Estás navegando por el archivo de Día del Libro y del Derecho de Autor.

Reflexiones sobre el Día del Libro

el 23 abril, 2016 en Recomendaciones temáticas

DÍA DEL LIBRO

Existe una tendencia real a construir nuestras rutinas conforme estas encuentran acomodo en el mundo digital, un mundo que se va filtrando en la vida diaria y se normaliza sin demasiado ruido ni sorpresa. Hace unos años, cuando empezaron los primeros lectores digitales (me niego a llamar libros a esos aparatos), las descargas y formatos distintos al libro de toda la vida, o sea, al libro, se auguraba el su final y la consecuente muerte de las librerías.

Hoy, los libros en papel, es decir, los libros, siguen existiendo; las librerías también y, además, rebosan de novedades y fondos que siguen llamando la atención del lector que gusta de perderse entre estanterías que huelen a papel y letra impresa.

Afortunadamente, los libros no han muerto, las librerías no han muerto, las editoriales no han muerto, y los escritores siguen publicando.

Desde luego que se lee en distintos formatos, y que muchos lectores incluso alternan la lectura digital con la tradicional, pasando páginas; sin embargo, el protagonismo del libro a la hora de sentarse y disfrutar de la lectura es indiscutible.

Si los augurios se hubiesen cumplido, ¿para qué un día con descuentos especiales? ¿para qué un día con autores que firmen ejemplares? ¿para qué las casetas de feria? Es decir, ¿para qué un día del libro?

Pero esas profecías agoreras no se han cumplido y por eso seguimos celebrando cada año, el Día Mundial del Libro. Por eso, las librerías abrimos nuestras puertas ofreciendo libros y más libros a los lectores ávidos de leer, de tocar, de atesorar letra impresa.

Porque los libros están muy vivos y las librerías viven y vibran.

¡Feliz y provechoso día del libro!

Oliva Lahoya, Librería Estudio (Miranda de Ebro)

Ya tenemos cartel para el Día del Libro (obra de Paco Roca)

el 19 abril, 2016 en Noticias

Cartel del Día del Libro 2016

23 de abril, Día del Libro y del derecho de autor

el 21 abril, 2015 en Noticias

Manifiesto del Día Internacional del Libro 2015:

Cada libro, en cambio, es una vida nueva, por lo que su lectura supone un antídoto contra la nada. De ahí que, este año, la conmemoración del Día Internacional del Libro, por parte del Centro Andaluz de las Letras, se centra en la escritora andaluza Concha Caballero; militante política, articulista, ensayista y, sobre todo, profesora de literatura, que contagió a sus alumnos el oficio de leer. Fallecida a comienzos de 2015, rescatamos un texto de su blog, tal vez premonitorio:

Cosas que espantan a la muerte.

Dejar la flor más bella intacta. Detener las tijeras justo en el momento en que vas a efectuar el corte y acariciarla fugazmente con un giro de la mano.

Conversar con un niño, en lenguaje adulto, contemplar cómo se acomoda en la silla y te responde aliviado por fin de su papel.

Salir al campo y detenerte en la cima de una pequeña colina. Dejar que el viento te acaricie. Respirar hondo y bajar sin mirar atrás.

Hablar de tú a tú con los fantasmas, desearles buenas noches, sonreírles.

Desprenderte de los dolores pasados como quien se desnuda de un complicado vestido. Sacar con cuidado los brazos, desabrochar los botones de la espalda. Hacerlo sin prisa, sin romper ninguna pieza, hasta que lo veas, finalmente, rendido a tus pies, deforme y sin poder.

Que tu amante venga a la cama en mitad de la noche y te abrace por la espalda. Fingir que estás dormida y caer, poco a poco, en el sueño.

Concha Caballero

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

23 de abril, Día del Libro

23 de abril, Día del Libro

LOS LIBREROS RECOMIENDAN

ISBN

978-84-223-9192-0

Editorial

CEGAL

Mas información

Manifiesto en apoyo a la lectura

el 23 abril, 2014 en Noticias

Hoy 23 de abril, celebramos el Día Internacional del Libro y del Derecho de Autor. Con este motivo, el Centro Andaluz del Libro ha querido difundir este sencillo y emotivo manifiesto en apoyo a la lectura escrito por Almudena Grandes. Esperamos que os guste y que, si ello es posible, lo difundáis allá donde os encontréis.

Todos somos Robinsón.-

Escribir un libro es inventar una isla desierta, modificar con un punto apenas perceptible el mapa de los sentimientos, de las emociones humanas, para desear fervientemente un naufragio, la llegada de ese Robinsón desnudo y desarmado que somos todos los lectores cuando abrimos por primera vez un libro.

Yo he creado algunas de esas islas, pero he colonizado muchísimas más. He nadado centenares, quizás miles de veces, hasta el barco, y he vuelto remando, con madera, con lienzos, con comida, con armas y municiones para defender mi casa. Y en muchos de esos viajes, un grano de trigo ha caído en la tierra sin que yo me diera cuenta, y el sol y la lluvia lo han hecho germinar, y ha crecido una espiga para que yo pudiera cosecharla, y molerla, y fabricar por fin mi propio pan, un pan que me ha alimentado mucho más que las tostadas que desayuno todos los días. Yo he aprendido muchas más cosas en los libros que en la vida, y he sido feliz, y desgraciada, y me he reído, y he llorado, y me he asustado, y me he emocionado, y me he enamorado, y me he desenamorado muchas más veces, porque los libros viven, laten, palpitan con su propio corazón. La literatura es el telar donde Penélope teje cada día con los hilos de la vida humana el sudario que desteje cada noche para empezar otra vez, apenas sale el sol, desde hace miles de años.

La lectura y la escritura son dos caras de la misma moneda, una isla desierta y su náufrago. Yo lo sé bien, porque fueron los propios libros quienes me abocaron a escribir libros, y si antes no hubiera vivido leyendo, nunca habría podido empezar a escribir. Cuando descubrí la extraordinaria capacidad de la literatura para multiplicar y enriquecer mi vida, la prodigiosa generosidad con la que desplegaba ante mis ojos una infinidad de aventuras, de lugares, de identidades múltiples que sin embargo eran capaces de superponerse sin conflicto alguno a mi propia identidad, para coexistir con el tiempo y el espacio de mi vida verdadera, me enganché a los libros como otros se enganchan al ejercicio físico, al alcohol, a la velocidad o a la música. Y si alguna vez, aquel fervor se identificó con la necesidad de autoafirmación de todos los adolescentes, pronto empezó a confundirse con el puro instinto de supervivencia de los adultos.

Eso sigue siendo tan cierto que, si en este momento, alguien me obligara a elegir entre vivir sin leer y vivir sin escribir, estoy segura de que acabaría renunciando al oficio que he perseguido desde que era una niña que decía que iba a ser escritora. Porque tal vez sería capaz de llegar a ser feliz trabajando en otra cosa –una librería literaria, una papelería bien surtida de rotuladores y lápices de todos los colores, una ferretería empapelada de cajoncitos con tuercas y tornillos, o una huerta- pero, para mí, vivir sin leer ya no sería vivir, sino un sucedáneo insoportable de la vida.

¿Quieren ustedes vivir? Lean.

¿Quieren vivir más años, con más intensidad, más variedad, más alegría? Lean más.

Déjense llevar por las eternas mareas de una pasión inmortal y no teman a las olas. Al otro lado de cualquier océano siempre hay una playa, una isla, un mundo completo que sabrá llamarles por su nombre y un grano de trigo que les está esperando.

Almudena Grandes.

 

 

23 de abril: Día del Libro y del Derecho de Autor

el 21 abril, 2014 en Noticias

¡Ven a disfrutarlo con nosotros a la librería! ¡Te esperamos!

Cartel del Día del Libro 2014