza

Mas información

Que nadie duerma

Que nadie duerma

Millás, Juan José

ISBN

978-84-204-3295-3

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Mujeres y poder

Mujeres y poder

Beard, Mary

ISBN

978-84-17067-65-6

Editorial

Editorial Crítica

Mas información

Amor fou

Amor fou

Sanz, Marta

ISBN

978-84-339-9853-8

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

El orden del día

El orden del día

Vuillard, Éric

ISBN

978-84-9066-507-7

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

Filek

Filek

Martínez de Pisón, Ignacio

ISBN

978-84-322-3367-8

Editorial

Seix Barral

Mas información

La mujer singular y la ciudad

La mujer singular y la ciudad

Gornick, Vivian

ISBN

978-84-16677-62-7

Editorial

Editorial Sexto Piso

Mas información

Cuaderno de Nueva York

Cuaderno de Nueva York

Hierro del Real, José

ISBN

978-84-17281-19-9

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

El vestido azul

El vestido azul

Desbordes, Michèle

ISBN

978-84-16291-65-6

Editorial

Periférica

Mas información

La hermana menor

La hermana menor

Enriquez, Mariana

ISBN

978-84-339-0806-3

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

En defensa de la Ilustración

En defensa de la Ilustración

Pinker, Steven

ISBN

978-84-493-3462-7

Editorial

Ediciones Paidós

Mas información

La novia gitana

La novia gitana

Mola, Carmen

ISBN

978-84-204-3318-9

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

La frontera salvaje

La frontera salvaje

Irving, Washington

ISBN

978-84-16544-60-8

Editorial

Errata Naturae Editores

Mas información

Cara de pan

Cara de pan

Mesa, Sara

ISBN

978-84-339-9861-3

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

La trenza

La trenza

Colombani, Laetitia

ISBN

978-84-9838-880-0

Editorial

PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA

Mas información

Los asquerosos

Los asquerosos

Lorenzo, Santiago

ISBN

978-84-17059-99-6

Editorial

Blackie Books

Mas información

No soy así

No soy así

Askildsen, Kjell

ISBN

978-84-17281-71-7

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

Kentukis

Kentukis

Schweblin, Samanta

ISBN

978-84-397-3489-5

Editorial

LITERATURA RANDOM HOUSE

Mas información

La muerte del comendador (Libro 1)

La muerte del comendador (Libro 1)

Murakami, Haruki

ISBN

978-84-9066-564-0

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

El encaje roto

El encaje roto

PARDO BAZAN, EMILIA

ISBN

978-84-945478-3-6

Editorial

EDITORIAL CONTRASEÑA, S.C.

Mas información

Una noche en el paraíso

Una noche en el paraíso

Berlin, Lucia

ISBN

978-84-204-2930-4

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Los Libros de Diciembre

el 4 diciembre, 2018 en Los Más Recomendados

Ya sabemos, melancólicamente, que no se pueden leer todos los libros buenos que se publican: se ha demostrado que no hay tiempo. Pero sí se pueden leer sin demasiados agobios, con mucha más alegría que esfuerzo, los diez libros que cada mes elegimos como los más dignos de ser masivamente recomendados en nuestras librerías, votándolos entre muchas otras novedades editoriales. Con la Navidad vuelve, por fin, la poesía, aunque sea más bien narrativa en verso (Dante Alighieri), o un cancionero contemporáneo (Leonard Cohen) o una verdadera orgía de heterónimos dispares (Fernando Pessoa)… pero poesía al fin y al cabo, agazapada entre los cuentos (Lucia Berlin, Emilia Pardo Bazán, Barbara Baynton), los ensayos (Hannah Arendt), la novela política (oportunísima reedición del Galíndez de Vázquez Montalbán), la novela negra (Rosa Montero) o las semblanzas (Elvira Lindo). Páginas que construyen un puente de buenas y variadas lecturas que nos conducirán hasta otro año, en el que nos esperan muchas (muchas) más sorpresas.

Descarga la imagen de los libros de diciembre y compártela.
Libros de diciembre 2018
Libros de diciembre 2018 alta

Una noche en el paraíso

Una noche en el paraíso

Berlin, Lucia

ISBN

978-84-204-2930-4

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

La llama

La llama

Cohen, Leonard

ISBN

978-84-9838-900-5

Editorial

PUBLICACIONES Y EDICIONES SALAMANDRA

Mas información

Comedia

Comedia

Alighieri, Dante

ISBN

978-84-17346-34-8

Editorial

Acantilado

Mas información

La libertad de ser libres

La libertad de ser libres

Arendt, Hannah

ISBN

978-84-306-2231-3

Editorial

TAURUS

Mas información

El encaje roto

El encaje roto

PARDO BAZAN, EMILIA

ISBN

978-84-945478-3-6

Editorial

EDITORIAL CONTRASEÑA, S.C.

Mas información

Yo soy una antología

Yo soy una antología

Pessoa, Fernando

ISBN

978-84-17143-72-5

Editorial

Editorial Pre-Textos

Mas información

Estudios de lo salvaje

Estudios de lo salvaje

Baynton, Barbara

ISBN

978-84-17115-93-7

Editorial

Impedimenta

Mas información

Galíndez

Galíndez

Vázquez Montalbán, Manuel

ISBN

978-84-339-9866-8

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Los tiempos del odio

Los tiempos del odio

Montero, Rosa

ISBN

978-84-322-3444-6

Editorial

Seix Barral

Mas información

30 maneras de quitarse el sombrero

30 maneras de quitarse el sombrero

Lindo, Elvira

ISBN

978-84-322-3431-6

Editorial

Seix Barral

Mas información

“El Rastro” de Andrés Trapiello

el 3 diciembre, 2018 en Libro de la Semana

El Rastro

El Rastro

Trapiello, Andrés

ISBN

978-84-233-5441-2

Editorial

Ediciones Destino

Mas información

Tras su laborioso trabajo de “traducir” El Quijote al español actual, pocos meses después de darnos en Y su último libro de poemas, y en medio de la redacción permanente de sus diarios, proyecto incesante desde hace treinta años, Andrés Trapiello publica otro de esos libros suyos que, sin anunciarlo explícitamente nunca, más esperábamos.

Trapiello conoce bien el Rastro, el universo del Rastro, el “Rastro universal”…, no en vano durante cuarenta años ha faltado muy poco a su cita dominical, solo o con amigos, “a una hora temprana, la del alba, que dicen los poetas, la hora en que se despliegan sobre la acera los primeros puestos”, “sin haber pasado por la ducha, el aseo personal vendrá después, a la vuelta, y se ha de hacer así para no desentonar con el ambiente que nos encontraremos luego”, y, por si fuera poco, sin desayunar, pues “siempre he dicho que al Rastro es mejor ir en ayunas, se está más despierto”.

En la primera parte nos cuenta la historia del Rastro, desde sus inicios, la historia de sus calles, de sus edificios. Historia en mayúsculas mezclada con historias minúsculas, las de los “habitantes” o asiduos del gran mercadillo, tanto compradores como vendedores o visitantes. La segunda parte nos habla de la ‘Teoría’, las formas de actuar, el regateo, los alardes y el resto de leyes que rigen la mecánica del mismo, porque “en el Rastro hay leyes, pero es muy difícil aplicarlas, porque hay tantas como objetos y excepciones”. La tercera sección, la de la ‘Práctica’ del Rastro, el “rastrismo”, fruto de sus vivencias, viene toda llena de anécdotas y curiosidades, es la sección de los recuerdos y los amigos.

En este libro está todo deliberadamente mezclado, como en el propio Rastro, porque Trapiello no se considera a sí mismo como coleccionista ni fetichista, pero, en el fondo, para mí es un coleccionista de momentos vividos en esas calles, más que de objetos o cosas. Andrés Trapiello ha logrado construir un artefacto que conjuga memoria y presente, y nos lo ofrece con la alegría de quien, orgulloso, enseña su pueblo a los foráneos, o su biblioteca a las visitas. Por ello es que prefiera pasear por sus puestos más que navegar por Internet, “el Gran Rastro”, pues éste “vale sólo para los que buscan y compran cosas y tienen de la vida una visión utilitaria y práctica. A los que vamos al Rastro a ver la vida y a ponernos en manos del azar, internet no nos sirve”. Ha ido coleccionando esos momentos y nos los ofrece en la cuarta parte del libro, la de “las iluminaciones”, la más especial y personal, un inventario de objetos que sólo muy relativamente son materiales, físicos, y cuyo valor no tiene nada que ver con el precio que se pagó por ellos.

Rosa Pastor, Libros 28 (San Vicente del Raspeig, Alicante)

“Monstruas y centauras” de Marta Sanz

el 29 noviembre, 2018 en Libro de la Semana

Monstruas y centauras

Monstruas y centauras

Sanz, Marta

ISBN

978-84-339-1622-8

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Abro una caja y encuentro cientos de cuadernillos violetas. Los ojos se me llenan de alegría. Cojo uno. Toco la cartulina de sus tapas, me detengo en el dibujo del marcador, huelo las hojas, doblo el libro haciéndolo cilindro. Juego con él.

Es un cuadernillo, el número 12, de la nueva colección de cuadernos de Anagrama. Tiene una factura impecable. Lo manipulo sin miedo, como si fuera uno de esos cuadernos de hojas blancas que siempre llevo encima. Es el cuaderno, el ensayo, de Marta Sanz sobre los “Nuevos lenguajes del feminismo”: Monstruas y centauras. Me encanta el título. Sé a qué otro cuaderno remite. Lo meto en mi bolso. Éste es para mí.

Llego a casa con mi tesoro escondido. Enciendo el flexo que tantos años de apuntes y lecturas ha iluminado. Me sirvo un café y pongo a mano el cenicero y el tabaco. Me acomodo. Me conozco y sé que leeré de un tirón. Y así es.

Saco mi cuaderno, lo acaricio de nuevo, lo abro y me detengo en los datos previos al texto. Incluso en los técnicos. Suspiro. Enciendo un cigarro y me sumerjo en la lectura con la avidez de una adicta. Lo soy. Leo lo más rápido que puedo sin pasar por alto ninguna palabra. Mientras leo mi cabeza asiente. Engullo el primer capítulo (“Realidad: 8 de marzo”) y mientras imagino a la autora en esa inmensa manifestación recuerdo la mía. Me asaltan los recuerdos a través de asociaciones y parecidos, de miedos y deseos compartidos.

Leo sin parar, sin respirar casi, sonriendo con las ocurrencias siempre inteligentes de la escritora, admirando las citas que intercala, identificándome con sus cuestionamientos: “A veces pienso que no vivo en el mismo país que algunos de mis conciudadanos y conciudadanas…” (pp. 26-27). Leo con la ansiedad de quien busca el visto bueno de una superiora para decirse que no está tan loca.

Entro en el segundo capítulo (“La respiración consciente: inspirar, espirar, dudar”). La inclusión de la duda, del dudar, me parece magistral. Continúo la lectura frenética, inmersa en una burbuja en la que sólo estamos las monstruas y yo. Sé que estamos en el libro y necesito encontrarnos. Leo y leo. Asombrada. Confirmando que Marta Sanz es una de las mentes más brillantes que habitan este país que llamamos nuestro. Leo y nos encuentro.

Paro en seco. Releo la frase y me sale una risa espontánea y cantarina, como cuando era niña. Mi hijo, desde su cuarto, me pregunta qué me pasa. No puedo responderle. Estoy emocionada practicando con el humo de un cigarro. Pero no consigo hacer ni una “o” volandera, así que sonrío, y sigo. Tanta inteligencia condensada, tanta conocimiento expuesto, tanta precisión en el lenguaje me provoca una honda admiración y, también, algo de miedo.

Leo cada vez con más pasión. Cada vez más rápido. Sintiéndome cada vez más reconocida en el texto porque, también yo “… soy de esas feministas que no saben separar el patriarcado del capitalismo”(p. 48). Leo cada vez más fascinada por la manera en que Marta Sanz intercala comentarios sobre obras literarias, canciones, películas, cada vez más embriagada por la forma en que se cuestiona: “Al fin y al cabo, soy una mujer que debe hacerse la crítica continuamente porque ha sido educada con los esquemas patriarcales de su padre, de su madre, de su abuela, de su abuelo, de su colegio, de su universidad, etc., etc.” (p. 52). Leo cada vez más enganchada (ya me ha hecho efecto la droga de sus palabras) a los argumentos, a los desarrollos, a los ejemplos, la forma en que la autora desmonta estructuras y se desmonta ella, a la razón con la que nos advierte que “No debemos ser razonables, pero sí racionales” (p. 99).

Llego, al fin, al tercer capítulo, el último (“Representación: más cara, carne, escrutinio, lectura”). Pequeñito pero matón, pienso al leer el título. Paro un segundo (otro cigarro, sí: un día de éstos tendré que dejar este vicio y quedarme solo con la lectura, que, se supone, hace menos daño). Me pregunto qué sensación tengo hasta ahora y descubro, con cierto enfado, que pese a las sonrisas y los asentimientos un poso de tristeza, de amargura, me está ganando terreno.

Entonces engullo el tercer capítulo, impecable, y la sonrisa me vuelve, y mi cabeza asiente sin cesar como el bracito de los gatos chinos. El “Amén” que cierra el capítulo, y el libro, me llena de nuevo de esperanza. Una esperanza que no tiene nada de pueril, ni de religiosa. Una esperanza de conocimiento y asunción de la necesidad de la vindicación. Hoy, y aquí, también. Una esperanza que requiere seguir en la lucha porque, como escribe Marta Sanz al final de este magistral ensayo “… acaso podamos resignificar desde nuestra inteligencia artística y literaria. Sin prohibir nada, sin parar, en acción, con la lengua fuera, la ansiedad y la esperanza, pensándolo y reinventándolo casi todo. Que Diosa nos asista. Vale y amén” (p. 132)

De aquí, de todo lo escrito en relación a mi experiencia de lectura de las Monstruas y centauras, surge mi adicción a las obras de Marta Sanz. Una adicción ya antigua, porque Marta Sanz es escritora, una extraordinaria escritora, y como tal maneja las palabras, las oraciones, los conceptos, con una precisión (y una pasión) que sólo quienes conocen en profundidad nuestra lengua y son conscientes del valor de la escritura pueden practicar, ya sea para ocultar, disfrazar, engañar, ya para desvelar, desnudar, mostrar, como hace esta escritora.

Por eso, por el uso exacto, sincero, racional y creativo que hace Marta Sanz de la palabra, de las palabras, soy adicta a sus textos. Por eso, y porque leerla es, siempre, leer mucho más, adentrarse en otras obras, repasar artículos, analizar películas, recordar vidas y pensar.

Pensar. Porque en Monstruas y centauras (no me canso de repetir el título) leemos y pensamos sobre la realidad, y revivimos, todas y todos los que estuvimos, nuestra huelga del 8M y nuestra manifestación. Porque la autora nos obliga a cuestionarnos y posicionarnos, a ver o recordar películas, a plantearnos sin tapujos nuestra ideología y nuestros prejuicios, a buscar información y leer nuevos artículos y libros. A dudar.

A pensar, porque Marta Sanz nos obliga en esta obra a revisar nuestra cultura, a aceptar la tradición impuesta que llevamos dentro, a descubrir la enorme lista de autoras que desconocemos (o que yo desconocía), a repasarnos, y a tomar partido.

En definitiva, disfruto leyendo a Marta Sanz, y he disfrutado leyendo y releyendo este cuaderno, porque la autora me interpela, me admite como lectora inteligente, me abre caminos, me lleva a nuevas referencias. Porque la escritora no me da instrucciones, no mastica por mí la información, no me ofrece “una papita dulce” (expresión muy típica de estas islas para referirse al trato condescendiente) sino una papa grande y terrosa que hay que pelar, limpiar, cortar y cocinar antes de poder deglutirla.

Lean Monstruas y centauras. Lean o relean Daniela Astor y la caja negra, y Clavícula. Adéntrense en las autoras que en el cuaderno aparecen: Remedios Zafra, Sara Mesa, Mariana Enríquez y tantas más. Porque leyendo esta obra se verán obligadas a pensar, como yo me vi. Y pensar, bien lo sabemos, es lo único que nos puede salvar.

Izaskun Legarza, Librería de Mujeres de Canarias (Santa Cruz de Tenerife)

Día de las Librerías 2018

el 16 noviembre, 2018 en Recomendaciones temáticas

Hoy, viernes 16 de noviembre, es el Día de las Librerías de 2018, y nosotros sólo sabemos celebrar las cosas con libros. Ya el año pasado ofrecimos un recorrido a través de diez libros sobre librerías, y este año hemos querido añadir alguno más. Entre ellos hay algunos que se han publicado en estos últimos doce meses, pero también volvemos los ojos a algunos clásicos, y, por otro lado, nos alegra ver que también la literatura infantil se une a las declaraciones de amor hacia las librerías, como en los muy recientes Zampalabras, de Javier Fonseca y Juan Berrio, o La niña que salvó a los libros, de Lisa Aisato y Klaus Hagerup (que Víctor Castillón, de la Librería Castillón de Barbastro, considera “delicioso”). El desdichadamente agotado Curso de Librería, de Fernando San Basilio, comenzaba explicando que “En el Curso de Librería éramos unas veces seis y otras veces ocho, a veces éramos cuatro y a veces éramos tres, dos, uno… Lo que nunca llegó a suceder, me parece, es que no fuéramos nadie”… Con las propias librerías ha de suceder lo mismo: ya que allí donde hay libros hay también sueños, y magia, y belleza, y sabiduría…, las librerías han de estar siempre llenas, habitadas no sólo por personajes maravillosos sino por personas dispuestas a conocerlos y a aprender de ellos. Los libros son seres vivos, pero sólo si los recorren unas manos, unos ojos… Todos los días son buenos para comprobarlo, pero hoy, si cabe, todavía un poco más.

 

NUESTRAS RIQUEZAS. UNA LIBRERÍA EN ARGEL, de Kaouther Adimi (Libros del Asteroide)NUESTRAS RIQUEZAS. UNA LIBRERÍA EN ARGEL, de Kaouther Adimi (Libros del Asteroide)

Edmond Charlot, con sólo veintiún años, abrió en 1936 una librería en un local minúsculo de la calle Charras, en Argel. Lo que era más bien un pasillo angosto se convirtió, sin embargo, en una referencia durante décadas, y albergó una galería de arte, un espacio de tertulia y las oficinas de una editorial que acabaría extendiéndose a París y publicaría decenas de miles de ejemplares de cientos de títulos importantes de Albert Camus, Philippe Soupault o Jean Giono (que es quien, sin saberlo, bautizó con uno de sus títulos la librería: “Las Verdaderas Riquezas”). “La literatura no me abandonará nunca”, se dice, y también que “los libros no caducan” o incluso que “la literatura es demasiado importante como para no dedicarle todo mi tiempo”. Pero claro, ya sabemos cuál es la diferencia entre la realidad y el deseo… Ser librero no es leer todo el rato, precisamente: “No hay que olvidarse de nada y cada vez tengo menos tiempo para dedicárselo a la literatura, que es sin embargo la razón de ser de todo este asunto”… La escritora argelina Kaouther Adimi (que ya nos sorprendió con El reverso de los demás) ha recreado aquel proyecto, aquellas ilusiones, aquel final…, alzando de paso una terrible y valiente crónica de las agresiones francesas contra Argelia tras la Segunda Guerra Mundial (un asunto muy poco popular y sangrantemente sepultado -o incluso negado- en esa Francia en la que reside la autora). Eso es lo que más ha convencido a la librera Alodia Clemente, de La Rossa. Llibres en Femení (Valencia): “cómo se explica que una librería y una editorial dependen decisivamente de su contexto histórico, social, económico…” y que “en algunos ‘relatos reales’, por desgracia, sobran los dibujos animados”, aunque también es cierto que las librerías contribuyen a humanizar su entorno: como afirma un personaje, “Charlot dejó en su librería algo hermoso, algo más grande que todo lo que ocurría en el exterior”.

Encuéntralo en tu librería

 

DIARIO DE UN LIBRERO, de Shaun Bythell (Malpaso)

DIARIO DE UN LIBRERO, de Shaun Bythell (Malpaso)

“Cuando compré The Bookshop en 2001 tenía una vaga idea de cómo creía que podía funcionar una librería. Ninguna de mis expectativas se cumplió. Siguen sorprendiéndome a diario las preguntas que me hacen los clientes así como las suposiciones que la mayoría de la gente alberga sobre cómo gestionamos este negocio -extrañas conjeturas con las que creen poder adivinar el modo de adquirir los libros o cómo elucubramos los precios de venta al público-. Toda la especie desfila por la tienda: algunos regatean, algunos recomiendan libros, algunos son espectacularmente groseros, otros quieren contarte impúdicamente la historia de su vida, y otros se atreven a sonsacarte detalles de la tuya”…: así plantea Shaun Bythell la crónica de su experiencia de años y años al frente de Wigtown, en Escocia, y muchas libreras y libreros asentirán ante ese resumen. Si hay en el mundo algún lugar donde se producen sorpresas, situaciones cómicas, malentendidos embarazosos y anécdotas desternillantes… es en las librerías. Otro anecdotario impagable es el que Eduardo Fernández León desplegó en Soldados de cerca de un tal Salamina. Grandezas y miserias en la galaxia Librería, un libro recomendado por Enriqueta Polo, librera en la Llibreria Samaruc (de Algemesí, Valencia).

Encuéntralo en tu librería

 

LA LIBRERÍA DE LOS CORAZONES ROTOS, de Petra Hülsmann (Catedral)LA LIBRERÍA DE LOS CORAZONES ROTOS, de Petra Hülsmann (Catedral)

Al librero Augusto Beltrá, de La Farándula (Novelda, Alicante), se le superponen las ideas a la hora de recomendar libros sobre librerías. Recuerda que en el divertidísimo Una lectora nada común, de Alan Bennett, es un bibliobús que nutre de lecturas al personal del Palacio de Buckingham lo que convierte a la reina de Inglaterra en una adicta a los libros (una librería sobre ruedas que, al cabo, es como la actualización de ese carromato que nos enamoró en La librería ambulante, de Christopher Morley, un título, por cierto, que muy recientemente ha sido reeditado en edición especial en cartoné). Pero también se acuerda de La librería del callejón, de Manuel Hurtado Marjalizo, y de El librero de Kabul, de Asne Seierstad, y de Una librería con magia, de Thomas Montasser, y de La librería más famosa del mundo, donde Jeremy Mercer hace un retrato de la parisina Shakespeare & Company… Pero al final, por reciente y por popular, por ser adecuada para todos los públicos, se queda con esta novela, debut de la alemana Petra Hülsman, en la que a una joven desorientada y en una mala racha le cambia la vida al aceptar un puesto, en principio provisional, en una librería. Los grupos humanos que frecuentan las librerías suelen ser sensibles y estrafalarios, inofensivos e imprevisibles, maniáticos y bondadosos… Esta novela supone, entre otras cosas, un homenaje a esos clientes, que van desfilando y mostrando así toda una tipología, un catálogo de obsesiones.

Encuéntralo en tu librería

 

Rue de L'Odéon, de Adrienne Monnier (Gallo Nero)RUE DE L’ODÉON, de Adrienne Monnier (Gallo Nero)

Izaskun Legarza, de la Librería de Mujeres de Canarias (Santa Cruz de Tenerife) quiere colocar este libro en este recorrido temático porque “narra la, a mi modo de ver, imprescindible complicidad que ha de establecerse entre quien regenta una librería y quienes se dedican a la creación literaria, y establece fórmulas de fomento de la lectura que, siendo aparentemente anticomerciales, favorecen la relación entre lectores y librera. En definitiva, y más allá de los caracteres restringidos de un tuit, recomiendo este libro, tanto como lo releo, por su calidad literaria, y por el bello relato que Monnier dejó sobre su labor como librera”. Pilar Torres, de vuelta a La Buena Vida (Madrid), también adora este libro (“mi libro favorito sobre una librería”), sobre el cual Ignacio F. Garmendia escribió una reseña estupenda para ‘Mercurio’ donde explicaba que “La Maison des Amis des Livres -la librería de Adrienne Monnier- acogió desde sus inicios a muchos de los autores que protagonizaron la edad de las vanguardias, que encontraron en ella [...] un permanente estímulo gracias a su incansable actividad de editoras, traductoras, mecenas, intermediarias o embajadoras, que en el caso de estas dos últimas se extendía, dada la nacionalidad y su condición de anfitrionas de la Generación Perdida, a las literaturas en lengua inglesa”.

Encuéntralo en tu librería

 

SI UNA NOCHE DE INVIERNO UN VIAJERO, de Italo Calvino (Siruela)SI UNA NOCHE DE INVIERNO UN VIAJERO, de Italo Calvino (Siruela)

Los libreros de Tipos infames (Madrid) no disimulan su entusiasmo al recordar este libro, recordándonos a su vez que “las páginas del inicio dedicadas a contar la entrada del lector en la librería para comprar un ejemplar de ‘la nueva novela de Italo Calvino’ describen como pocas lo han conseguido la sensación que todos hemos podido tener al entrar en una librería en busca de algo en concreto o simplemente en busca de nuevas lecturas: en esas páginas el lector trata de abrirse paso entre las pilas de Libros Que Puedes Prescindir De Leer, los Libros Que Si Tuvieras Más Vidas Que Vivir Ciertamente Los Leerías También De Buen Grado, los Libros Que Tienes Intención de Leer Aunque Antes Deberías Leer Otros…una cantidad casi infinita de volúmenes entre los que encuentran también los Libros Que Quieres Tener Al Alcance De La Mano Por Si Acaso, los Libros Que Podrías Apartar Para Leerlos A Lo Mejor Este Verano, los Libros Que Has Fingido Siempre Haber Leído Mientras Que Ya Sería Hora De Que TE Decidieses A Leerlos De Veras…y así Calvino desarrolla una larguísima enumeración hasta que el lector se hace por fin con el libro que buscaba, que es a su vez el libro que nosotros estamos leyendo. Ese desasosiego al sentir que cuanto más leemos más tenemos pendiente de leer y la sensación de verse rodeado por los libros contada en pocas páginas es inolvidable”.

Encuéntralo en tu librería

 

LA BUENA NOVELA, de Laurence Cossé (Impedimenta)LA BUENA NOVELA, de Laurence Cossé (Impedimenta)

En su reseña de este libro en ABC, Pablo D’Ors se preguntaba ”¿Por qué puede apasionar tanto la literatura? ´Ésa es la pregunta que late tras este libro. Para mí la respuesta es clara: porque es una condensación de la existencia, una recreación -comprimida y esencial- de ese maremágnum que llamamos ‘vida’. Lo que aquí se cuenta es la historia de un grupo de insensatos que, hartos de la literatura como industria y del libro como mercancía, deciden abrir una librería en la que sólo se vendan obras maestras. Buscan esa extraña y maravillosa complicidad que da el amor a los libros”… Rosa Pastor, de Libros 28 (San Vicente del Raspeig, Alicante), asegura haber recomendado y vendido mucho esta novela, y “destacaría el amor por los libros y el debate sobre qué son buenas novelas y cuéles no lo son, un debate eterno, o cómo muchas personas se sienten ofendidas porque sus gustos no están entre los elegidos, algo que hemos sufrido también muchos libreros. Cómo me hubiera gustado tener el valor suficiente para tener una librería así…”. Eva Boj, de la Librería Rafael Alberti (Madrid), dice que este libro “me pareció tierno porque mi idea inicial al montar mi librería [Atticus Finch] fue ése…, y me llamó la atención el tono de novela policiaca, con sus intrigas e intentos de asesinatos por parte de escritores despechachos”… Eso es lo que también destacaba el librero Javier Morote en la reseña que escribió en su día para ‘Los Libreros Recomiendan’: “como sucede en la vida, las cosas maravillosas nunca pueden salir del todo bien debido a la envidia y la maldad de quienes se sienten excluidos y desean que nada prospere sin ellos”…

Encuéntralo en tu librería

 

EL LECTOR INCORREGIBLE, de José Luis Melero (Xordica)EL LECTOR INCORREGIBLE, de José Luis Melero (Xordica)

“Lo que me ha gustado del último libro de José Luis Melero, El lector incorregible, es que, además de que habla mucho y muy bien de libreros y librerías, cuenta muchas anécdotas de escritores, bibliófilos y personajes literarios, y que invita a leer más sobre los autores y las obras de las que habla en estos ciento veinte artículos”. Así habla Paz Gil Soto, de la Librería Gil de Santander, porque en esta nueva recopilación de las columnas de Melero en el Heraldo de Aragón hay, en efecto, un artículo sobre las “Librerías en Oporto” o una crónica de sus “Últimos hallazgos” en las librerías de viejo de Barcelona, los cuales se unen a los cientos de textos que Melero ha dedicado a bibliotecas, imprentas, revistas o escritores olvidados, lo que él mismo llamaba en algún sitio “casquería literaria” y que en realidad, muy al contrario, es patrimonio ya no sólo de los lectores más curiosos, sino de los más finos. El “Liminar” de este nuevo libro es toda una apología de las librerías, “de las que yo salí un día convertido en escritor”, y se une a la ya extensa bibliografía propia sobre el asunto, que tuvo su redacción más exhaustiva en Leer para contarlo. Memorias de un bibliófilo aragonés, que es, desde la primerísima línea del prólogo, un entregado y a veces melancólico ditirambo de nuestros locales favoritos: “Aunque parezca mentira, hubo un tiempo en que los libros no estaban en la Red y había que ir a buscarlos a las librerías”…

Encuéntralo en tu librería

“El alma del mar” de Philip Hoare

el 15 noviembre, 2018 en Libro de la Semana

El alma del mar

El alma del mar

Hoare, Philip

ISBN

978-84-16222-82-7

Editorial

Atico de los Libros

Mas información

“Siento que nada malo puede pasarme si estoy con una ballena”, afirmaba Philip Hoare en algún rincón de El mar interior, un libro que era, en cierto modo, algo así como un apéndice, o una prolongación, de su anterior Leviatán o la ballena, que sigue siendo -y hay cierta unanimidad al respecto- uno de los más hermosos y mejores libros publicados en lo que llevamos de siglo XXI. Repasándolo ahora podríamos decir de esas páginas lo que el propio Hoare decía de algún paisaje: “Hallarme a solas con tanta belleza se me antoja, de algún modo, egoísta” (por eso estamos los libreros tan empeñados en compartirlo…), y también aquel otro subrayado: “Es estúpido sentir miedo en un lugar tan luminoso”.

Leviatán o la ballena apareció en España antes de que fuera tendencia la ‘nature writing’, y en cierto modo su publicación contribuiría a explicar esa moda editorial, dentro de la cual supone un hito difícilmente superable. Algunos sospechamos que terminaremos leyendo únicamente libros como éstos, libros que nos conducen directamente al corazón de la vida, libros que conjugan ciencia y poesía no tanto para explicar el mundo como para explicarnos a nosotros mismos. Nos referimos a los libros de exploraciones, a determinados libros de astronomía o de botánica, a algunos libros de viajes (no todos: hay libros viajeros muy bien acomodados…). Y en cierto modo los libros de Hoare reúnen todo eso, y además son como diarios, cuadernos de campo, con muchos apuntes históricos y sobre todo rebosantes de buena lírica. Los libros de Philip Hoare son erráticos, divagatorios, digresivos… y querríamos que lo fuesen mucho más, porque son maravillosos, y entre ellos El alma del mar ocupa ya otro lugar de honor.

Según la edición de Ático de los Libros este nuevo título cerraría la “trilogía sobre el mar”, y es verdad que, en cierto sentido, los tres títulos citados ya aquí forman como un solo gran libro por entregas, diarios y cuadernos que se van acumulando según su autor viaja y se mueve y descubre y aprende cosas nuevas (y nos extrañaría que no tuviesen continuidad, porque en ellos declara Hoare que ésta es la forma de vivir en la que quiere quedarse). Una vez que uno se ha sumergido en la música de Hoare, es imposible no querer saberlo todo sobre los cormoranes, o sobre las yubartas (cómo no compartir ”la alegría de ser un delfín”…). Sus digresiones, que a menudo se alargan mucho, nunca impacientan, porque todo lo que cuenta nos fascina. Y en este libro, además, se habla más que nunca de literatura: La tempestad de Shakespeare abre un hilo que conduce a Virginia Woolf o a Sylvia Plath (quien, según se nos dice aquí, leyó al menos tres veces Moby Dick…).

El mar lo es casi todo en estos libros, porque el mar lo es casi todo: ”Me he acostumbrado tanto a él, le tengo tanto miedo y lo amo tanto que, en ocasiones, me parece que sólo puedo pensar junto al mar. Es el único lugar donde me siento en casa, porque está muy lejos de casa. Es el único lugar donde me siento libre y vivo [...] Siempre está rompiendo sus fronteras, dando y tomando constantemente. Es la encarnación de todas nuestras paradojas. Sin él, no podríamos vivir; dentro de él, moriríamos. Al mar no le importa. [...] esta cisterna de nuestros pecados es todavía el almacén de nuestros sueños”. Ese almacén de sueños os espera en ese otro almacén de sueños que son las librerías.

 

“Comimos y bebimos” de Ignacio Peyró

el 8 noviembre, 2018 en Libro de la Semana

Comimos y bebimos

Comimos y bebimos

Peyró, Ignacio

ISBN

978-84-17007-57-7

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

Durante mucho tiempo mantuvimos esa postura falsamente progresista que intuía que dedicar demasiada importancia a la gastronomía implicaba en el fondo algo un poco inmoral: las cosas del comer sólo importaban en cuanto a la necesidad (indiscutible todavía) de garantizar la alimentación de todo el mundo, y cualquier exceso, publicidad o sofisticación salía sobrando. Pero enseguida hemos visto cómo, casi de repente, muchos revolucionarios de hace no tanto blanden botellas de vino caro, y no es raro toparse con gentes de la clase media que prefieren ahorrar en calefacción para así no renunciar a las lascas de trufa blanca en la ensalada… La cosa, pues, se ha puesto de moda, y es que el mundo es, definitivamente, un sitio curioso, y es también, si no un valle de lágrimas, un territorio traidor, pero tampoco se puede negar que muy a menudo nos compensa con un entrecot en su punto, sencillamente perfecto, o con una fabada intachable, o con una tortilla de patata y calabaza que…

Y es de todo esto, tal cual, de lo que nos habla un libro estupendo que acaba de publicar Ignacio Peyró, y que en el fondo sigue la estela del maravilloso Diccionario sentimental de la cultura inglesa con el que, literalmente, nos deleitó hace dos o tres temporadas, un debut de verdad importante que lo convertía de golpe en un campeón de las letras. En este libro de hoy, como se advierte desde su subtítulo (“Notas de cocina y vida”), los asuntos gastronómicos son centrales, sí, pero sólo en una lectura superficial. El libro habla de cocina, pero ésta es apenas una guarnición decorativa para abordar temas muchísimo más generales e importantes. Este libro tiene algo de memorias personales, algo de historia de España, algo de sociología, algo de filosofía política… y casi sin salir de los fogones. Ése era el desafío y ése ha sido su éxito, porque es un libro memorable. Y será también un libro duradero: a la clásica “verdura de las eras” Peyró opone aquí la era de las verduras…

Ignacio Peyró pertenece ya a esa curiosa estirpe de prosistas españoles que, sin escribir ficción (o, mejor dicho, sin destacar en absoluto en ese terreno), son sin embargo los mejores escritores de prosa de cada generación, imbatibles a la hora de ofrecer ensayos, o columnas, o reportajes, o necrológicas, o diarios, o semblanzas, o viajes… Es la estirpe magistral de Gómez de la Serna, de Eugenio d’Ors, de González Ruano, de Chaves Nogales, de Pla, de Umbral o de Trapiello. Y no exageramos en absoluto si afirmamos que los dos libros que ha publicado hasta hoy Ignacio Peyró (así como sus prólogos o artículos) están a la altura de esa nómina galáctica, y entenderemos que alguien lo dude, o que desconfíe, pero casi mejor, porque habrá pocas experiencias más gozosas que acudir a las librerías a comprobarlo. ¿De verdad no hay algo netamente nerudiano en decir que una naranja es un “resumen del sol” o “un golpe de luz”, o creer que en cierto vino blanco se agazapa “un tragaluz del paraíso”? Bienaventurados los que tienen hambre y sed de buena literatura, porque ellos accederán a libros como éste.

Los clásicos decían que quienes se atracan o se emborrachan no saben comer ni beber, pero la verdad es que lo que pide el cuerpo es abalanzarse sobre este banquete de palabras que nos ofrece Peyró y ponerse morado, tan rojo como sus cubiertas, antes de extraer algunas pocas conclusiones elementales, a saber: 1: la vida es un lugar fenomenal; 2: hay libros que consiguen expresarlo; 3: entre los jóvenes escritores españoles, muy pocos consiguen expresarlo con la gracia y la altura de Ignacio Peyró; 4: comemos para alimentarnos, por pura necesidad, pero también para disfrutar: exactamente lo mismo afirmamos sobre la lectura; y 5: somos gente bien educada, y sobre quienes prefieren la llamada “sidra achampanada” a la sidra natural, por el momento no diremos nada.

Los Libros de Noviembre

el 6 noviembre, 2018 en Los Más Recomendados

A menudo conviene restar un poco de dramatismo a las cosas y, ante el pre-apocalíptico “leer es resistir”, oponer la certeza de que leer es, ante todo disfrutar, refugiarse, pasárselo en grande. “La única vida que puedo salvar es la mía”, decía en un poema Sherman Alexie, de modo que, mientras no nos prohíban leer, estaremos más o menos salvados. La lectura es uno de los actos más gozosos de nuestras rutinas, y es por eso por lo que los lectores más entregados sentimos una suerte de nostalgia del libro siempre que no nos vemos con uno entre las manos, o siempre que no podemos abrirlo. Aquí están, en fin, las diez novedades editoriales sobre las que más os insistimos para noviembre desde las librerías independientes españolas, los libros que libreras y libreros más os recomendamos que manejéis. Que cada uno se ocupe de su alma, sí, pero, por favor, que todos la alimenten bien.

Feliz final

Feliz final

Rosa, Isaac

ISBN

978-84-322-3410-1

Editorial

Seix Barral

Mas información

Monstruas y centauras

Monstruas y centauras

Sanz, Marta

ISBN

978-84-339-1622-8

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Ellos

Ellos

du Plessix Gray, Francine

ISBN

978-84-16291-72-4

Editorial

Periférica

Mas información

La jaima

La jaima

Chukri, Mohamed

ISBN

978-84-947108-8-9

Editorial

Editorial Cabaret Voltaire

Mas información

La acompañante

La acompañante

Berbérova, Nina

ISBN

978-84-945478-6-7

Editorial

EDITORIAL CONTRASEÑA, S.C.

Mas información

Bajo la red

Bajo la red

Murdoch, Iris

ISBN

978-84-17115-89-0

Editorial

Impedimenta

Mas información

La buena vida

La buena vida

McInerney, Jay

ISBN

978-84-17007-42-3

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

Kentukis

Kentukis

Schweblin, Samanta

ISBN

978-84-397-3489-5

Editorial

LITERATURA RANDOM HOUSE

Mas información

La muerte del comendador (Libro 1)

La muerte del comendador (Libro 1)

Murakami, Haruki

ISBN

978-84-9066-564-0

Editorial

Tusquets Editores

Mas información

Cómo acabar con la escritura de las mujeres

Cómo acabar con la escritura de las mujeres

Russ, Joanna

ISBN

978-84-948871-4-7

Editorial

DOS BIGOTES & BARRETT

Mas información

Premios 2018 del Gremio de Librerías de Madrid

el 17 octubre, 2018 en Noticias

El pasado jueves, 11 de octubre, el Gremio de Librerías de Madrid anunció el fallo de sus premios literarios de 2018.

En la categoría de ficción, el premio ha recaído en Mejor la ausencia, la primera novela de la profesora y escritora vasca Edurne Portela (a la que las libreras de la Librería Gil de Santander destacaban en nuestra contribución al Día de las Escritoras del pasado día 15 de octubre), editada por Galaxia Gutenberg. Según el jurado, “es ésta una novela de aprendizaje descarnado a todos los niveles. La autora ha conseguido hacer trascender lo privado e íntimo de la violencia intrafamiliar y ha sabido elaborar sutil pero rotundamente el reflejo (e impacto) que esta tiene en lo público, cultural y social, enmarcándola, además, en un momento de la historia de España que marcó a una generación entera”. Ha quedado finalista la novela El dolor de los demás (Anagrama), del narrador murciano Miguel Ángel Hernández.

En poesía, los libreros y libreras de Madrid han decidido destacar el último libro de la madrileña Pilar Adón, Las órdenes, editado por La Bella Varsovia (y que fue reseñado en su día en Los Libreros Recomiendan). Se trata, según el jurado, de “un conjunto de poemas valientes de lucidez descarnada que remueven la conciencia, que te obligan a meditar y que desde su perfecto equilibrio, consigue que todos comprendamos desde la belleza y el dolor, desde la reflexión y el sentimiento, una historia de hijas y madres, una genealogía de la mujer a través de los ojos de una autora de la que conocíamos su maravillosa capacidad narrativa y que escribe un poemario rotundo e inolvidable que agita nuestras certezas”. El libro finalista, Lo seco, de la malagueña Isabel Bono (editado por Bartleby) también fue recomendado en nuestra página.

En la categoría de ensayo, el galardón de las librerías de Madrid ha recaído en el veterano profesor e historiador Santos Juliá, por su libro Transición. Historia de una política española (1937-2017), publicado por Galaxia Gutenberg. Al reconocer ese título, el jurado ha reconocido también que “busca premiar, más allá de un libro ejemplar, la trayectoria intelectual y profesional de su autor”, pues “creemos estar ante la historia definitiva de un período histórico trascendental para entender nuestro presente como país”.

Podéis encontrar más información aquí, en la página del Gremio de Librerías de Madrid.

III Día de las Escritoras

el 15 octubre, 2018 en Recomendaciones temáticas

Un año más, y van ya tres, los buenos lectores estamos convocados esta tarde a la Biblioteca Nacional de España para celebrar el Día de las Escritoras. Organizado por la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), la Asociación Clásicas y Modernas (CyM) y la propia Biblioteca Nacional, esta tercera reunión ha sido coordinada por la periodista Joana Bonet y el programa ha sido diseñado bajo el lema “Rebeldes y transgresoras”. A lo largo del día de hoy se leerán textos de María de Zayas, Teresa de Jesús, Juana Manso, Rosalía de Castro, Rosario de Acuña, Filomena Dato Muruais, Carmen de Burgos, Delmira Agustini, Victoria Ocampo, Aurora Bertrana, Magda Donato, Sorne Unzueta Lanzeta (Utarsus), Ángela Figuera Aymerich, María Zambrano, Idea Vilariño, Ana María Matute, Carmen Martín Gaite, Josefina Aldecoa, Alejandra Pizarnik, Esther Tusquets o María-Mercè Marçal.

Si el año pasado nos unimos a la convocatoria proponiendo un posible canon de diez escritoras indispensables (sólo una entre las miles de listas posibles) este año en Los Libreros Recomiendan hemos pedido a diez libreras españolas independientes que mencionasen a una sola escritora por la que sintieran una debilidad especial. El resultado refleja la diversidad de tiempos y tonos: escritoras del pasado y del presente, españolas y americanas, narradoras, ensayistas y poetas:

 

CONCEPCIÓN ARENAL (El Ferrol, 1820 – Vigo, 1893)

“Siempre la he visto como la más humana pese a su gesto adusto”, afirma Pilar Eusamio, de la Librería Los Editores (Madrid), al hablar de Concepción Arenal. “La faceta que más me gusta de ella -añade- es la de la defensa de las mujeres desfavorecidas, las invisibles. Y siempre a través de la educación, de la formación, de su trabajo en las cárceles…”. Concepción Arenal ha regresado felizmente a la actualidad gracias a la monumental biografía que la catedrática Anna Caballé acaba de publicar sobre su figura, abordando vida y obra de un modo exhaustivo y a la manera de los biógrafos clásicos, y encontrando en el Museo de Pontevedra unos archivos de obra literaria inédita que, según la profesora barcelonesa, son extraordinarios. Poemas y teatro que se unirían así al decisivo caudal ensayístico que convirtieron a Arenal, en tiempos no precisamente propicios o amables para las pensadoras españolas, en una referencia europea de la pedagogía. Nunca salió de España, pero sus ideas se debatían en los foros más prestigiosos y vanguardistas. Ahora es el momento de conocerla mejor en España.

 

EMILIA PARDO BAZÁN (La Coruña, 1851 – Madrid, 1921)

Como, aparte de un cuarto propio, dice tener “un cuarto de gallega” en su ADN, Cristina Sanmamed, de la Librería La Puerta de Tannhäuser (Plasencia, Cáceres), menciona a Rosalía de Castro y a Emilia Pardo Bazán, a las que ha releído con atención últimamente. En concreto, dice, “he leído este verano los Cuentos góticos en Uve Books y me han chiflado. Maravillosas las escritoras del siglo pasado”… Lo cierto es que ambas son felizmente inevitables al repasar la lista de las principales escritoras españolas, por exigente o exigua que sea esa nómina, y ambas son reeditadas con una frecuencia aceptable. Cátedra acaba de recuperar La mujer española y otros escritos, mientras que sus magníficos Cuentos o sus obras más conocidas no dejan de reimprimirse y comentarse, principalmente Los pazos de Ulloa, de la que hay una nueva edición filológica que de algún modo, y como amago de reparación, mete por fin a doña Emilia en la Real Academia Española. Quien quiera leer las sabrosas y turbulentas cartas de la reina del naturalismo español a Benito Pérez Galdós, también encontrará una edición, y, agotada su mejor biografía (de Eva Acosta), quienes gusten de los libros de autores sobre autores podrán encontrar una aproximación de Cristina Fernández Cubas. Leopoldo Alas ‘Clarín’ decía de Pardo Bazán que “tratar con ella es aprender mucho”: nosotros no podemos irnos de tertulia con doña Emilia al Ateneo, pero sí acceder a lo mejor de su trabajo, ya inmortal.

 

CARMEN DE BURGOS (Almería, 1867 – Madrid, 1932)

Rocío Valverde, de la Librería Jarcha (Madrid), no se lo piensa apenas y lanza enseguida el nombre de Carmen de Burgos, a la que considera todavía “cercana”. Editorialmente, desde luego, lo está, porque Huso acaba de recuperar La mujer moderna y sus derechos, y el año pasado Uve Books rescató El hombre negro (reseñada en nuestra página por los libreros de La Puerta de Tannhäuser). Esta pequeña narración abordaba ya el asunto de los matrimonios fracasados por infelices (afrontado también por ‘Colombine’ en La malcasada, actualización consciente y puesta al día, por moderna, del tópico medieval, aparte de un retrato bastante duro –y un poco autobiográfico– de su Almería natal en aquel tiempo), asunto que también la ocupó fuera de su gabinete de escritura, ya que Carmen de Burgos fue una de las principales activistas de sus años a favor del divorcio (y de hecho ella se separó a su manera, marchándose a Madrid con su única hija para escapar de un matrimonio precoz y amargo). Periodista profesional admirada por Francisco Giner de los Ríos, proto-corresponsal de guerra (en Marruecos), masona, anticlerical, republicana y feminista, lo tenía todo para quedar en 1939 aún un poco más sepultada de lo que ya lo estaba su cuerpo desde 1932, pero el tiempo, en este caso, ha hecho un trabajo positivo y nos la ha ido devolviendo poco a poco.

 

GIOCONDA BELLI (Managua, 1948)

Siempre que se habla de la nicaragüense Gioconda Belli es inevitable, casi ritual, referirse a su paso por el Frente Sandinista de Liberación Nacional, pero la no mucho menos guerrillera Miren, de la asociación cultural y librería Mujeres y Compañía (Madrid), la quiere en esta lista por “revolucionaria y combatiente”, sí, pero sobre todo por la calidad de sus poemas y la fuerza de sus novelas, que la han convertido en una referencia de la literatura centroamericana de las últimas décadas, aparte de en un ejemplo de cómo conseguir millones de lectores sin apearse de la autoexigencia. En los años 80 militó en el Partido de la Izquierda Erótica y ese curioso nombre reúne tal vez los dos elementos más llamativos, si no los cruciales, de su literatura: desde su primer y premiado poemario, Sobre la grama, de 1972, su reivindicación del cuerpo femenino y su modo de afrontar la sexualidad son llamativos, sobre todo porque ese erotismo no sólo no es incompatible con asuntos socio-políticos sino que, al contrario, casi se desprende de ellos, en correspondencia natural: “Ah, Nicaragua, / vos sos mi hombre / con nombre de mujer. [...] Estoy enamorada de vos, / perdidamente enamorada, / y si te he dejado no es por mucho tiempo, / no es para olvidarme de limas y cadenas, / no es para olvidar lo que no hay que olvidar”…

 

CHANTAL MAILLARD (Bruselas, 1951)

Tras poner sobre la mesa con especial entusiasmo el nombre de Julia Uceda (“esa genia de las palabras a la que obligatoriamente debe conocerse”), y también los de Olvido García Valdés e Isabel Escudero, la librera Marta Bosque, de la Librería Anónima de Huesca, opta por la belga pero malagueña Chantal Mailard, dado lo reciente que está la publicación de sus dos últimas obras: el poemario Cual menguando y el ensayo ¿Es posible un mundo sin violencia? Experta en culturas hindús, sobre las que ha escrito varios ensayos (el último lacónica pero significativamente titulado India), traductora de Henri Michaux o autora de diarios (algunos realmente dolorosos, como Filosofía en los días críticos), Maillard se quiere ante todo poeta, y es una particular perspectiva de la poesía la que tiñe y condiciona toda su obra literaria. Testimonio de la intensidad pero también del espanto, la escritura indagadora y a veces obsesiva de Maillard ha ido ganando lectores y prestigio. Su poemario Matar a Platón obtuvo en 2005 el Premio Nacional de Poesía.

 

ELVIRA LINDO (Madrid, 1962)

María Vaquero, de la Librería Todolibros (Cáceres), trae a esta nómina a Elvira Lindo, de la que, según afirma, le gustan todos sus registros: reportera, columnista, guionista de cine, escritora para niños y, claro, novelista. En su último libro, el estupendo diario Noches sin dormir. Último invierno en Nueva York, la propia autora entendía con resignación que “haber escrito humor resta puntos” (a la hora de acceder a cualquier tipo de Parnaso literario), y es tristemente cierto que a veces la “literatura seria” no acepta o no perdona las excursiones por la literatura infantil, sobre todo -nos tememos- si son flamantemente exitosas (Lindo es la autora de la hiper-leída serie de aventuras y desdichas de Manolito Gafotas). Pero la madrileña ya demostró en novelas como El otro barrio que, si hay que ponerse seria, sabe hacerlo tan bien como la mejor, aunque, según revela en el diario citado, escribía siempre con «esa mezcla de pereza y dispersión que convierte esta tarea de escribir en un martirio». Noches sin dormir es en cambio el libro de una escritora veterana que de pronto se relaja y se suelta y entonces, acaso inesperadamente, da lo mejor de sí, en un texto vivo, divertido, tierno y sagaz que abre su obra a un futuro aún más luminoso.

MARIANA ENRÍQUEZ (Buenos Aires, 1973)

Sonia y Amparo, de la Librería Palas (Sevilla), son admiradoras de la cubana Mayra Montero, insuficientemente editada en España, pero al final se deciden por incorporar a esta lista a la argentina Mariana Enríquez. Desde que sus libros comenzaron a circular por España ha ido simultáneamente sobrecogiendo y convenciendo, con los cuentos de Los peligros de fumar en la cama o, en un título precioso, Las cosas que perdimos con el fuego, en los que simplemente reinventa el género literario del terror, generalmente poco frecuentado y muy poco vistoso en nuestro idioma, con resultados sorprendentes en lo argumental y sobresalientes en lo literario . En este 2018 ha llegado hasta nosotros un registro suyo diferente, en forma de retrato de Silvina Ocampo, La hermana menor.

 

EDURNE PORTELA (Santurce, 1974)

Las libreras de la veteranísima Librería Gil (Santander), con Paz Gil Soto como portavoz, vacilaron entre Pilar Adón y Edurne Portela, semanas antes de que, casualmente (¿o no?), ambas hayan sido premiadas por el Gremio de Libreros de Madrid, la madrileña en poesía (por Las órdenes, que ya reseñamos aquí), y la vasca en narrativa, por Mejor la ausencia. Lo cierto es que esta novela no ha dejado de cosechar éxitos, reconocimientos y lectores desde que se publicó, casi como complemento narrativo al ensayo El eco de los disparos, que ya había impresionado a crítica y público un año antes, en 2016. Dentro de la ya amplia cosecha de bibliografía sobre ETA post-ETA (tanto en castellano como en eusquera, tanto en novela como en ensayo), el díptico de esta profesora destaca por su sensibilidad y su fuerza simbólica. El Gremio de Libreros de Madrid ha visto en Mejor la ausencia “una novela de aprendizaje descarnado a todos los niveles” y considera que ha acertado al retratar “un momento de la historia de España que marcó a una generación entera”.

 

ELVIRA NAVARRO (Huelva, 1978)

Tras mencionar a Maria-Mercè Marçal (de la que se sabe versos de memoria), Ángela Figuera Aymerich y Olga Orozco, y puesta a elegir entre narradoras españolas jóvenes, la poeta Elvira Lozano, del Centro Social-Librería La Pantera Rossa (Zaragoza), duda entre Sara Mesa, Llucia Ramis y Elvira Navarro, pero al final se queda con su casi homónima, de la cual recibió hace unos años un taller de escritura autobiográfica que recuerda como “una delicia”. Elvira recomendó a Elvira leer Nada se opone a la noche, de Delphine de Vigan, y fue un gran consejo, pero Lozano ya andaba deslumbrada (con razón) con La trabajadora, de Navarro, donde la librera vio “fragmentos de prosa que simplemente me maravillaban. No hace virguerías con la palabra, la utiliza de forma precisa, que es mucho más poderoso”. Elvira Navarro venía de debutar con el desasosegante La ciudad en invierno y perseverar en La ciudad feliz, y su último libro hasta hoy es Los últimos días de Adelaida García Morales. Si algún día la ven paseando por barrios alejados es porque anda preparando algo sobre la periferia de Madrid.

VALERIA LUISELLI (Ciudad de México, 1983)

Antes de ser, entre otras cosas librescas, una de las libreras de la prometedora nueva etapa de Cervantes y Compañía (Madrid), Raquel Vicedo anduvo por el estimulante sótano de Sexto Piso, y de aquellos años guarda el orgullo íntimo de haber sido la editora de Valeria Luiselli. El último American Book Award, fallado en agosto, da la razón a nuestra librera, pues, premiando el ensayo Los niños perdidos, consagra definitivamente la obra de una joven mexicana que ya deslumbró con su debut, el también teórico Papeles falsos (donde entendía que “Aprender a hablar es darse cuenta, poco a poco, de que no podemos decir nada sobre nada”), interés que continuó con las ficciones (ma non troppo…) Los ingrávidos (“también la felicidad depende de la sintaxis”…) y La historia de mis dientes. El prestigio futuro de esta todavía treintañera está ya blindado por esos cuatro títulos inaugurales, pero este último estudio premiado, sobre los menores que viajan solos a Estados Unidos desde países del Sur (“las historias difíciles necesitan ser narradas muchas veces”), le ha dado una visibilidad definitivamente internacional. Su escritura parece sencilla pero no lo es, dice Vicedo, quien cree además que tras su fulgurante talento como escritora se aprecia sin embargo el enorme trabajo de reflexión o documentación que sostiene sus textos.

[ La foto de Gioconda Belli es de Denise López y está tomada de la página web de Seix Barral; la de Mariana Enríquez está tomada de la página web de Anagrama y es de Nora Lezano; la de Chantal Maillard es de Bernabé Fernández y está tomada de la página web de Tusquets; la foto de Elvira Navarro es de Asís G. Ayerbe; la de Edurne Portela está tomada de la página web de Galaxia Gutenberg. ]