La Astucia del Vacío de Jesús Aguado

el 24 septiembre, 2011 en Libro de la Semana

La astucia del vacío

La astucia del vacío

Aguado Fernández, Jesús

ISBN

978-84-92975-05-1

Editorial

Dvd Ediciones

Donde comprarlo

Este es, posiblemente, el mejor libro de Jesús Aguado. La astucia del vacío es la esencia, pacientemente destilada, de un enorme material narrativo que el autor fue recogiendo a modo de diario personal durante los casi 20 años en los que ha estado recorriendo el corazón de la India. Benarés es la ciudad en la que ha vivido durante más tiempo y en la que ocurren la mayoría de las situaciones de este libro plural y maravilloso.

Un libro sobre el cual el cineasta valenciano Miguel Angel Baixauli está preparando un proyecto de película, ambicioso y exquisito puesto que se enfrenta a un texto calidoscópico y complejo. El conjunto de fragmentos que forman el libro se entrelazan con el tema común que es: la impresionante ciudad india, y los innumerables instantes marcadamente literarios que presenta.

“Un país de sonrisas perfectas. Una niña que sonríe como las de aquí: mi utopía: quiero llegar a ser eso. He venido para aprender a sonreír como esa niña”.

 Jesús crea un texto que arde de vida, de referencias, de personas reales, de muertos, de horror, de sol, de esperanzas. Anécdotas diarias de la vida en la India, personajes en sus situaciones cotidianas, todo ello narrado con la voz de un poeta, pues en el fondo de todas sus líneas es la poesía la que se oculta y es de ese modo como las imágenes llegan a nosotros, filtradas por una especial sensibilidad que convierte a una niña arrastrando un animal muerto en la calle en un poema de amarga lucidez.

“Ninguna obsesión, ningún enigma: seducidos por los hermosísimos sonidos del amor, le hemos permitido al destiempo que nos ampute las alas”.

 El libro entero es como una epopeya de amor a la vida, como un registro de recuerdos, de impresiones, como un crisol de historias de arrabal…

El autor ha paseado estos años por ese universo, por ese mundo compuesto de mil mundos distintos, de almas y espectros, de vivos y muertos, de profetas y criaturas legendarias, de las cuales nada sabríamos sin lúcidos observadores como él: hablando con maestros y con iluminados, con gente de la calle, con el tendero o el barbero… es capaz de describir desde la letanía susurrada por la voz del bardo que cada tarde se sienta en el ghat hasta el tropezón del repartidor de leche en la mañana contra el cuerpo de una vaca dormida en la calle. El texto bulle de conocimiento, de vitalidad, de curiosidad y de aventura interior, y nace como el diario de un amante que intenta conjurar el vacío, la ausencia de quien ama en una espera concreta y toma como metáfora primera las fotografías que el propio autor iba haciendo de perros dormidos a la intemperie. Perros que, en su sueño, también esperan….como si dijese todo aquí está dormido, esperándote, esperando que llegues y lo despiertes…

Pero el texto acaba convirtiéndose en mucho más: en el testimonio de un amante de la vida, de la India y de su misterio, en el collage inmenso de quien conoce los lugares recónditos del alma y los transforma en poesía, de quien se echa a la calle a buscar los poemas, por que la poesía está en todas partes, en la suciedad, en la nada y el vacío, en la traición, la mentira y el miedo pero también en la luz, la esperanza y el amor.

“El insomnio haciéndole nudos al cuerpo. Revolverse durante horas en la cama, hacia un costado y el otro, bocarriba y bocabajo, hundido en las sábanas o incorporado para beber un sorbo de agua de la botella de plástico que gime con los cambios de temperatura, así hasta quedar inmóvil, prisionero de las lazadas de la mente”.

Leyendo a Jesús Aguado conseguimos comprendernos y comprender mejor lo que nos rodea, para situar las cosas en una medida más justa y respirar una bocanada de sabiduría. Una lección de observación y reflexión sobre el mundo en toda su grandeza y en toda su miseria. Aguado es un mago de las palabras, un creador profundo y con un inconfundible sello personal.

La Astucia del Vacío es además un libro íntimo por la vinculación del autor con cada una de las líneas escritas, con cada apreciación, con cada instante fotografiado. La selección de cada mensaje, de cada verso, la recolección de conversaciones, de pasajes de sueños, de citas de libros, de escritores y personajes, de compañeros de viaje y de amores y desconocidos…toda esa inmensa red de emociones con la que se teje este magnífico texto está tan profundamente ligada al autor que nos desvela la cartografía secreta de su persona, lo cual convierte este libro en un organismo vivo, lleno de emociones, de sensaciones, de imágenes y de recuerdos latiendo en cada frase con sangre propia.

La sencillez del lenguaje, la claridad con la que se nos explican las cosas es otra de sus características más destacables: no hace falta encriptar un verso para conseguir poesía. Con palabras sencillas se nos cuenta que la magia y el encanto están en todas partes, que la vida es un milagro, un universo extraordinario de acontecimientos y de experiencias al que pertenecemos todos y del que, de un modo u otro, todos participamos. Que hasta de lo más pequeño podemos aprender mucho si sabemos mirar, si sabemos escuchar, si sabemos tocar y oler, si sabemos probar y morder el mundo con hambre y con curiosidad y con ganas de extraer la savia y de convertir nuestro entorno, nuestro propio interior, en un poema.

Recomendado por Natalia Zarco, Librería Galatea (Cambrils)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>