Estás navegando por el archivo de En la ciudad líquida.

“En la ciudad líquida”, de Marta Rebón

el 8 febrero, 2018 en Libro de la Semana

En la ciudad líquida (Caballo de Troya 2017, 6)

En la ciudad líquida (Caballo de Troya 2017, 6)

Rebón, Marta

ISBN

978-84-15451-84-6

Editorial

CABALLO DE TROYA

Mas información

Hace pocas semanas, en un recorrido de ‘Los Libros Recomiendan’, nos sorprendíamos de la llamativa cantidad de novedades editoriales que, de uno u otro modo, tiene a Tánger como escenario, como decorado, como paisaje, a veces incluso como protagonista. Y entre aquellos siete libros destacábamos En la ciudad líquida. Derivas, interiores y exilios, el debut de la barcelonesa Marta Rebón.

Éste es, sí, su primer libro, y sin embargo todos hemos leído a Rebón muchísimo más de lo que en un primer momento pudiéramos imaginar. Hemos leído, tal vez, miles de páginas suyas, si es que nuestros ojos han recorrido Una saga moscovita, de Vasili Akiónov; Vida y destino, de Vasili Grossman; El doctor Zhivago, de Borís Pasternak; Las almas muertas, de Nikolái Gógol, o Gente, años, vida,de Iliá Ehrenburg, entre muchos otros (como el muy reciente Inmersión. Un sendero en la nieve, de Lidia Chukóvskaia). Ahora es ella, por fin, la que decididamente toma la palabra, sin ejercer de intermediaria de nadie que no sea ella misma, pero lo hace en buena medida para hablar de todos ellos (y de muchos otros) en un libro no sólo gozosamente errante sino deliberadamente errático en el que se unen la literatura y los desplazamientos, los kilómetros y los versos.

El escritor Danilo Kiš (de quien también se habla aquí) advirtió en sus Consejos a un joven escritor que no hay que escribir libros sobre lugares en donde sólo hayamos estado esporádicamente, de paso. Marta Rebón no cae en ese error, pues todas las ciudades de las que habla fueron la suya durante algún tiempo prolongado, y tampoco incurre en esa otra torpeza, tan habitual, de presumir de viajera. Nos fascinan los libros de viajes, pero resulta irritante lo difícil que es que los escritores nómadas contemporáneos no acaben jactándose de algo tan poco glorioso como sentarse y dejarse desplazar. Lo que importa en los libros de viajes, lo que marca la diferencia, no es el desplazamiento mismo ni desde luego la mayor o menor distancia, ni el supuesto exotismo, sino la calidad de la mirada, y en ese sentido este libro es una lección, y eso que se dice en la contracubierta sobre “la voz elegante” de la autora es exacto. “Elegancia” es tal vez el mejor sustantivo para calificar esta prosa, que es también serena, incisiva, como de otro tiempo (algo que, por supuesto, apuntamos como elogio), y su forma de contarse a sí misma en lo que cuenta, de colarse en su propio texto, de introducir una subjetividad que a menudo se hace explícitamente memorialístca, diarística, testimonial… recuerdan bastante, para entendernos, a Philip Hoare, pero no tanto al de Leviatán o la ballena como al de El mar interior (y no sólo –ni siquiera principalmente– por el modo de introducir imágenes). Rebón consigue ser trascendente sin ponerse estupenda, y es muy hábil a la hora de encontrar citas magníficas, algunas de las cuales figuran como exergos al frente de los capítulos. Entre muchas otras destaca una de Tolstói que advierte que si eres capaz de no escribir, entonces es que no debes hacerlo. Desde aquí nos alegramos de que Marta Rebón, por fin, haya demostrado que es de las que no pueden no hacerlo, pero también celebramos que no haya tenido prisa, que se haya tomado el tiempo suficiente para hacerlo tan bien, y en un libro que, además de venir presentado en una edición realmente cuidada, ofrece también una amplia colección de buenas fotografías.

Novedades editoriales sobre Tánger

el 18 enero, 2018 en Recomendaciones temáticas

En los últimos meses se ha publicado un sorprendente número de libros españoles que de uno u otro modo, con mayor o menor detalle, visitan la ciudad de Tánger. Entre ellos hay reediciones de clásicos, novela negra, testimonios autobiográficos y evocaciones de naturaleza exótica. A los poemas de Más allá Tánger, de Álvaro Valverde, o a los relatos de residentes ilustres como Paul Bowles o Tennessee Williams se añaden desde ahora estas siete novedades editoriales sobre un lugar tan cercano, tan lejano:

 

EVA, de ARTURO PÉREZ-REVERTE (ALFAGUARA)

En 1937 Tánger, dejando a un lado mitomanías y exageraciones, era un hervidero de espías, conspiradores, piratas de muchos tipos y buscavidas procedentes de medio mundo. Nuestro ya conocido Lorenzo Falcó ha de visitarla para un asunto relacionado, claro, con la Guerra Civil en curso. Muchos elementos narrativos atractivos, muchas tramas y líneas argumentales, muchas sorpresas y reflexiones laterales… forman una nueva novela del escritor español más exitoso y leído de hoy, que por primera vez sitúa en Marruecos una historia adictiva y trepidante.

Encuéntralo en tu librería.

 

NIEBLA EN TÁNGER, de CRISTINA LÓPEZ BARRIO (PLANETA)

La novela finalista de la última edición del Premio Planeta propone una búsqueda por una ciudad “cosmopolita y mágica”. El día de Nochebuena de 1951 un hombre ha desaparecido sin dejar rastro, y una mujer enamorada de él viaja hasta Tánger para indagar, con una novela en la mano, Niebla en Tánger, que ella intuye llena de extrañas pistas sobre el suceso, a pesar de no conocer a su autora… Con ese planteamiento tan intrigante, Cristina López Barrio ofrece una novela de amor y misterio, de revelaciones y silencios muy expresivos.

Encuéntralo en tu librería.

 

 

TÁNGER ENTONCES, de ANTONIO PAU (COMARES)

Antonio Pau, aplaudido biógrafo de Nietzsche o Hölderlin y editor de Julián Ayesta, pasó su infancia en Tánger, y ha esperado el momento adecuado para contarlo, con enorme madurez retrospectiva, en un libro pequeño e inmenso a la vez, sencillo pero muy nutritivo, que desmitifica ese Tánger que fue destino de mitómanos ociosos para retratar la ciudad real, la de la gente de a pie, la del día a día. Pau superpone un retrato colectivo de su familia con el plano de Tánger, consiguiendo una etopeya íntima de la ciudad, un precioso mapa autobiográfico.

Encuéntralo en tu librería.

 

CIUDADES QUE SE POSAN COMO PÁJAROS, de FERNANDO SANMARTÍN (XORDICA)

Con su prosa sencilla y poética, indagadora y eficaz, el escritor zaragozano Fernando Sanmartín ofrece un pequeño libro articulado con viajes a Lisboa o Bruselas, y que incluye también una escapada a Tetuán y Tánger que tiene algo de regreso a la semilla, pues anda tras las huellas de su padre, militar destinado décadas atrás en aquellas ciudades. Con su envidiable capacidad para sorprenderse por las cosas cotidianas, esos detalles nimios que pasarían normalmente desapercibidos, y con su habilidad para extraer significados asombrosos de situaciones mínimas, el paseo de Sanmartín por Tánger se hace inolvidable.

Encuéntralo en tu librería.

 


DORADOS DÍAS DE SOL Y NOCHE, de LUIS ANTONIO DE VILLENA (PRE-TEXTOS)

En este segundo volumen de sus memorias, Luis Antonio de Villena vuelve a ofrecer alusiones a sus viajes veraniegos al Tánger abierto, internacional, libérrimo, ambiguo y sensual de los años setenta (y al más reciente, ya irreconocible para él…), pero fue sobre todo en el primer tomo, El fin de los palacios de invierno, donde, en el capítulo titulado “Emilio y Tennessee” (que son, por supesto, Sanz del Soto y Williams), Villena dibujaba un mapa de aquella ciudad atractiva y estimulante, mitómana y sorprendente.

Encuéntralo en tu librería.

 

LA VIDA PERRA DE JUANITA NARBONI, de ÁNGEL VÁZQUEZ (SEIX BARRAL)

Si hubiese que leer un solo libro sobre Tánger, habría que quedarse con éste, verdadero clásico secreto que ha merecido ediciones críticas y una adaptación cinematográfica pero que sigue pendiente de ser descubierto. Una novela de 1976 experimental, sabrosa en su lenguaje, audaz en sus significados, aislada geográficamente pero adelantada en lo cronológico. Una novela aparte, diferente, con vocación (conseguida) de isla.

Encuéntralo en tu librería.

 

 

EN LA CIUDAD LÍQUIDA, de MARTA REBÓN (CABALLO DE TROYA)

La magnífica traductora Marta Rebón (a la que debemos versiones probablemente definitivas de El doctor Zhivago de Pasternak o de Las almas muertas de Gógol) debuta en la narrativa con un libro muy personal, en varios sentidos. Habla de sí misma, pero lo hace de un modo, además, muy particular y singular, sólo suyo, al hablar de varias ciudades que viven de cara al agua, decidida y vocacionalmente condicionadas por la cercanía de costas o grandes ríos (a la manera del Brodsky veneciano de Marca de agua). Una de ellas es Tánger, y su enfoque de la ciudad, como hace con San Petersburgo, está trenzado a la literatura, filtrado por la experiencia de Paul Bowles, “traducida” en sí misma a texto, a relato, a decorado de algo que se escurre.

Encuéntralo en tu librería.