Estás navegando por el archivo de Biografía.

Los Libros del Verano de 2018

el 1 agosto, 2018 en Los Más Recomendados

Se atribuye a Plinio el Viejo aquella sentencia que creía que “de no ser por los libros, la cultura humana sería tan efímera como lo son los hombres”… A los veranos les ocurre lo mismo: pasan rápido, pero gracias, entre otras cosas, a los libros, son eternos, nunca se olvidan. Veranos y largas horas de lectura van trenzados en nuestra memoria desde siempre. Ahora es tiempo de recuperar, de releer, de entregarse a los clásicos. Ahora sí hay tiempo, por fin, para volver a Stendhal o acabar Solenoide. Y habrá horas también para (algunos de) los libros que durante este curso se han quedado arrinconados, eclipsados por otras urgencias… Aquí, desde las librerías independientes, proponemos diez libros de 2018 que merecen ahora su oportunidad, y que nos mejorarían el verano. En agosto da tiempo a leer los diez, y conviene hacerlo, que septiembre acecha…

Patrick ha vuelto

Patrick ha vuelto

Tey, Josephine

ISBN

978-84-16537-34-1

Editorial

Hoja de Lata Editorial

Mas información

Pensamientos desde mi cabaña

Pensamientos desde mi cabaña

Kamo no, Ch?mei

ISBN

978-84-16544-75-2

Editorial

Errata Naturae Editores

Mas información

La frontera salvaje

La frontera salvaje

Irving, Washington

ISBN

978-84-16544-60-8

Editorial

Errata Naturae Editores

Mas información

La playa

La playa

Pavese, Cesare

ISBN

978-84-948335-2-6

Editorial

Altamarea Ediciones

Mas información

La señora Fletcher

La señora Fletcher

Perrotta, Tom

ISBN

978-84-17007-35-5

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

La novia gitana

La novia gitana

Mola, Carmen

ISBN

978-84-204-3318-9

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Hecho en Saturno

Hecho en Saturno

Indiana, Rita

ISBN

978-84-16291-66-3

Editorial

Periférica

Mas información

Imágenes de suecia

Imágenes de suecia

Gustafsson, Lars

ISBN

978-84-17281-58-8

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

7-7-2007

7-7-2007

Manzini, Antonio

ISBN

978-84-16237-26-5

Editorial

Salamandra Black

Mas información

Lejos del corazón

Lejos del corazón

Silva, Lorenzo

ISBN

978-84-233-5390-3

Editorial

Ediciones Destino

Mas información

Los libros de julio de 2018

el 5 julio, 2018 en Los Más Recomendados

Los libros están vivos, y en sí mismos son vida; y los libros son fáciles: se van con cualquiera que los desee; y los libros son promiscuos: no les importa que los compartan y se van a la cama o al sofá con todo el mundo; y los libros son generosos: suelen dar mucho más de lo que reciben, pues, a cambio de unas pocas horas en las manos del lector, éste se queda para siempre con la esencia de aquél, con su enseñanza, con una frase, mientras el otro -los libros son pacientes…- espera a otro visitante. Y son humildes: ni siquiera parece importarles que los dejen a medias… Ya no estamos a las puertas del verano sino en su mismísimo corazón, y llega un tiempo tradicional de lectura, de libros gordos, de clásicos, pro también de los libros más recientes, para que septiembre no nos pille a contrapié. Aquí están las diez propuestas más repetidas y valoradas por los libreros independientes de España, diez libros compatibles con helados, granizados, césped, protector solar y arena. Se mancharán, sí, pero lo importante es que sus historias o propuestas nos salpiquen a nosotros.

La vida en tiempo de paz

La vida en tiempo de paz

Pecoraro, Francesco

ISBN

978-84-16291-67-0

Editorial

Periférica

Mas información

Luz de juventud

Luz de juventud

Rothmann, Ralf

ISBN

978-84-17007-39-3

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

El consumo de patata en Irlanda

El consumo de patata en Irlanda

O'Brien, Flann

ISBN

978-84-17281-59-5

Editorial

Nórdica Libros

Mas información

La edad de la penumbra

La edad de la penumbra

Nixey, Catherine

ISBN

978-84-306-1954-2

Editorial

TAURUS

Mas información

Stop-Time

Stop-Time

Conroy, Frank

ISBN

978-84-17007-41-6

Editorial

Libros del Asteroide

Mas información

Conversaciones entre amigos

Conversaciones entre amigos

Rooney, Sally

ISBN

978-84-397-3446-8

Editorial

LITERATURA RANDOM HOUSE

Mas información

En defensa de la Ilustración

En defensa de la Ilustración

Pinker, Steven

ISBN

978-84-493-3462-7

Editorial

Ediciones Paidós

Mas información

La hermana menor

La hermana menor

Enriquez, Mariana

ISBN

978-84-339-0806-3

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

La tiranía sin tiranos

La tiranía sin tiranos

Trueba, David

ISBN

978-84-339-1620-4

Editorial

Editorial Anagrama

Mas información

Los parentescos

Los parentescos

Martín Gaite, Carmen

ISBN

978-84-17308-88-9

Editorial

Siruela

Mas información

“El vestido azul”, de Michèle Desbordes

el 18 junio, 2018 en Libro de la Semana

El vestido azul

El vestido azul

Desbordes, Michèle

ISBN

978-84-16291-65-6

Editorial

Periférica

Mas información

Camille Claudel tuvo dos vidas. Una, impetuosa, “de rabia y de fervor”, durante la que formó parte del ambiente artístico parisino de finales del siglo XIX, en la que amó y odió a su maestro Rodin, y con la que esculpió su nombre en la historia del arte, gracias a la creación de esculturas como Sakountala, La edad madura o El gran vals, aunque el reconocimiento llegase demasiado tarde.

La otra vida transcurrió inmóvil, silenciada, sola y abandonada, y se prolongó durante los treinta años (¡treinta!) que permaneció recluida, en contra de su voluntad, en los manicomios de Ville-Évrad y de Montdevergues. Sobre todo, Montdevergues.

Es en ese escenario, y en esos “treinta interminables años”, en los que la escritora francesa Michèle Desbordes fija la mirada para la escritura de la novela El vestido azul, recién editada por Periférica. Una mirada enraizada en ese tiempo de silencio y de espera. Sobre todo, de espera. Desbordes recurre a un lenguaje lírico, a un ritmo lento con frases largas y repetición de expresiones, además de a imágenes muy potentes (la silla del pabellón, la ropa de color indefinido, las manos en el regazo o las anotaciones precisas en los cuadernos) para hacernos sentir la “larga, agobiante sucesión de días, siempre iguales”, en los que Camille espera la visita de su hermano Paul. Pasan días, estaciones, años, y ella no hace otra cosa más que esperar.

Y es desde ahí, en el letargo de Montdevergues, donde Michèle Desbordes evoca “el tiempo de antes y el tiempo de después”, donde explora de una manera delicada y profunda los recuerdos y sentimientos de Camille Claudel. El vestido azul es y no es la biografía novelada de una mujer bella y feroz que tuvo el don de “extraer de la arcilla, de la piedra, lo profundo y lo trágico de un sueño”. Los detalles de la vida de Camille están todos aquí para quien quiera jugar a reunirlos al final de la lectura. Están la infancia en Villeneuve, la relación conflictiva con la madre y la cercanía con Paul, el traslado a París, la relación tormentosa con Rodin y los momentos febriles de creación, los talleres con sus localizaciones exactas, como el del quai Bourbon, donde su salud física y mental se acabaría quebrando. Pero las referencias van surgiendo como pinceladas dispersas, como base en la que cincelar una exploración psicológica del alma de Camille.

Desbordes imagina y desenmaraña los distintos estados de ánimo de la escultora desde el lirismo de la suposición (“me la imagino sentada”, “es así como la veo”, “no se sabe cómo empieza”, “podría creerse que quizás”…), y usa el mismo recurso para evocar con su estilo sutil el contenido de las cartas intercambiadas con su madre, con Paul, con todo aquel que quisiera atender su súplica de liberación. Uno de los aspectos más interesantes de la novela es que no se centra tanto en la relación de Claudel y Rodin, sino que la figura masculina que surge con fuerza es la de Paul, el hermano al que espera ver aparecer en Montdevergues, el cómplice juvenil con el que cogían arcilla a manos llenas para que ella modelase su rostro, el poeta que no entendió que ella se perdiese, el cónsul que desde sus destinos extranjeros accedió en 1913 a internarla en un manicomio del que ya no saldría jamás porque “todo cuanto podía acabar había acabado”. Y, sin embargo, ella lo espera y recuerda “todo lo que soñaron, todo lo que debía ser la vida para ellos”.

Librería Palas, Sevilla

“Filek. El estafador que engañó a Franco”, de Ignacio Martínez de Pisón

el 12 abril, 2018 en Libro de la Semana

Filek

Filek

Martínez de Pisón, Ignacio

ISBN

978-84-322-3367-8

Editorial

Seix Barral

Mas información

Muchos grandes escritores llegan a serlo porque aciertan a plantar su bandera principal en el sitio adecuado, trabajando tenazmente para hacerse fuertes en el estudio detallado de un espacio (fundándolo, a menudo) o a veces de un tiempo, de una época. En ese sentido, hace ya muchos libros que Ignacio Martínez de Pisón comprendió que su territorio natural, el hábitat mejor para esos personajes siempre un poco pícaros y buscavidas que más le interesan, estaba ubicado en los sombríos aledaños de la Guerra Civil, prolongándose muy particularmente tiempo adelante, reptando a través del Franquismo hasta llegar con especiales ganas a los años sesenta, aquellos años de apertura y desesperación en los que se desarrollaban sus dos mejores novelas hasta hoy: Carreteras secundarias (novela que ya ha merecido una solvente edición crítica) y El día de mañana, la narración con la que el zaragozano demostró definitivamente que es capaz de las mayores hazañas literarias, y siempre sin experimentos estilísticos, sin saltos mortales, a través de personajes singulares pero creíbles, siempre a pie de calle.

En sus historias más recientes se ha instalado en los años cincuenta (La buena reputación, Premio Nacional de Narrativa) o se ha descolgado hasta transitar la Transición y los ochenta (Derecho natural), pero de repente se remonta hasta los tiempos de Enterrar a los muertos, y lo hace con un nuevo “relato real” que, en esos asuntos genéricos, tiene algo que ver con aquel celebrado libro sobre José Robles Pazos. A lo largo de Filek. El estafador que engañó a Franco, Martínez de Pisón apunta en dos ocasiones que “si esto fuese una novela…” (en una fórmula casi idéntica a la que su amigo Javier Cercas utilizó recurrentemente en El monarca de las sombras), colocando su texto en ese estimulante terreno fronterizo de las quests, ese subgénero narrativo fundado por A.J.A. Symons (en su genial A quest for Corvo) que mezcla a partes iguales biografía y novela, y que trata de contar los pasos reales de algún personaje esencialmente anónimo, gentes de quienes apenas quedan testimonios o documentos. Una de las características definitorias de la quest es la paradoja de que las lagunas ayudan, los datos que faltan hacen que todo sea más enigmático en un sentido no insatisfactorio sino sugerente, y eso tiene como consecuencia que esos curiosos libros estén más emparentados con la literatura que con la historia, siempre con un grado de ficción o una batería de especulaciones que pueden comprometer la veracidad, pero nunca la verosimilitud. En el caso del estafador Albert von Filek, Martínez de Pisón se ha encontrado en sus pesquisas con muchos silencios, muchas puertas cerradas, muchos archivos incompletos, y deja todo el rato claro en qué momento acaban los datos y comienzan las conjeturas. No podemos ni queremos adelantar ni una sola de las informaciones de este libro, pero es fácil comprender y compartir su sensación final, esa frustración ante las piezas que faltan en el puzle, pero es que son precisamente esas ausencias las que permiten la magia, las que dan lugar a esa disolución de la realidad en imaginación de la que nace la mejor fantasía, esa que está apegada ya no a lo real sino a la vida (que es mucho más que la simple realidad pues incluye lo soñado, lo anhelado, lo imposible).

En su meritoria investigación, con todo, el escritor se ha mostrado prudente y comedido, siempre cauto y sensato, y tanto lo que explica como lo que imagina parece impecable. Y Martínez de Pisón es, a la vez, un magnífico lector (y casi un crítico) de su propio libro, y además el mejor compañero de viaje posible para los demás lectores, pues va apuntalando la lectura con comentarios metalibrescos exactos. Es cierto, por ejemplo, que todo lo que tiene que ver con esa supuesta gasolina barata inventada por el falso inventor austriaco tiene algo cómico, casi simpático, pero Martínez de Pisón vuelve a colocarse en el centro de su propia narración en la página en la que debe ponerse serio y explicar en qué momento la complicidad que podía sentir por su personaje (o la seducción y la sensación de cercanía que pudiera ejercer sobre nosotros) queda plenamente anulada, al descubrirse ciertos asuntos de naturaleza gonzalezruanesca en determinadas estafas relacionadas con salvoconductos de judíos…

Sea como sea, la atracción del escritor por las dobles vidas ha vuelto a dar un resultado magnífico. En esa galería de retratos en la que ya teníamos delatores, espías, imitadores y arruinados, en esa pisoniana comedia humana del disimulo y la impostura, faltaba la figura de un timador a lo grande, y ahora la ha encontrado no en su propio ingenio sino en los periódicos de la época y en algunas crónicas posteriores (y concretamente, según explica en la presentación, la primera alusión a Filek la encontró leyendo la biografía que Paul Preston dedicó a Franco). Que esas referencias sean tan lacónicas e incompletas no es lo que lastra este libro sino lo que lo permite y engrandece, y Martínez de Pisón, además, ayudado por una buena bibliografía, ha sabido envolver las peripecias de Filek con informaciones muy interesantes sobre sus sucesivos contextos, desde la Austria natal hasta el Hamburgo final, pasando por las cárceles, la prensa y los pasillos ministeriales republicanos y franquistas, levantando un retablo del despropósito en el que pocos personajes quedan bien, porque muy pocos demuestran seriedad e inteligencia. El propio Franco, que obviamente no era un hombre tonto, incurrió sin embargo ante Filek en una candidez (o en eso que hace pocos años todo el mundo llamaba wishful thinking) inversamente proporcional a la estatura moral de su política. En una España secustrada y necesitada de toda suerte de milagros, lo postizo tenía muchas oportunidades. En este libro se explica de un modo formidable.

 

“Aire de familia. Historia íntima de los Baroja”, de Francisco Fuster

el 8 marzo, 2018 en Libro de la Semana

Aire de familia

Aire de familia

Fuster, Francisco

ISBN

978-84-376-3791-4

Editorial

Ediciones Cátedra

Mas información

Inaceptablemente joven todavía, pero veterano ya en estos asuntos de la filología, Francisco Fuster García (Alginet, 1984) es el responsable de que en los últimos años hayamos podido acceder a un buen puñado de libros descatalogados, desconocidos o directamente inexistentes por dispersos (nos referimos, claro, a las recopilaciones de artículos), y, como ya se ha señalado en otras ocasiones, eso le convierte en uno de los más activos representantes del renuevo generacional en los estudios sobre la “Edad de Plata de la cultura española” (1876-1936), junto a historiadores como Jordi Amat o Andreu Navarra en la literatura, Nicolás Sesma Landrin en la historiogafía o Idoia Murga Castro en lo que se refiere a las artes escénicas (y ningún buen lector debería perderse él catálogo de su flamante exposición Poetas del cuerpo. La danza de la Edad de Plata). Algunos de ellos trabajan desde la Universidad (o a pesar de ella…), y según los más pesimistas serán quienes apaguen la luz de estos estudios, lectores sin lectores, últimos representantes de una estirpe de las Humanidades. A la espera de que los hechos desmientan las profecías, podemos seguir leyendo y releyendo los libros que Fuster ha editado, con particular insistencia en Azorín y Julio Camba, con calas en Santiago Ramón y Cajal, Santiago Rusiñol, Rubén Darío o hasta el padre Benito Jerónimo Feijoo
Pero es verdad que Fuster siempre ha mostrado sin tapujos una debilidad palpitante por la figura de Pío Baroja, al que sólo en una ocasión ha editado directamente (sus Semblanzas), pero al cual ha abordado con la intermediación de otros autores, como el propio Azorín (reeditando, muy ampliado, su Ante Baroja), Camilo José Cela (Recuerdo de don Pío Baroja) o el doctor Luis Sánchez Granjel (El último Baroja). También había dedicado Fuster a Pío Baroja su único libro hasta hoy, procedente de su tesis doctoral, Baroja y España. Un amor imposible, que ante todo era un minucioso y conseguido análisis de El árbol de la ciencia. Pero ahora Fuster ha querido explicar que “no se entiende a Baroja sin los Baroja” (p. 95), de modo que, de la mano de los libros de recuerdos que los propios aludidos escribieron (no sólo las memorias de don Pío sino, por supuesto, Los Baroja, de Julio Caro Baroja, o ese libro precioso pero tan amargo de la madre de éste, doña Carmen Baroja y Nessi), el joven investigador ha escrito un volumen felizmente divulgativo pero incisivo cuando debe serlo, de estilo ligero pero penetrante en determinados detalles, breve pero completo, sintético pero suficiente. El asunto hubiera dado para dos mil páginas de reflexiones, divagaciones y aun digresiones, pero Fuster ha querido ser comunicativo, ofreciendo lo que será un recordatorio muy sugestivo para quienes ya hayan pasado por los libros citados, y lo que tal vez constituye un pequeño pero meritorio compendio para los nuevos interesados, como una introducción a la insoslayable lectura directa de la obra de los protagonistas de estas páginas, a los que Fuster, justificadamente, se refiere a menudo como “clan”.

Nos ha gustado la importancia que el autor da a las casas (las de Juan Álvarez Menizábal y Ruiz de Alarcon en Madrid, el caserón de Vera de Bidasoa…), los párrafos finales del capítulo dedicado a Ricardo Baroja y el modo de re-abordar una figura tan hipercomentada como la del autor de las Memorias de un hombre de acción: esa mezcla curiosa (pero no infrecuente) de sedentarismo y anhelos en alguien probablemente más huraño que introvertido, y sobre todo muy celoso de su independencia, austero, y trabajador inflexible, no tanto por vocación como por la convicción de que las cosas nunca se le tuercen del todo a aquel que siempre, sin apresurarse pero sin vacaciones, está dedicado a su tarea. Es algo que nos sucede a muchos: llega un momento en el que no es fácil distinguir felicidad de tranquilidad, y para estar tranquilos hay que estar produciendo, en parte por satisfacer el afán creativo pero sobre todo por las prosaicas necesidades del día a día. Y, sea como sea, si alguien estuviera tentado de atribuir ausencia de grandeza en una vida como ésa, un tanto frailuna, olvida que las cosas esenciales de la vida de alguien ocurren no tanto en la realidad como en el pensamiento, en la imaginación, en los sueños… y Baroja entregó un buen número de libros que demuestran que su vida, en ese sentido, fue majestuosa, rebosante de una riqueza a la que accedía más en su mesa de estudio que a la hora de sentarse a comer con los demás, mucho más hablador consigo mismo, y en sus papeles, que con un prójimo ante el que mostró más cordialidad que complicidad.

Hay muchos momentos altos en este libro, citas muy bien escogidas (Ernesto Giménez Caballero escribió que Baroja “tocaba las nubes con la boina”…), y a veces hasta los cabos sueltos son virtudes. No siempre, claro (Darío Baroja, muerto con veinticuatro años, merecía sin duda más espacio que las pocas menciones que recibe, y si esa marginación se debe a lo poco que sus familiares hablaron de él en sus libros entonces habría que escarbar en ese silencio, tan locuaz, o por lo menos tan misterioso…), pero hay un momento (pág. 127) en el que Pío Caro Baroja habla de unas cartas que su padre, el editor Rafael Caro Raggio, envió durante la Guerra Civil desde Madrid, donde estaba aislado, a su mujer y sus hijos, que sobrevivían como podían en el caserón de Itzea. Aquéllas eran “cartas llenas de tristeza, con destellos de ilusión y constantes recuerdos a Julio y a mí, cartas de un hombre que lo ha perdido todo y que escribe a una familia que a veces duda de su existencia por parecerle irreal. Son cartas llenas de un cariño profundo, puro, poético, escritas con los ojos empañados por las lágrimas y en las que cada palabra aislada encierra años de vida, de recuerdos y de sentimientos”. Hasta donde sabemos, esas cartas no se han publicado nunca, y nosotros queremos leerlas, de modo que, amigo Fuster, póngase, por favor, a ello.

“Leonora Carrington. Una vida surrealista”, de Joanna Moorhead

el 20 noviembre, 2017 en Libro de la Semana

Leonora Carrington

Leonora Carrington

Moorhead, Joanna

ISBN

978-84-16714-21-6

Editorial

TURNER PUBLICACIONES

Mas información

Una niña crece en Inglaterra acompañada de la imagen, de la sombra de una mujer de su familia de la que nadie parece querer hablar ya que muchos secretos son los que esconden y ocultan su figura. Pero esa niña se queda con los susurros que guardan esos secretos acerca de su prima Prim, esa sombra inolvidable y proscrita de su familia.

Pero ¿por qué ese silencio? ¿Quién es realmente Prim? ¿Qué pasó para haber sido prácticamente borrada? Muchas preguntas sin respuesta. Hasta que un día esa niña, ya adulta, descubre que Prim, sobre la que cae el peso de la desaprobación de toda su familia, es Leonora Carrington, una de las artistas más importantes del siglo XX e integrante del movimiento surrealista; a partir de ahí se desata su “obsesión”.

Joanna Moorhead, fascinada por la historia de su prima, decide viajar a México a conocerla, y de ese encuentro nacerá “Leonora Carrington. Una vida surrealista”, donde detalla la vida de la artista y la entrelaza con la historia del siglo XX de forma  equilibrada y muy bien documentada. Además Moorhead compartió con ella cinco años de conversaciones, recuerdos, compañía, conocimiento mutuo, cariño y admiración.

Leonora Carrington es dueña de una vida apasionante y de un gran talento artístico, todo ello basado en una rebeldía vital y en un instinto natural y libre que la llevaron a vivir y trabajar bajo sus propias decisiones.

Nace en una familia rica y acomodada de Lancashire, en Inglaterra, y abandona todo por irse junto a Max Ernst a París, donde se seguirá formando como artista y se llenará del excepcional ambiente artístico de aquellos años en torno a 1937, formará parte del grupo surrealista, amará intensamente, vivirá el estallido de la Segunda Guerra Mundial, conocerá la pobreza y el dolor, sentirá la locura, de la cual dejará testimonio en sus Memorias de abajo, se exiliará a México, se casará, tendrá dos hijos, vivirá sola en Nueva York y Chicago, escribirá cuentos y una novela, leerá mucho, creará esculturas maravillosas, cultivará amistades mágicas y esenciales durante su vida, pintará y pintará, y terminará sus días en México siendo reconocida por su talento e importancia en la historia del arte de los siglos XX y XXI pero eligiendo vivir aislada y al margen de focos y fama.

Joanna Moorhead realiza un lienzo de la vida de la artista británica que se mira, se observa y se lee con fascinación. Esa fascinación que se siente ante la revelación de un misterio.

Es un libro maravilloso escrito desde el rigor, el respeto y la emoción, desde el que se descubre una obra artística única, perturbadora y reveladora y desde el que se puede observar la vida desde la mirada de una mujer de espíritu independiente, valiente y libre.

Sagrario Santamaría, Librería Taiga (Toledo)

Un recuerdo a Stefan Zweig

el 9 septiembre, 2013 en Recomendaciones temáticas

El austríaco Stefan Zweig, setenta y un años después de su muerte, sigue siendo uno de los autores más recomendados, más escogidos por los lectores para pasar unos momentos inolvidables ante un libro. Un autor muy prolífico, versátil y único, un mago de la ficción y un gran biógrafo; un certero analista político y un genial creador de conmovedoras historias de amor. Un escritor que nunca ha dejado de estar presente en las librerías gracias a las constantes reediciones de sus obras por parte de varias editoriales de nuestro país y que siempre ha de ser tenido en cuenta por un buen librero (de los de oficio) a la hora de realizar una buena recomendación.

Stefan Zweig nació a finales del Siglo XIX en Viena, en una familia judía acomodada. Tuvo la enorme suerte de poder recibir una buena educación y codearse con la vanguardia cultural de su ciudad y muy pronto dio muestras de sus ambiciones literarias: con apenas 20 años comenzó a publicar sus primeras novelas y a obtener un éxito notable.

Aunque tuvo que participar en la Gran Guerra con el ejército austríaco, fue un reconocido antibelicista y lo proclamó en varias de sus obras. Ya en su madurez, comenzó a sufrir la persecución del III Reich por ser judío (poco convencido, pero judío al fin) y en cierta ocasión fue defendido por Strauss, quien se negó a eliminar su nombre del libreto de la obra que por entonces estrenaba.

Tras la prohibición definitiva de sus obras, huyó a América junto a su esposa Lotte. Una vez instalados en Brasil, convencidos como estaban de que de las ideas expansionistas de Hitler terminarían por cuajar en la Europa sumisa y decadente que tanto amaban, Lotte y él decidieron quitarse la vida juntos.

En los 61 años que vivió, tuvo tiempo de escribir joyas que no envejecen, obras de todo tipo que aguantan, como pocos autores consiguen, una reedición tras otra. Vamos a recomendaros con verdadera pasión de libreros, unas poquitas de estas obras (aunque cualquiera de las que podáis encontrar en la librería os satisfará de igual modo):

De entre todos sus ensayos destacan dos por su acertado análisis y su magia:

Reeditado recientemente por la valiente editorial Capitán Swing, Brasil, un país de futuro”, un libro que no es que no haya envejecido, sino que parece escrito ayer, en el que retrata un enorme país fértil y hermoso que puede enseñar a Europa como no caer una y otra vez.

Momentos Estelares de la Humanidad”, recuperado como gran parte de la obra de Zweig, por Acantilado es una especie de Atlas Personal de Historia Universal, en la que el autor recorre los momentos que marcaron el devenir de la historia de un modo subjetivo. Una joya que puede invitarnos a realizar nuestro propio canon de esos momentos clave.

De entre las biografías (si bien son todas estupendas), recomendamos la de Joseph “Fouché”, (Acantilado y Juventud, entre otras), un político carente de escrúpulos y moral capaz de hacer cualquier cosa para satisfacer sus ansias de poder. Un personaje muy interesante, pero que nunca fue retratado por ningún otro biógrafo, lo que hace este libro más valioso si cabe.

Entre las novelas largas, os recomendamos “La Impaciencia del corazón”, una novela deliciosa que, como si se tratara de una tragedia griega, indaga en los límites de la compasión humana, en la delgada línea que lo separa del amor. Un libro que atrapa y sobrecoge desde la primera página.

Entre las novelas breves, las maravillosas “novelettes” de Zweig recuperadas a lo largo de estos últimos años por Acantilado, y que guardan entre sí una gran similitud en la estructura (en todas las ocasiones quien nos narra la historia la ha escuchado a su vez de algún personaje en apariencia anodino), nos resulta muy difícil escoger (deberían ustedes leerlas todas). Pero hay tres que realmente se tornan especiales:

Mendel el de los libros”, que narra la mágica y trágica historia de un excéntrico librero de viejo que pasa sus días sentado siempre a la misma mesa en un café vienés.

Novela de ajedrez”, en la que asistimos a la terrible partida de ajedrez que disputan dos personas antagónicas, que muestran una diferente capacidad de resistencia ante la presión más extrema.

La obra que para este humilde librero sin duda es la mejor de todas ellas: Carta de una desconocida”, en la que asistimos a un monólogo desgarrador sobre el amor no correspondido, sobre los rincones más oscuros del corazón humano.

Javier M., Librería Canaima (Las Palmas de G.C.)