Estás navegando por el archivo de Arturo Pérez-Reverte.

“Una historia de España” de Arturo Pérez-Reverte

el 21 marzo, 2019 en Libro de la Semana

Una historia de España

Una historia de España

Pérez-Reverte, Arturo

ISBN

978-84-204-3817-7

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Más que un patriota, nos da la sensación de que Arturo Pérez-Reverte es alguien a quien le gustaría mucho poder serlo, pero al que se lo impide buena parte de las cosas que ahora ha reunido en las noventa mini-crónicas de este libro, procedentes de sus muy populares colaboraciones en un semanario. Y el recorrido que Arturo Pérez-Reverte hace por la historia de España, desde que era una inhóspita península conocida como la “tierra de conejos” hasta 1986, es tan divertido que puede conseguir que muchos lectores del autor se vuelvan adictos a la no-ficción. Se nota mucho lo bien que Pérez-Reverte se lo ha pasado escribiendo las sucesivas entregas de este repaso (en varios sentidos) nacional, y ese jolgorio íntimo, no carente de pesadumbre, se contagia.

Obviamente, cuanta más distancia o menos información hay sobre lo que se va contando, el relato se hace más conjetural y por tanto cauteloso, y es obvio que, puestos a repasar y polemizar, la actualidad tiene más posibilidades. Queremos decir que al llegar a la página 100 (de un total de 241) ya estamos en el siglo XVIII (superados incluso esos “Siglos de Oro” tan queridos por el autor, y en los que tantas veces ha situado sus narraciones), y sólo sesenta y seis páginas después comienza el complicado siglo XX. Parece más fácil tener una opinión más formada sobre José Antonio Primo de Rivera, Santiago Carrillo, o Adolfo Suárez, que sobre Viriato, el duque de Lerma o Zumalacárregui, o poder interpretar de un modo más despejado y firme la Transición (que Pérez-Reverte aplaude convencido) que, por ejemplo, lo que un rey aragonés llevó a cabo en la llamada “campana de Huesca”.

Aquel suceso, explicado en cinco líneas y muy bien enfocado, da perfectamente el tono del libro, anuncia lo que el lector puede encontrarse: “Por esa época, en Aragón, un rey llamado Ramiro II el Monje, conocedor de la idiosincrasia hispana, sobre todo la de los nobles -los políticos de entonces-, tuvo un detalle simpático: convocó a la nobleza local, los decapitó a  todos y con sus cabezas hizo una bonita exposición  -hoy lo llamaríamos arte moderno-”. También parece convincente su dictamen sobre el Concilio del Trento, donde “los españoles metimos la pata hasta el corvejón. O, mejor dicho, nos equivocamos de Dios: en vez de uno con visión de futuro que bendijese la prosperidad, la cultura, el trabajo y el comercio -cosa que hicieron los países del norte, y ahí los tienen hoy-, los españoles optamos por otro Dios con olor a sacristía, fanático, oscuro y reaccionario”. A menudo es aún más claro (aunque nunca tanto como cada vez que menciona a Fernando VII, el malo malísimo de este libro, y que, sepultado entre tantos y tan extremos insultos, casi llega a producir piedad…), y, por ejemplo, “la Primera República Española, y en eso están de acuerdo tanto los historiadores de derechas como los de izquierdas, fue una verdadera casa de putas”… Excesos como ése hay por todos sitios, pero el humor neutraliza cualquier posible indignación por parte de un lector inteligente, que acepta la insolencia y la constante “incorrección política” como marcas de la casa, y decide disfrutar de anacronismos tan desternillantes y reparadores como el que afirma que los árabes construían muy bien, y que jamás hubieran encargado nada, por ejemplo, al famoso arquitecto Ahmed Calatrava…

Puesto a repartir mandobles, Pérez-Reverte guarda munición, además, para casi todo el mundo, y consigue una curiosa forma de ser conciliador y casi equidistante, a base de golpear a diestro y siniestro (a derechas e izquierdas, queremos decir…): se muestra muy anticlerical, anti-nobleza, anti-Ejército, anti-chusma… y por supuesto, después, anti-franquista o anti-comunista… Pero también salva a algunos pocos reyes, a algunos políticos, a algunos generales, algunas comunidades… que intentaron dignificar “este putiferio secular donde malvivimos”… No parecen éstas palabras propias de un nacionalista español, sino más bien las de una especie de Larra, de vocación patriota pero desesperado por las derivas de su país, que se alegra de las victorias y las conquistas de su nación pero que lamenta que no sean más duraderas, más ilustradas, más pedagógicas y profundas.

“Los perros duros no bailan”, de Arturo Pérez-Reverte

el 19 julio, 2018 en Libro de la Semana

Los perros duros no bailan

Los perros duros no bailan

Pérez-Reverte, Arturo

ISBN

978-84-204-3269-4

Editorial

ALFAGUARA

Mas información

Hay libros de los que es difícil hablar. Hay libros que recordamos después de un tiempo de haberlos leído. Hay libros provocadores.

Pérez-Reverte regresa a su estado más puro para rendir homenaje a una de sus pasiones, los perros. Me ha recordado mucho a su Territorio comanche (convertida en lectura recomendada en muchos institutos), por aquello que se lee en ella de que en la guerra las víctimas principales, las únicas realmente inocentes, son los niños y los animales.

Una novela corta y magistral donde los personajes son perros, como en un nuevo coloquio cervantino. Animales de todos los estratos sociales (callejeros, guardianes, de pelea, residentes en mansiones de buenas familias…) pero todos ponen de manifiesto el valor de la amistad, la lealtad y el compañerismo. Son capaces de darlo todo por sus amigos.

Conoceremos los lugares donde acuden los perros cuando se escabullen del control de sus dueños, viajaremos a los ambientes más sórdidos donde los animales se convierten en carnaza, en un simple objeto económico, víctimas de las apuestas.

Entre la crítica social y el amor por los perros, un siempre polémico Arturo Pérez-Reverte, no nos deja indiferentes. Debemos tomar partido, yo me he convertido en un fan de Negro.

Víctor Castillón, Librería Castillón (Barbastro, Huesca)

Novedades editoriales sobre Tánger

el 18 enero, 2018 en Recomendaciones temáticas

En los últimos meses se ha publicado un sorprendente número de libros españoles que de uno u otro modo, con mayor o menor detalle, visitan la ciudad de Tánger. Entre ellos hay reediciones de clásicos, novela negra, testimonios autobiográficos y evocaciones de naturaleza exótica. A los poemas de Más allá Tánger, de Álvaro Valverde, o a los relatos de residentes ilustres como Paul Bowles o Tennessee Williams se añaden desde ahora estas siete novedades editoriales sobre un lugar tan cercano, tan lejano:

 

EVA, de ARTURO PÉREZ-REVERTE (ALFAGUARA)

En 1937 Tánger, dejando a un lado mitomanías y exageraciones, era un hervidero de espías, conspiradores, piratas de muchos tipos y buscavidas procedentes de medio mundo. Nuestro ya conocido Lorenzo Falcó ha de visitarla para un asunto relacionado, claro, con la Guerra Civil en curso. Muchos elementos narrativos atractivos, muchas tramas y líneas argumentales, muchas sorpresas y reflexiones laterales… forman una nueva novela del escritor español más exitoso y leído de hoy, que por primera vez sitúa en Marruecos una historia adictiva y trepidante.

Encuéntralo en tu librería.

 

NIEBLA EN TÁNGER, de CRISTINA LÓPEZ BARRIO (PLANETA)

La novela finalista de la última edición del Premio Planeta propone una búsqueda por una ciudad “cosmopolita y mágica”. El día de Nochebuena de 1951 un hombre ha desaparecido sin dejar rastro, y una mujer enamorada de él viaja hasta Tánger para indagar, con una novela en la mano, Niebla en Tánger, que ella intuye llena de extrañas pistas sobre el suceso, a pesar de no conocer a su autora… Con ese planteamiento tan intrigante, Cristina López Barrio ofrece una novela de amor y misterio, de revelaciones y silencios muy expresivos.

Encuéntralo en tu librería.

 

 

TÁNGER ENTONCES, de ANTONIO PAU (COMARES)

Antonio Pau, aplaudido biógrafo de Nietzsche o Hölderlin y editor de Julián Ayesta, pasó su infancia en Tánger, y ha esperado el momento adecuado para contarlo, con enorme madurez retrospectiva, en un libro pequeño e inmenso a la vez, sencillo pero muy nutritivo, que desmitifica ese Tánger que fue destino de mitómanos ociosos para retratar la ciudad real, la de la gente de a pie, la del día a día. Pau superpone un retrato colectivo de su familia con el plano de Tánger, consiguiendo una etopeya íntima de la ciudad, un precioso mapa autobiográfico.

Encuéntralo en tu librería.

 

CIUDADES QUE SE POSAN COMO PÁJAROS, de FERNANDO SANMARTÍN (XORDICA)

Con su prosa sencilla y poética, indagadora y eficaz, el escritor zaragozano Fernando Sanmartín ofrece un pequeño libro articulado con viajes a Lisboa o Bruselas, y que incluye también una escapada a Tetuán y Tánger que tiene algo de regreso a la semilla, pues anda tras las huellas de su padre, militar destinado décadas atrás en aquellas ciudades. Con su envidiable capacidad para sorprenderse por las cosas cotidianas, esos detalles nimios que pasarían normalmente desapercibidos, y con su habilidad para extraer significados asombrosos de situaciones mínimas, el paseo de Sanmartín por Tánger se hace inolvidable.

Encuéntralo en tu librería.

 


DORADOS DÍAS DE SOL Y NOCHE, de LUIS ANTONIO DE VILLENA (PRE-TEXTOS)

En este segundo volumen de sus memorias, Luis Antonio de Villena vuelve a ofrecer alusiones a sus viajes veraniegos al Tánger abierto, internacional, libérrimo, ambiguo y sensual de los años setenta (y al más reciente, ya irreconocible para él…), pero fue sobre todo en el primer tomo, El fin de los palacios de invierno, donde, en el capítulo titulado “Emilio y Tennessee” (que son, por supesto, Sanz del Soto y Williams), Villena dibujaba un mapa de aquella ciudad atractiva y estimulante, mitómana y sorprendente.

Encuéntralo en tu librería.

 

LA VIDA PERRA DE JUANITA NARBONI, de ÁNGEL VÁZQUEZ (SEIX BARRAL)

Si hubiese que leer un solo libro sobre Tánger, habría que quedarse con éste, verdadero clásico secreto que ha merecido ediciones críticas y una adaptación cinematográfica pero que sigue pendiente de ser descubierto. Una novela de 1976 experimental, sabrosa en su lenguaje, audaz en sus significados, aislada geográficamente pero adelantada en lo cronológico. Una novela aparte, diferente, con vocación (conseguida) de isla.

Encuéntralo en tu librería.

 

 

EN LA CIUDAD LÍQUIDA, de MARTA REBÓN (CABALLO DE TROYA)

La magnífica traductora Marta Rebón (a la que debemos versiones probablemente definitivas de El doctor Zhivago de Pasternak o de Las almas muertas de Gógol) debuta en la narrativa con un libro muy personal, en varios sentidos. Habla de sí misma, pero lo hace de un modo, además, muy particular y singular, sólo suyo, al hablar de varias ciudades que viven de cara al agua, decidida y vocacionalmente condicionadas por la cercanía de costas o grandes ríos (a la manera del Brodsky veneciano de Marca de agua). Una de ellas es Tánger, y su enfoque de la ciudad, como hace con San Petersburgo, está trenzado a la literatura, filtrado por la experiencia de Paul Bowles, “traducida” en sí misma a texto, a relato, a decorado de algo que se escurre.

Encuéntralo en tu librería.